TRAS PASAR POR CATALUÑA SIN FOTO CON MAS

Ana Botín sigue a su padre y elige a Susana Díaz para su primera foto institucional

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, ha elegido a la socialista Susana Díaz para su primera foto política en un gesto que, sin duda, dará que hablar

Foto: Susana Díaz y Ana Patricia Botín se reúnen en Sevilla. (EFE)
Susana Díaz y Ana Patricia Botín se reúnen en Sevilla. (EFE)

Ha sido hoy a las cuatro y media de la tarde en el Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz. “Sólo gráficos”. Así rezaba en la convocatoria oficial. La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, ha elegido a la socialista Susana Díaz para su primera foto política en un gesto que, sin duda, dará que hablar. La mujer más poderosa del mundo financiero y la socialista con más tirón del espectro político español. La entidad ha confirmado que la banquera había iniciado apenas 24 horas antes en Barcelona una ronda con los principales clientes y empleados del grupo financiero por España. Comunica también su intención de reforzar los lazos institucionales del Banco Santander con las comunidades autónomas. Andalucía es una región prioritaria.

En Cataluña, Ana Patricia Botín no ha mantenido ningún encuentro, al menos con carácter público, con un representante de la Generalitat. Desde luego no hubo foto con Artur Mas. En la capital catalana, se reunió con el Consejo Asesor Regional de Cataluña, que aglutina a representantes de las principales empresas regionales. También tuvo un encuentro con pymes y los rectores de las principales universidades catalanas. Tampoco existe, de momento, encuentro oficial con el presidente del Gobierno de España. 

Ana Patricia Botín recoge el testigo de su padre, que mantenía con la presidenta de Andalucía una relación fluida y que le dio su ayuda “cada vez que se lo pidió”, como agradeció públicamente Susana Díaz tras el fallecimiento del presidente del Santander en unas palabras de reconocimiento hacia su figura. Botín fue el pasado enero el primer gran empresario del país en reunirse con la presidenta de la Junta en una serie de encuentros con los principales representantes del Ibex 35 en España que marcarían la trayectoria política de Díaz.

Fotografía de archivo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y Emilio Botín. (EFE)
Fotografía de archivo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y Emilio Botín. (EFE)

Fue al comenzar este año cuando el difunto banquero dio un espaldarazo más a la proyección nacional de la presidenta de Andalucía en un encuentro en el que firmó un crédito de 500 millones para atender a gastos de tesorería de la comunidad autónoma y varios programas para operaciones con pymes, becas para un millar de jóvenes andaluces desempleados o partidas para la investigación médica. Botín sorprendió entonces al apostar públicamente por “el nuevo tiempo” que con Susana Díaz se abría en Andalucía y confirmó que era una región “prioritaria” para los intereses del Santander. Un mes antes ambos se habían reunido sin cámaras para preparar la estrategia.

El PP  no pudo ocultar su malestar por esa foto y su principal dirigente regional en aquel momento, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, reprochó a Díaz que un día aprobara una ley antidesahucios que expropia viviendas a los bancos, que el Gobierno frenó en el Tribunal Constitucional, y al día siguiente se hiciera una foto con un banquero. “Esto no hay quien lo entienda”, proclamó entonces. Tampoco gustó en absoluto la imagen a Izquierda Unida, socios del PSOE en el Gobierno andaluz, que tildó de “usura” la línea de crédito concedida por el Santander. Pero Susana Díaz, convencida de la estrategia, ha demostrado tener cintura política de sobra para combinar los guiños a los popes económicos y a sus socios comunistas.

Quienes estuvieron absolutamente encantados con esa novedosa imagen de la presidenta de la Junta fueron los empresarios andaluces, que también han sido recibidos en San Telmo y que siempre han aplaudido la ofensiva de la presidenta andaluza para captar inversiones y reforzar la imagen de la comunidad ante los gerifaltes económicos. Las relaciones de Díaz son hoy mucho mejores con la patronal que con los dirigentes sindicales de CCOO o UGT.

Susana Díaz y el Ibex 35

Botín fue el primero, pero no el último. Susana Díaz ha mantenido encuentros públicos con el presidente del Grupo la Caixa, Isidro Fainé; el de Telefónica, César Alierta o el de Endesa, Borja Prado. También es conocido que tiene una muy buena relación con José Manuel Lara, presidente del grupo Planeta. Además la presidenta de la Junta aprovecha sus visitas a otras comunidades autónomas para reforzar los lazos con los empresarios autóctonos, como ha hecho en Cataluña o Valencia. Un selecto club que arropa su gestión.

Susana Díaz, la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, y el presidente de la Caixa, Isidre Fainé. (EFE)
Susana Díaz, la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, y el presidente de la Caixa, Isidre Fainé. (EFE)

En su primer año al frente de la Junta ha mantenido encuentros públicos con casi toda la cúpula del Ibex 35, lo que jamás hicieron sus antecesores. Pese a que algunos critiquen que se rinda ante el poder económico, la dirigente socialista siempre deja claro que su prioridad es la creación de empleo y reforzar la imagen de Andalucía como una tierra atractiva para la inversión. La socialista niega que la colección de fotos que atesora en la web oficial de la Junta tengan nada que ver con su proyección nacional sino con la necesidad de la comunidad de aliarse con la iniciativa privada para remontar un dato de paro “insoportable”, como ella misma reconoce, y que no baja del millón de desempleados. La iniciativa ha partido del Santander. Ana Patricia Botín ha sido, según confirman desde el Gobierno andaluz, quien ha promovido el encuentro.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios