efectos del brexit

Susana Díaz, “en primera línea” del Brexit, avisa: la sanidad dejará de ser gratis

El colectivo de trabajadores españoles en Gibraltar pide diálogo y teme un cierre de la Verja como en 1969. Picardo exige que cesen las “amenazas” y quiere libre circulación

Foto: La presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)

Los 80.000 británicos con residencia en Andalucía van a dejar de tener sanidad pública y gratuita. Es una de las consecuencias directas más importantes del Brexit en la colonia inglesa en España, la mayoría jubilados afincados al sol en la costa andaluza. Susana Díaz, tras reunirse con colectivos del Campo de Gibraltar, ha dejado claro que estará “atenta y vigilante” con esta asistencia sanitaria y se ha declarado “en primera línea” del Brexit para paliar sus efectos.

El Instituto de Estadística de Andalucía habla de 80.000 británicos afincados en Andalucía. Pero la Junta tiene datos que indican que la cifra de afectados es mucho mayor, ya que también se da cobertura a turistas o desplazados de forma temporal a la comunidad. Entre las 120.730 asistencias a pacientes extranjeros desplazados temporalmente a la comunidad andaluza en 2015, el 48% procedía del Reino Unido. La Consejería de Sanidad indica que en el pasado ejercicio recibió 22,6 millones de euros para cubrir la asistencia a extranjeros desplazados de forma temporal. Como se paga por procedimiento médico y no por persona, es difícil tener un coste exacto, pero aproximadamente la mitad de esta partida, más de 10 millones de euros, se fue al colectivo británico. La Junta asistió a unos 60.000 extranjeros del Reino Unido el pasado año.

80.000 británicos 'al sol'

Entre los ingleses con residencia fija en Andalucía hay dos colectivos. El primero corresponde a personas que cotizan y trabajan en la comunidad y que no tendrán ningún problema. Seguirán pasando por hospitales y consultas públicas como cualquier otro español. El otro grupo, más numeroso, unas 80.000 personas que suponen el 28% de los residentes europeos en Andalucía, con datos del INE, sí que va a ver cambiar de forma importante su situación. Fuentes de la Consejería de Salud indican que habrá que replantear todas las prestaciones sanitarias a este colectivo y firmar nuevos convenios desde la Unión Europea o de forma bilateral con Reino Unido para normalizar esta situación.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El Servicio Andaluz de Salud indica que en 2015 la cuota total por residentes fijos europeos fue de 119 millones de euros. La compensación a las arcas públicas se realiza por saldos globales, es decir, sumando los importes facturados a extranjeros y restando la asistencia sanitaria a los andaluces desplazados en Reino Unido. Hay 9.000 andaluces trabajando ahora mismo en este país.

Susana Díaz se ha reunido con colectivos y administraciones del Campo de Gibraltar afectados por la salida de Reino Unido de la Unión Europea. La presidenta andaluza ha dejado claro que no piensa reunirse con el primer ministro del Peñón, Fabián Picardo, sin contar con el Gobierno central. Ante los recelos del Ejecutivo central por su visita a la zona, Díaz ha advertido de que es “muy leal”, pero ha exigido diálogo.

Pérdidas en el turismo

Los efectos del Brexit en Andalucía son muchos y directos. El primer impacto es para los 14.000 trabajadores que cada día cruzan la Verja para trabajar en Gibraltar. Habrá pérdidas para el turismo, con dos millones anuales de turistas británicos en Andalucía. En la balanza comercial, con Reino Unido como principal inversor en Andalucía y quinto país en exportaciones, también habrá repercusiones importantes.

Desde la Asociación de Trabajadores Españoles en Gibraltar (Asteg), Juan José Uceda celebró en declaraciones a El Confidencial el encuentro con la presidenta de la Junta y confió en que se abra un canal de comunicación directo con las administraciones. Uceda dejó claro que hay “gran pesimismo y preocupación” en la zona por las consecuencias del Brexit, sobre todo porque los trabajadores españoles no solo han visto desplomarse sus salarios con la caída de la libra, moneda en la que cobra la mayoría semanalmente, sino también porque al salir de la UE cambiará toda la normativa laboral. Hay preocupación por las consecuencias para las cotizaciones de la Seguridad Social o la cobertura sanitaria.

Los trabajadores españoles en Gibraltar temen un cierre de la Verja como en 1969 y miran al futuro "con temor y pesimismo"

El portavoz de los trabajadores españoles en el Peñón explicó que hay un temor extendido a que se repita el cierre de la Verja de 1969 y se bloqueen las fronteras. En su opinión, las advertencias del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, “están dañando los intereses de la zona” y han hecho “crecer las alertas”. El ministro ha advertido de que Gibraltar hará “un mal negocio” si no acepta la cosoberanía del Peñón y que habrá una nueva oferta en este sentido en septiembre. “La bandera española está ahora mucho más cerca del Peñón”, aseguró tras el sí de los británicos a abandonar la UE.

Según los datos oficiales, hay 9.000 españoles trabajando en la colonia británica, 5.400 fijos y el resto de contratas y servicios. La cifra se eleva a unas 14.000 personas contando con los extranjeros que trabajan en el Peñón pero viven fuera y cruzan cada día esta frontera. Y a las 18.000 incluyendo el movimiento de turistas. Durante los días posteriores al Brexit, se repitieron colas de dos horas en los accesos de forma puntual y “no justificada”, según Uceda.

Picardo reniega de la cosoberanía

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo. (Reuters)
El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo. (Reuters)

En el Peñón, el primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, sí que se reunió con los responsables de CCOO y UGT en Andalucía, Francisco Carbonero y Carmen Castilla. El mensaje de Picardo fue muy claro contra Margallo y su oferta de cosoberanía. Su oferta es que siga “garantizándose el libre movimiento de trabajadores” y que Gibraltar continúe siendo “un motor económico para la zona”. “El obstáculo”, advirtió, es “la actitud del Gobierno español” que pone “como precio” al libre movimiento y al mercado único “que se acepte la soberanía conjunta”.

“Es una amenaza muy obvia del señor Margallo y no es momento para que amenace a nadie”, subrayó, dejando claro que “nunca” aceptarán la cosoberanía. “La mitad de los que trabajan en Gibraltar vienen de fuera y hoy por hoy siguen siendo muy bienvenidos. Espero que cuando llegue la hora, España se moverá de amenazas y de reivindicaciones y será un aliado positivo”, subrayó el primer ministro. El 96% de los ‘llanitos’ residentes en la Roca votó por permanecer en la UE.

Desde CCOO-A, Francisco Carbonero insistió en que en el sindicato no están “preocupados por las banderas de Margallo sino por los trabajadores”, y reclamó la libre circulación de personas independientemente de los términos en que se fije el Brexit. Recordó además que el Campo de Gibraltar es una “zona muy castigada”. Desde UGT, Carmen Castilla reclamó seguridad para los 12.000 trabajadores que cruzan a diario para tener un puesto de trabajo con condiciones “dignas”, recalcó, algo que, aseguró, no ocurre con el nuevo empleo que se está creando en España.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios