no acude finalmente a la reunión del cec

Ana Patricia Botín deja plantado al lobby empresarial de Alierta y al ministro Soria

La flamante presidenta del Banco Santander no ha acudido como se le esperaba a la reunión del Consejo Empresarial de la Competitividad, liderado por Alierta.

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín (Gtres)
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín (Gtres)

Ana Patricia Botín no ha empezado con buen pie las relaciones con sus compañeros del Ibex 35. La nueva presidenta del Banco Santander no va a acudir finalmente a la reunión del Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), presidido y alentado por César Alierta, su homólogo en Telefónica. Una reunión con un alto cargo del gobierno británico le ha impedido asistir al cónclave de los máximos ejecutivos de las mayores empresas de España, donde había mucha expectación por su aterrizaje.

Según distintas fuentes, Alierta había mantenido una conversación con Ana Patricia Botín en la que la heredera de la dinastía santanderina de banqueros se había comprometido a acudir a este encuentro en el que los líderes de las compañías más capitalizadas se reúnen para analizar la situación económica del país. De hecho, su participación estaba incluida en la convocatoria del almuerzo. Por el contrario, otras fuentes aseguran que la presidenta del Santander ya se había excusado ante el empresario aragonés por un encuentro fijado de antemano con representantes del Ejecutivo británico.

Sea como fuere, lo cierto es que Ana Patricia ha dejado plantado, no solo a los miembros del CEC, sino también al ministro de Industria, José Manuel Soria, que iba a presidir la reunión en la sede de Telefónica. La mayoría de los primeros espadas de esta organización acudieron al sepelio de Emilio Botín y a la posterior misa por el funeral. Por el contrario, Dimas Gimeno, el sucesor de Isidoro Álvarez en El Corte Inglés, si mantiene su compromiso y  si se va a estrenar como un integrante más de este lobby corporativo.

El presidente de Telefónica, César Alierta (Efe)
El presidente de Telefónica, César Alierta (Efe)

El encuentro, previsto con carácter ordinario desde antes de las vacaciones de verano, había adquirido en esta ocasión una especial relevancia con la incorporación y toma de poder institucional de los que ahora son, de largo, los dos ejecutivos más jóvenes dentro del poderoso cónclave que preside César Alierta.

Tanto Emilio Botín como Isidoro Álvarez dejaron su particular impronta en este selecto club empresarial creado en 2011 con una clara misión de apoyo e influencia ante los poderes públicos y del que forman parte las 17 empresas con mayor visibilidad y notoriedad del país. El vacío dejado por los recientes fallecimientos de los dos primeros espadas del Banco Santander y El Corte Inglés ha supuesto un duro revés para los promotores del Consejo Empresarial de la Competitividad que han trabajado intensamente estos días con los gabinetes de ambas presidencias para que sus nuevos titulares pudieran acudir a la reunión con el ministro de Industria.

Tanto Ana Botín como Dimas Gimeno encarnan, aunque sólo sea de manera circunstancial, un proceso de renovación dentro de la foto de familia que ha ilustrado habitualmente las sucesivas convocatorias del Consejo Empresarial de la Competitividad. En el caso del presidente de El Corte Inglés se produce un cambio de índole claramente generacional, dada la temprana edad, 39 años tan sólo, con la que el sucesor de Isidoro Álvarez se ha investido como presidente de una marca clave en la vertebración empresarial de España. Dimas Gimeno supone en este sentido la savia más nueva dentro de las empresas con mayor solera del país.

Imagen de archivo del Consejo Empresarial para la Competitividad (Efe)
Imagen de archivo del Consejo Empresarial para la Competitividad (Efe)

En lo que se refiere a la presidenta del Banco Santander, y por mucho que la cuota femenina produzca estragos en la consideración profesional que Ana Botín se tiene de sí misma, lo cierto es que su incorporación al Consejo Empresarial de la Competitividad permitirá la aparición de la primera mujer dentro de un colectivo privado hasta ahora exclusivamente de hombres. Ana Botín, de 53 años, aporta también un ejemplo claro de esa cantera de directivos jóvenes que cuentan, no obstante, con una dilatada carrera profesional y que tarde o temprano irán emergiendo como candidatos naturales de un obligado plan de sucesión dentro de las grandes corporaciones empresariales.

Un curso ‘movido’ para los grandes empresarios

El almuerzo que hoy se celebrará con el responsable de la política industrial en el Distrito C de Telefónica sirve, además, para inaugurar la nueva temporada del lobby empresarial después de la intensa actividad llevada a cabo en el último año en defensa de la imagen de Marca España y de la supuesta recuperación del país. El Consejo de la Competitividad y sus más destacados dirigentes en particular se han esmerado en una exquisita labor de proselitismo económico cuya eficacia ha redundado en una mejora radical de la percepción de España en los mercados internacionales.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios