la 'utopía' revolucionaria

La 'República Independiente de Marinaleda' expulsa a su única industria privada

La 'utopía' de Sánchez Gordillo en la que se mira la CUP: contratos públicos en la cooperativa El Humoso mientras el Ayuntamiento echa a empresas privadas

Foto: Juan Manuel Sánchez Gordillo (alcalde de Marinaleda) participa en el acto de la CUP en Badalona en favor del 1-O. (EFE)
Juan Manuel Sánchez Gordillo (alcalde de Marinaleda) participa en el acto de la CUP en Badalona en favor del 1-O. (EFE)

Desde el despacho del empresario José Antonio Capitán al del alcalde Juan Manuel Sánchez Gordillo hay pocos pasos. Apenas cinco minutos. La empresa Agroalimentaria Los Lugares está a las espaldas del ayuntamiento de Marinaleda (Sevilla). Por ahora. Capitán y su socio principal, Eladio Martos, anunciaron este viernes, al mismo tiempo que las empresas catalanas siguen aprobando su marcha de Cataluña, que ya no pueden más y que se van a instalar en un pueblo cercano con el que “ya casi está todo cerrado”.

Se irá la única industria privada, que da trabajo a unas 60 personas y que puede hacer sombra a la cooperativa pública El Humoso, donde el alcalde decide las cuadrillas de trabajadores que tendrán peonadas. El Ayuntamiento los ha desahuciado por una deuda de 3.169 euros que ya ha sido depositada ante notario y devuelto el dinero por el consistorio. Es el golpe al capital del alcalde revolucionario, el que inspira a la CUP catalana con sus discursos a favor de la autodeterminación de los pueblos. En el suyo, explica, quiere que todo sea público.

Cooperativa de El humoso en Marinaleda. (YouTube)
Cooperativa de El humoso en Marinaleda. (YouTube)

Pasadas las once de la mañana de este viernes Sánchez Gordillo estaba sentado en el despacho de la alcaldía con la puerta semiabierta. Escribía unos papeles que reivindican la titularidad pública de la tierra. El día antes estuvo en el Parlamento andaluz y fue recibido por el consejero de Agricultura. El alcalde está satisfecho. Ve posibilidades de que las tierras sigan siendo públicas. En enero se dio un ultimátum pero ahí siguen. Si algo ha hecho bien Sánchez Gordillo es trajinarse a los consejeros del Gobierno andaluz durante los últimos 39 años. El ayuntamiento está atestado de pasquines que ofrecen ayudas públicas, para el alquiler, el desempleo, centro de mayores, comedores, guarderías… Todo financiado por la Diputación y la Junta con logotipos de fondos europeos.

Prórroga para El Humoso

Publicaciones en Facebook de Sánchez Gordillo.
Publicaciones en Facebook de Sánchez Gordillo.

El Gobierno andaluz avisó en enero de que la cooperativa El Humoso estaba en una situación de “alegalidad” y advirtió de que en cualquier momento era posible el desalojo. Marinaleda explota esa finca desde 1992 en un acuerdo de cesión al que la ley andaluza puso fin en 2011. La Junta sacó a la venta sus tierras públicas y los agricultores tienen prioridad para comprarlas, a precio razonable, y seguir explotándola.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) insiste en un régimen público. Sánchez Gordillo oferta que la compra se haga a través de una fundación. La Junta exigía además una deuda de 5,7 millones de euros porque los agricultores deberían haber abonado, en estos 25 años, un canon anual a la Junta que nunca pagaron. El alcalde asegura que esa deuda no existe porque no se giraron nunca los recibos. En fin. Está contento. Tiene otra prórroga y este consejero, Rodrigo Sánchez Haro, es “mucho mejor” que la anterior, Carmen Ortiz. Él no va a dar esa oportunidad a la empresa que ha desahuciado.

El Humoso, la cooperativa que dirige el alcalde, es el motor económico del pueblo

El Humoso es el motor económico del pueblo. Allí trabajan entre 200 y 400 trabajadores en un pueblo de 2.000 personas. Es el SAT, controlado por el alcalde, el que decide quién tendrá contrato. El concejal socialista Mariano Pradas tiene claro que en este pueblo sevillano, donde las palabras “utopía” y “paz” están escritas en cada rincón, hay “un régimen clientelar de libro”. “Aquí el alcalde decide quién trabaja y quién no”, asegura cuando se le pregunta por qué el PSOE, único partido en la oposición, volvió a bajar de cuatro a dos concejales en las últimas elecciones. “Fue por la crisis, la gente volvía a depender de las peonadas del Ayuntamiento”, explica Pradas. “Aquí a la gente se le señala. Hay miedo. Si se paran a hablar conmigo por la calle no paran de mirar hacia los lados”, cuenta.

Plenos, ¿para qué?

Publicación en Facebook de Sánchez Gordillo.
Publicación en Facebook de Sánchez Gordillo.

Sánchez Gordillo atendió amablemente a este periódico. Sin prisa, responde a todo. Sobre la apertura de una investigación en la Fiscalía tras la denuncia del edil socialista porque llevan desde diciembre de 2016 sin celebrar un pleno ordinario, zanja rápido: “Este hombre no se dedica más que a esa cosa, a poner denuncias. Aquí el PSOE hace del PP”. El lunes, explica, hay pleno extraordinario con ruegos y preguntas. Los ordinarios no se celebran y punto.

A la entrada del ayuntamiento los mástiles están vacíos. No hay banderas. Enrollada en una farola ante la fachada principal está la 'estelada'. Ese es el truco. “Teníamos la bandera puesta desde el 11 de diciembre, desde la Diada, pero ahora como está la cosa más tensa, la han quitado”, explica. Sigue ahí pero nadie podrá decir que está en el ayuntamiento. “En estos momentos toca solidarizarse con la lucha del pueblo catalán en su conjunto, por eso la hemos tenido ahí, igual que otras veces la del pueblo saharaui, palestino, de Libia, de Irak...”, explica el alcalde.

La 'estelada' está enrollada en una farola, en la fachada principal del ayuntamiento de Marinaleda

El 1 de octubre estuvo de “observador internacional” en Santa Coloma de Gramenet pero todo estaba muy tranquilo en esa localidad así que se fue al centro de Barcelona, “a los barrios de ERC, a Gràcia, donde votó Ada Colau”, explica con satisfacción. Él, cuenta, como líder del SAT y de la CUT, siempre ha estado muy cerca de la CUP. “Somos nacionalistas desde el protagonismo de la clase obrera y de las clases populares”, sostiene.

"El imperialismo económico"

Más publicaciones de Gordillo en Facebook.
Más publicaciones de Gordillo en Facebook.

Los vecinos desfilan por el despacho del alcalde. Mientras él habla, un trabajador le indica: “Firme aquí. Es para justificar una subvención de la Diputación para una contratación”. Los turnos de preguntas de los vecinos, directamente a Sánchez Gordillo, se refieren a papeleo para cobrar ayudas o encontrar empleo de los planes públicos. “Pienso que ahora mismo reclamar soberanía no es una cosa del nacionalismo del siglo XIX, va mucho más allá, el mayor ladrón de soberanía ya no es Madrid, sino el imperialismo económico”, diserta Sánchez Gordillo.

Llama a los andaluces a salir a la calle el próximo 4 de diciembre. “Por intuición histórica los andaluces tenemos que salir a la calle pero no para enfrentarnos al pueblo catalán y sus reivindicaciones, sino para desde ya ser actores a los que tener en cuenta en el nuevo modelo de Estado, en las mismas condiciones que Cataluña o el País Vasco”, cuenta. “Todos los golpes de Estado han venido por la unidad de la patria”, proclama consternado por la posibilidad de que el Ejército llegue a Cataluña. “Allí hay gente normal. No son guerrillas”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), conversa con el líder de IU, Alberto Garzón (d). (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), conversa con el líder de IU, Alberto Garzón (d). (EFE)

El líder del SAT reivindica un papel más activo de Pablo Iglesias y Alberto Garzón para que se reforme la Constitución y se doble el pulso al Gobierno de Mariano Rajoy. “No me gusta la postura tibia de Podemos e Izquierda Unida. Hay que jugar la carta. Hay momentos en la historia en los que la neutralidad es complicidad”, indica. Le da fuerte al Rey . “Es impresentable, hay que mandarlo a su casa”.

"El Rey es impresentable. Hay que mandarlo a su casa", dice J. Manuel Sánchez Gordillo mientras arrea también a Pablo Iglesias y Alberto Garzón

Mientras el alcalde se explaya sobre Cataluña y la independencia, Capitán trabaja en su nave rodeado de tarros de cristal, envases de alcachofas, su gran negocio, y comida preparada. Su situación es límite. Han intentado la mediación con el Ayuntamiento sin éxito alguno. En noviembre de 2012 firmaron un contrato para instalarse en una nave municipal. Al principio el consistorio iba a participar como socio en un 41% pero los dueños de la empresa dejaron muy claro que no querían perder el carácter privado de la empresa y no hubo trato. Hicieron una inversión en la nave de 456.046 euros que el consistorio no reconoce. Entrega a El Confidencial una carpeta con toda la documentación. “Yo no hablo. Aporto papeles”, asegura.

Deuda de 3.000 euros

El 1 de agosto de 2017 a la Agroalimentaria Los Lugares les comunicaron la resolución del contrato sin previo aviso. Se abría expediente administrativo y se comunicaba que no se iba a prorrogar el alquiler. Desahuciados. Pese a los contratos para el pueblo y el pliego de características básicas de arrendamiento. Se ha depositado la supuesta deuda, 633,87 euros al año durante un lustro, 3.169 euros, pero la cantidad ha sido devuelta por el Ayuntamiento.

En el interior de Agroalimentaria Los Lugares, los trabajadores continúan con su tarea.
En el interior de Agroalimentaria Los Lugares, los trabajadores continúan con su tarea.

José Antonio Capitán tuvo el lunes un juicio tras una demanda del alcalde por amenazas. Lo ganó, según la sentencia que entrega a este periódico. Le dijo que iba a “lapidarlo políticamente”. Ahora tiene pendiente otro juicio por una paliza que recibió de una miembro del SAT. Enseña el parte de lesiones y la denuncia. También deja claro que desmontarán la nave, se irán a otro pueblo, perderán parte de la inversión, que hizo con un ERE de su anterior empresa y los ahorros de toda la vida, pero piensa demandar al Ayuntamiento y pedir una indemnización por todos los daños.

La empresa Agroalimentaria Los Lugares se va a trasladar a otro municipio y anuncia una demanda por daños contra el Ayuntamiento

Capitán es afiliado de IU por “una cuestión sentimental”, su suegra fue mano derecha de Sánchez Gordillo y dos de los socios de la empresa fueron concejales del Ayuntamiento. La virulencia de los mensajes del alcalde en sus foros públicos hacen difícil de creer todas estas relaciones.

Nadie habla

A la vista, el pueblo está muy tranquilo. Demasiado. Solo torna a la vida cuando los padres se arremolinan a las puertas de la escuela infantil y poco después del colegio. En la avenida principal del pueblo hay varios bares. En uno de ellos un grupo de cuatro mujeres rechaza comentar nada y en otra mesa dos hombres invitan amablemente a salir del bar a quien hace preguntas. Es la ley del silencio. “¿Tienen miedo?”, tampoco responden. Están molestos con tanto interrogante.

Trabajadores en el interior de la industria Agroalimentaria Los Lugares.
Trabajadores en el interior de la industria Agroalimentaria Los Lugares.

Hay un gran casa de la cultura, un albergue sin terminar, piscina municipal climatizada en obras sin mancomunar con otros pueblos, un centro deportivo Che Guevara… Todo se decide en las asambleas del SAT. “El día que entre allí otro alcalde mucha gente va a ir a la cárcel”, explica Capitán. “Es todo una ruina y de la última quiebra de El Humoso los salvó el dinero que vino de Venezuela para comprar el aceite”, asegura. “El alcalde se encarga de decirle a la gente que gracias a él tienen casa. Es el quien apunta con la libreta y señala a quien se separa”, añade el empresario. Es la 'utopía' de Marinaleda. Donde se mira la CUP, el sueño del histórico líder revolucionario que vuelve a ocupar el despacho. “Ha estado muchos meses en la cama, muy malito, qué alegría verlo aquí. Es que Juan Manuel es único, más bueno”, dice una señora que aguarda junto a su hija para entrar al despacho.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios