aspirante a la Presidencia del PP andaluz

Moreno Bonilla: un ‘catalán’ nieto de jornalero al asalto de San Telmo

Sus padres emigraron a Barcelona en la década de los sesenta. El aspirante a la Presidencia del PP andaluz, nació en 1970 en la capital catalana

Foto: El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno (EFE)
El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno (EFE)

Sus padres emigraron a Barcelona en la década de los sesenta. Juan Manuel Moreno Bonilla, el aspirante a la Presidencia del PP andaluz, nació en 1970 en la capital catalana. Este nieto de jornalero regresó a los pocos años a Málaga con su familia y de allí no se movió hasta su primer gran cargo, que consiguió con 27 años: la Presidencia nacional de Nuevas Generaciones. Ángel Acebes fue su gran valedor en este proceso, en el que ganó al actual alcalde de Burgos, Francisco Javier Lacalle.

Empezó en la cantera del PP malagueño cuando lo dirigía el actual vicepresidente de Unicaja, Manuel Atencia. A los 23 años ya era presidente de Nuevas Generaciones de Málaga. Celia Villalobos se fijó en aquel chico que estudiaba Psicología en el Campus de Teatinos de la UMA y había demostrado dotes de organización en las NNGG para encargarle la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Málaga. Era 1995 y Villalobos no gobernaba con mayoría absoluta.

Con imagen de seriedad y carácter afable, estuvo apenas dos años en la concejalía hasta que en 1997 y durante tres años fue parlamentario andaluz. El salto a la Presidencia nacional de los cachorros populares le catapultó a Génova, donde se convirtió en uno de los hombres de confianza de Javier Arenas, Ana Mato (su actual jefa en el Ministerio) y Acebes. Rajoy también le conoció muy bien en esos años de trabajo gris, en el aparato de Génova, que conoce a la perfección.

Entre 2005 y 2011 fue responsable de los temas de política autonómica y local. En el año 2000, al abandonar la Cámara autonómica andaluza, asume un puesto de diputado por Cantabria, al no encontrarle hueco la dirección de Málaga en la listas de su provincia. Luego sí fue diputado malagueño, pero su nombramiento como secretario de Estado le impidió continuar con su escaño.

Aunque su nombre empezó a sonar desde la retirada de Arenas de la dirección andaluza del PP, como ya avanzó este diario, en todo el proceso del casting se ha mantenido al margen y ha visitado Andalucía “las veces justas para que su nombre no se viera directamente relacionado con el proceso de sustitución de Zoido”, aseguran a El Confidencial fuentes próximas a Moreno Bonilla, grado en Protocolo y Organización de Eventos por la Universidad Camilo José Cela y máster en Dirección y Administración de Empresas por la EADE.

El candidato a la Presidencia del Partido Popular de Andalucía tiene el reto de disminuir perfil malagueño en su proyección política en el asalto al Palacio de San Telmo, que ahora será regional con el gran hándicap de no tener un escaño en el Parlamento andaluz, reunir más consenso en la calle San Fernando y enfrentarse a Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, en constante crecimiento y con un liderazgo cada vez más sólido

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios