su defensa pedirá un contrainforme

Caso ‘La manada militar’: el informe de ADN no encuentra responsables de la violación

El perfil genético de los acusados “no coincide” con los restos de semen, según confirma el laboratorio de Biología de la Comisaría General de Policía Científica de Madrid

Foto: Bobadilla Estación, lugar donde tuvieron lugar los hechos denunciados por la soldado (Efe).
Bobadilla Estación, lugar donde tuvieron lugar los hechos denunciados por la soldado (Efe).

Caso ‘La manada militar’: el informe de ADN no encuentra responsables de la violación denunciada por la soldado del Acuartelamiento del Ejército del Aire de Bobadilla Estación (Antequera), según fuentes próximas a la investigación consultadas por El Confidencial. El perfil genético de los denunciados por la soldado no coincide con el de los acusados de violar a la militar. Su defensa pedirá un contrainforme.

Un informe de la Brigada Provincial de la Policía Científica de Málaga confirmó la existencia de semen en los análisis efectuados para comprobar la denuncia de violación. “Se han evidenciado dos máculas, una primera de 34 milímetros de longitud, localizada en la pernera derecha de los pantis color ‘beige’ cuya morfología es longitudinal al eje de la pierna y una segunda localizada en la pernera derecha de los pantis mentados, de 9 milímetros de diámetro, cuyos análisis preliminares obtienen un resultado positivo en material biológico (semen), tanto con el estudio con haces forenses como con la prueba del kit de PSA”, indicó el informe al que tuvo acceso este diario.

La policía remitió otras pruebas (la de la existencia de más restos de semen en el pantalón del pijama de la soldado) al Laboratorio de Biología ADN de la Comisaría General de Policía Científica de Madrid. El abuso sexual de 'la manada militar' de Antequera se produjo en la madrugada del 10 de diciembre y empezó de esta manera. Celebraban la festividad de la patrona Virgen de Loreto del Ejército del Aire.

El antecedente de septiembre de 2017

La fiesta empezó al mediodía y a las 16:00 se fueron al pub Gabana de Bobadilla Estación para continuar con la diversión "y tapear algo", según consta en la denuncia presentada en Antequera el pasado 12 de diciembre. La soldado dio positivo en un test de detección de sustancias. Se ha extraído el ADN de nueve soldados para cotejarlo con el de la denunciante.

El caso tuvo un antecedente: septiembre de 2017. Uno de sus compañeros, la cogió por el pasillo, la empujó hacia su habitación y empezó a besarla. A la soldado no le desagradó. Continuó besándola. Llegado el momento de las relaciones sexuales completas, el soldado la tiró sobre la cama, entró otro compañero y ella aprovechó para salir de la habitación. La militar dijo, de manera expresa, que no quería tener relaciones sexuales.

El soldado fue en su busca. La volvió a empujar a la habitación. Ella aceptaba los besos, pero no más. Se produjeron tocamientos. Él insistía. Se bajó los pantalones e intentó el sexo anal con la soldado, que no se dejó. La militar tenía la regla, manchó la cama y el suelo y él le recriminaba que lo hubiera llenado "todo de sangre".

La denunciante no quiso entonces dar conocimiento de los hechos. No lo hizo por vergüenza "y por lo que pudieran pensar el resto de sus compañeros sobre su persona". Incluso llegó a decirle a quien le empujó e intentó relaciones sexuales no consentidas, "que no contase nada a nadie, que no quería que su reputación resultase dañada, ya que era muy vergonzoso para ella".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios