este jueves formalizaba su credencial como diputado

El café entre Arenas y Gómez de la Serna en Sevilla contrasta con el boicot oficial del PP

El ahora diputado del Grupo Mixto del Congreso le dejó claro al dirigente popular que piensa formular alegaciones y defender hasta el final su actividad privada como comisionista

Foto: Fotografía de archivo de Pedro Gómez de la Serna. (EFE)
Fotografía de archivo de Pedro Gómez de la Serna. (EFE)

Javier Arenas tomó este jueves “un café” en Sevilla, en un restaurante próximo a la estación de Santa Justa, con el diputado por Segovia Pedro Gómez de la Serna. El encuentro se produjo en la sobremesa del almuerzo y fue conocido por El Confidencial y confirmado por Génova. La cita respondía, según fuentes del PP, a una petición del propio Gómez de la Serna, que este mismo jueves formalizaba su credencial como diputado en el Congreso de los Diputados después de que, desoyendo la petición de su partido, días atrás se acreditara como parlamentario a través de un procurador.

La imagen de Gómez de la Serna caminando por el Congreso en la más completa soledad y sin recibir el saludo de ninguno de los miembros de la bancada popular, contrasta con la que ofrecía en un céntrico bar sevillano charlando animadamente con Arenas.

El PP exigió al diputado que renunciara al escaño tras conocerse que estaba siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción por asesorar, junto a Gustavo de Arístegui, a cientos de empresas a través de la firma Voltar Lassen. El 'lobby' facturaba importantes comisiones a empresas que pujaban por conseguir obra pública en el extranjero. Actividad empresarial que compaginaban con su actividad pública.

El caso estalló en plena campaña electoral. A pesar de que en un principio Mariano Rajoy trató de rebajar la polémica, al final el PP apartó a los investigados de la campaña y después exigió que dieran un paso atrás. De Arístegui sí cedió a las presiones de su partido y dimitió como embajador en la India. Gómez de la Serna se mantiene firme, no ha renunciado y de momento se integrará en el Grupo Mixto de la Cámara Baja. Su acta es fundamental en una legislatura muy complicada donde cada escaño vale su peso en oro. El PP ha perdido, supuestamente, uno de sus 123 diputados.

Gómez de la Serna y Gustavo de Arístegui. (EFE)
Gómez de la Serna y Gustavo de Arístegui. (EFE)

Desde el PP aseguran que con este encuentro Arenas cumplía con su papel de vicesecretario general del partido. No es la primera vez que el político andaluz trata de resolver conflictos personales que atañen directamente a Mariano Rajoy. Se sabe que también tuvo en su momento un papel crucial en las conversaciones con el extesorero Luis Bárcenas. En esta ocasión, desde Génova insisten en que el PP sigue adelante con el expediente abierto a Gómez de la Serna que podría concluir con su baja de militancia.

El proceso interno liderado por el comité de derechos y garantías del partido está en fase de alegaciones. El que fuera número dos del PP por Segovia asegura que no piensa dar ningún paso atrás y que defenderá hasta el final que su actividad privada era “legal y compatible” con su papel público. Así, según fuentes del PP, se lo dejó claro a Arenas, a quien aseguran le une una amistad de “hace años”. No hay marcha atrás, insisten, para que entregue el acta, ya que ha tomado posesión como diputado del Grupo Mixto del Congreso.

Arenas eligió para su encuentro con Gómez de la Serna un lugar poco discreto. Un conocido restaurante cerca de Santa Justa. Ambos fueron vistos a la hora del almuerzo, si bien el político sevillano asegura que solo tomaron un café y que él ya había comido previamente en el Parlamento andaluz. El expresidente del PP en Andalucía anunció el pasado día 30 de diciembre que dejará su escaño en la Cámara autonómica y se dedicará plenamente a su papel como senador. De hecho, fuentes populares admiten que se perfila como presidente de la Cámara Alta.

Un retiro dorado, según interpretan algunos. Una posibilidad de seguir al pie del cañón en la primera línea de la política nacional, según entienden otros populares, que ven difícil que Arenas se retire en un momento en el que Rajoy necesita más que nunca preservar y mantener los equilibrios internos en el Partido Popular. La marcha de Arenas de Andalucía se produce después de que el actual líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, pidiera manos libres para liderar el partido, impusiera la renovación de los nombres más veteranos en las listas de las generales y pidiera margen para trabajar sin la alargada sombra de Arenas en el patio político andaluz.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios