Es noticia
Menú
Astapa (Estepona): ocho años de instrucción a cámara lenta
  1. España
  2. Andalucía
EL TSJA EXIGE A LA JUNTA “MÁS MEDIOS”

Astapa (Estepona): ocho años de instrucción a cámara lenta

La sala de Gobierno del TSJA se reúne y decide dar un sonoro golpe encima de la mesa para ver si se escribe de una vez por todas el punto final de Astapa

Foto: El exalcalde socialista de Estepona, Antonio Barrientos. (EFE)
El exalcalde socialista de Estepona, Antonio Barrientos. (EFE)

Esta es la historia de una trama de corrupción urbanística –de las más graves de Andalucía– con la instrucción judicial más dilatada. No sólo hace falta tiempo y recursos, sino que uno de los máximos acusados (el imputado exalcalde de Estepona Antonio Barrientos, del PSOE) que estuvo seis meses en la cárceldenuncia que apenas ha declarado 15 minutos en ocho años, como reconoció en una entrevista concedida a Málaga Hoy.

Y ahora, la sala de Gobierno del TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) se reúne y decide dar un sonoro golpe encima de la mesa para ver si se escribe de una vez por todas el punto final de Astapa, un caso por el que han pasado cinco jueces instructores. Exige a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía más medios materiales y humanos para acabar las pesquisas del Juzgado de Primera Instancia de Instrucción número 1 de Estepona.

En el caso Astapa están implicadas más de 100 personas, lleva siete años de instrucción y aún faltan 30 informes sobre irregularidades

¿Qué es lo más urgente? En primer lugar, sin más dilación, escanear el procedimiento de Diligencias Previas 1030/2007, “en el plazo más breve posible, con el fin de facilitar el manejo del procedimiento, su estudio y análisis judicial, así como ulteriores fases de traslado a las partes”. El TSJA hace como una suya una petición del juez de adscripción territorial que hasta el momento era el titular del Juzgado y que continuará en el mismo como sustituto hasta la cobertura de la plaza por su titular.

No es una investigación al uso. En el caso Astapa están implicadas más de 100 personas, lleva siete años de instrucción y aún faltan 30 informes sobre irregularidades en expedientes de disciplina urbanística, siete informes de contenido patrimonial encargados a peritos de Hacienda, así como dos informes policiales que se demoran desde hace años, por lo que “se acuerda dar traslado a la indicada UACC a efectos de que se valore la necesidad de requerir a las Administraciones competentes la urgente remisión de tales dictámenes periciales y documentación pendientes en dicho procedimiento”, según el TSJA.

Una secuela ‘pobre’ del caso Malaya

La memoria de 2014 del Alto Tribunal contenía una contundente frase sobre la situación del caso Astapa que indica hasta qué punto llega el hartazgo de la sala del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía: “La Justicia tiene que ser rápida para ser justa”. E insistía: “No se atisba a corto plazo ni la fase intermedia ni la consiguiente apertura de juicio oral”.

En la operación policial se detuvo a 25 personas y cinco personas entraron en la cárcel: aparte del exalcalde Barrientos, su jefe de Gabinete, los concejales José Ignacio Crespo y Manuel Reina y un empresario. La investigación de Astapa se inició en 2006 como una secuela pobre del caso Malaya de Marbella, el mayor escándalo de corrupción urbanística de la historia de España.

García Urbano calificó de 'chivato' a David Valadez, exalcalde y actual portavoz socialista, que fue quien denunció la existencia de esta trama

Detrás de este caso figura la recalificación de terrenos del municipio de la Costa del Sol. Se trataba de dar dinero a sociedades a un precio muy inferior al de mercado. En Estepona llegó el boom inmobiliario con más retraso que en Marbella. Barrientos llegó a la Alcaldía con una plantilla de 1.700 personas a nómina del ayuntamiento o de empresas municipales. Su antecesor, Jesús Gil Marín, el hijo del fallecido exalcalde de Marbella, llegó a prometer un empleo para quien se afiliara al GIL.

Barrientos presumía de su amistad con Javier Rojo (expresidente del Congreso de los Diputados), José Ramón de la Morena y José Tomás, todos asiduos a los veranos de Estepona y con vivienda en la localidad, ahora regida por el notario José María García Urbano, del PP, uno de los pocos alcaldes de Andalucía de las filas populares que ha logrado vencer con mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales del mes de mayo. García Urbano calificó de “chivato” a David Valadez, exalcalde y actual portavoz socialista, que fue quien denunció la existencia de esta trama.

Esta es la historia de una trama de corrupción urbanística –de las más graves de Andalucía– con la instrucción judicial más dilatada. No sólo hace falta tiempo y recursos, sino que uno de los máximos acusados (el imputado exalcalde de Estepona Antonio Barrientos, del PSOE) que estuvo seis meses en la cárceldenuncia que apenas ha declarado 15 minutos en ocho años, como reconoció en una entrevista concedida a Málaga Hoy.

Marbella Málaga Caso Malaya Jesús Gil
El redactor recomienda