se le vio por última vez el martes en Las Hortichuelas

El niño desaparecido en Almería "quería ir a coger palos para construir una cabaña"

"Su madre y yo nos separamos cuando era pequeñito. Desde entonces, siempre le he traído aquí los fines de semana. Gabriel conoce muy bien esta zona", explica su padre a El Confidencial

Foto: Dispositivo de búsqueda de Gabriel Cruz, el niño de ocho años desaparecido en la barriada de Las Hortichuelas, en Níjar. (EFE)
Dispositivo de búsqueda de Gabriel Cruz, el niño de ocho años desaparecido en la barriada de Las Hortichuelas, en Níjar. (EFE)

Gabriel Cruz desapareció el martes 27 de febrero al mediodía en Las Hortichuelas, una pequeña barriada en Almería en la que su familia paterna tiene dos viviendas. El niño, de ocho años, salió de casa de su abuela en torno a las tres de la tarde para ir a jugar con su primo, pero su rastro se pierde en el sendero de 100 metros que separa ambas viviendas. A punto de cumplirse 48 horas de la desaparición, su padre, Ángel, rastrea una vez más las inmediaciones de la barriada este jueves, momento que aprovecha para atender a El Confidencial.

[Actualización: tras doce días de búsqueda, la Guardia Civil detuvo a la pareja del padre del pequeño Gabriel tras encontrar el cadáver del niño en el maletero de su coche. La autopsia reveló que el menor había sido estrangulado el mismo día de su desaparición]

"Su madre y yo nos separamos cuando Gabriel era pequeñito. Desde entonces siempre le he traído a casa de su abuela en Las Hortichuelas, tanto para las vacaciones como para los fines de semana. Gabriel conoce muy bien esta zona", explica. De hecho, el padre del pequeño asegura que nunca ha temido que su hijo anduviera solo por la barriada, y es que se trata de un lugar en el que todos los vecinos se conocen: "En verano puede llegar a haber un par de cientos de personas, porque aquí hay muchas segundas residencias, pero este fin de semana no creo que hubiese más de 20", comenta.

La Guardia Civil mantiene por el momento todas las líneas de investigación abiertas, pero la familia considera poco probable que el pequeño se haya perdido en la montaña. "Yo no soy ningún profesional en estos casos, pero no creo que se haya despistado y se haya ido por el campo. Gabriel siempre ha jugado por esta zona y nunca ha hecho algo así", asegura Ángel. De todos modos, el padre del pequeño no logra quitarse de la cabeza una frase que dijo Gabriel horas antes de desaparecer. "Mi hijo le contó a su primo que quería buscar palos y troncos para construir una cabaña. No creo que se desviara del camino, pero es una posibilidad...", reconoce con la voz entrecortada.

La familia confía en que las fuerzas de seguridad logren localizar a su hijo, pero Ángel insiste en que darán 10.000 euros a quien proporcione cualquier información relevante para la búsqueda. "Al poco de desaparecer hablé con varios amigos y decidimos colgar un cartel diciendo esto. Su madre ha dicho que no es verdad porque no se lo había comentado, pero la recompensa está ahí: daremos el dinero a cualquiera que nos diga dónde está nuestro hijo", afirma.

Aunque por el momento no han recibido llamada alguna en este sentido, sí son muchas las personas que se han puesto en contacto con ellos para mostrarles su apoyo. "Nos ha llamado gente de todas partes de España que no nos conoce de nada porque yo creo que sienten que Gabriel podría ser su hijo", explica. Sin embargo, no todas las llamadas son para dar ánimos, ya que varios videntes también les han asegurado que saben dónde está el pequeño. "Cuando me llaman videntes y me dicen que han visto a Gabriel aquí o allí, yo no puedo hacer nada más que ir adonde la Guardia Civil a contárselo. El valor que le den ellos a esta información es cosa suya. Yo no puedo callármelo".

El sendero de 100 metros

Apenas 100 metros separan las dos viviendas que tiene la familia de Gabriel en Las Hortichuelas, un recorrido que el menor acostumbra a cruzar desde que es pequeño. De todos modos, se trata de un sendero pedregoso en el que no hay viviendas alrededor, por lo que todo apunta a que ningún vecino volvió a ver a Gabriel después de que este saliera de casa de su abuela. "Junto al camino no vive nadie. Tampoco es que haya mucha maleza, pero sí que es verdad que va a través del campo", explica Ángel.

Una imagen de 2011 del sendero que conecta las dos casas de la familia de Gabriel. (Foto: Google Maps)
Una imagen de 2011 del sendero que conecta las dos casas de la familia de Gabriel. (Foto: Google Maps)

Dado que este es el último lugar en el que se sitúa al pequeño, los agentes eligieron el sendero como punto de partida para el dispositivo y, desde entonces, el radio de búsqueda ha ido aumentando. "Las patrullas de seguridad ciudadana comenzaron a rastrear la zona en cuanto se denunció la desaparición. Por la noche fueron también patrullas de tierra de la Guardia Civil de Almería y según ha salido el sol se ha organizado un dispositivo más amplio con perros, unidades subacuáticas, un helicóptero y alrededor de medio centenar de efectivos terrestres", explicaban este miércoles a El Confidencial desde la Guardia Civil.

Aunque el helicóptero no se ha podido utilizar la mañana de este jueves debido a las condiciones meteorológicos, el resto del dispositivo se mantiene. En las últimas horas han llegado además varios agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) a Las Hortichuelas en busca de nuevas pistas, para lo que se han registrado todas las casas de la barriada, incluidas las de los familiares de Gabriel.

A falta de que las fuerzas de seguridad logren algún avance, Ángel sigue rastreando la zona una y otra vez para encontrar a su pequeño.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios