Es noticia
Menú
Abrigos con medias de verano y un Sánchez que no se ve perdiendo elecciones (tampoco frente al espejo)
  1. España
CRÓNICA

Abrigos con medias de verano y un Sánchez que no se ve perdiendo elecciones (tampoco frente al espejo)

Yo solo pido a estas alturas de mi vida tener una migaja de la seguridad de Pedro Sánchez cuando habla de las elecciones de mayo. O de la malversación, las relaciones con el PP, el CGPJ...

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se dirige a los medios de comunicación tras asistir al acto institucional del Día de la Constitución. (EFE/Chema Moya)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se dirige a los medios de comunicación tras asistir al acto institucional del Día de la Constitución. (EFE/Chema Moya)

"El partido socialista siempre sale a ganar. Jo, ja, ja. Es que soy madrileño. Somos como los de Bilbao". "¿La alcaldía de Madrid, ¿por qué no?". Y ya puestos, otros cuatro años como presidente del Gobierno. Yo solo pido a estas alturas de mi vida tener una migaja de la seguridad de Pedro Sánchez cuando habla de las elecciones de mayo. O de la malversación, las relaciones con el PP, el Consejo General del Poder Judicial.

Es un hombre que no se relaja ni duda jamás. La frase le sale sola, destila autoestima por los poros. ¿Que toca corrillo con los periodistas el día de la Constitución? Sea. Coloca la mandíbula, saca sonrisa, sabe que tiene que interpretar de nuevo, pero para otorgar cierto aire de cercanía al contexto suelta un par de nombres propios. “Estimado Juanma”. “Lo sabes bien, Carlos”. La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, asentía a cada una de las palabras de su jefe. “El partido socialista está más unido que nunca, aunque sé que a vosotros os divertía lo otro”. Jo, ja, ja. Gustarse, en definitiva.

Previamente, en el canutazo oficial, había hablado de que España va bien y avanza a pesar de la oposición conservadora y la ultraconservadora. Alberto Núñez Feijóo, por su parte, dijo nada más empezar a hablar “poner en valor” y les reconozco que a partir de ahí me costó un poco conectar, aunque sí mencionó las palabras concordia y libertad. Isabel Díaz Ayuso se puso a hablar de descentralización para protestar por la designación de Sevilla y La Coruña como sede de cosas importantes y justo apareció por ahí Juan Manuel Moreno Bonilla a saludarla y ella, como hemos hecho todas cuando nos han pillado en algún renuncio, disimuló divinamente.

Antes, todo lo demás. Muchos políticos buscando caso, periodistas en busca de fuente, intereses varios. Edmundo Bal declarándole la guerra a Inés Arrimadas comparándola en el fondo y en las formas con Luis XIV, diciendo que la lista de unidad no puede estar encabezada por ella y que son mentira algunas de las informaciones vertidas ayer en rueda de prensa por la todavía presidenta de Ciudadanos. “¡Y eso que no iba a hablar!”, bromeaba.

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en el Congreso (EFE/Chema Moya)

La Constitución cumple dos años menos que yo, y puede que ambas no estemos mal para la edad que tenemos. Es un texto que promueve afectos y reconocimientos, dijo la presidenta del Congreso, Mertitxell Batet. Es un texto que es la España que soñaron padres y abuelos, en la que pesa la educación, la cultura, las empresas, las instituciones. Es un sueño que nosotros, hijos y nietos, disfrutamos.

Es uno de esos discursos que te reconcilian con muchas cosas, con la necesidad de que el tono del debate parlamentario sea vibrante pero con argumentos, con la necesidad de la igualdad entre hombres y mujeres. Con la unidad. “Cuando hemos hecho algo juntos nunca nos hemos arrepentido”, dijo Batet. Se refería a la pandemia y a Ucrania, no a la izquierda como concepto.

Foto: La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta Económica, Nadia Calviño, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Chema Moya) Opinión

Me hubiera gustado preguntarle al presidente quién está detrás de la cuenta de twitter denominada @mrhandsome, pero no estaba el tono de los compañeros como para frivolizar de esta manera, así que me quedé con las ganas. A cambio, me fijé en algunos detalles.

En la necesidad de que todos y cada uno de los españoles en la medida de sus posibilidades inviertan en un buen abrigo. Necesario para días como el de hoy y para actos de este tipo. Hoy era día de media térmica, guantes y zapato cómodo. Pero era la España constitucional la congregada hoy en el Congreso de los Diputados, así que vimos de todo. Zapatos con talón al aire, falso terciopelo, medias de verano, estilismos de Nochevieja temprana y hasta una chilaba.

Luego estaban las Segrelles y el Padre Ángel, que son igual de necesarios que nuestra Carta Magna. La delegada del Gobierno, Mercedes González, Luis Arroyo, presidente del Ateneo, y el exministro José Luis Corcuera. “Es que siempre lo identifico con el de la ley de la patada en la puerta”, afirmó un compañero. La que escribe lo recuerda también entre las negritas de la prensa rosa por su amistad con el torero Palomo Linares y la que fue su mujer, Marina Danko.

Y estaban los de fuera. Los curiosos y los entregados al cabreo. Los que deciden que un día festivo se van a las puertas del Congreso a abuchear a las personas que no les gustan. También ellas forman parte del sueño que vivimos.

"El partido socialista siempre sale a ganar. Jo, ja, ja. Es que soy madrileño. Somos como los de Bilbao". "¿La alcaldía de Madrid, ¿por qué no?". Y ya puestos, otros cuatro años como presidente del Gobierno. Yo solo pido a estas alturas de mi vida tener una migaja de la seguridad de Pedro Sánchez cuando habla de las elecciones de mayo. O de la malversación, las relaciones con el PP, el Consejo General del Poder Judicial.

Pedro Sánchez
El redactor recomienda