Es noticia
Menú
Sánchez se abre a reformar con ERC el delito de malversación ajustado al 'procès'
  1. España
REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Sánchez se abre a reformar con ERC el delito de malversación ajustado al 'procès'

Desde el Gobierno avanzan que la hipotética reforma no afectaría a la "corrupción política", dando a entender que se ajustaría a los delitos en el marco del 'procès' y beneficiaría a dirigentes independentistas inhabilitados

Foto: Pedro Sánchez con Gabriel Rufián, portavoz de ERC, en una foto de archivo. (EFE/J.J. Guillén)
Pedro Sánchez con Gabriel Rufián, portavoz de ERC, en una foto de archivo. (EFE/J.J. Guillén)

El Gobierno se abre a reformar el delito de malversación de forma paralela al de sedición. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así lo ha asegurado este martes en conversación informal con los periodistas durante los actos institucionales por el aniversario de la Constitución, dando por hecho que ERC presentará una enmienda en la reforma del Código Penal que se está tramitando en el Congreso. Eso sí, el jefe del Ejecutivo ha querido dejar claro que ni habrá una rebaja de las penas por este delito ni tampoco retrocesos en la lucha contra la corrupción. El objetivo de los republicanos pasa por reducir las penas de inhabilitación asociadas a la malversación para poder concurrir a los próximos comicios electorales.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha insistido posteriormente en que la hipotética reforma no afectaría a la "corrupción política", dando a entender que se ajustaría a los delitos en el marco del 'procès' u otras situaciones donde se considere que no hay lucro personal ni de ningún otro tipo. La frase más repetida por ministros socialistas respecto a esta reforma es que se debe enfocar la reforma dentro del "derecho comparado", por lo que argumentan que, como con el delito de sedición, los cambios se orientarían a una homologación con la legislación de otros países europeos. Concretamente, estas mismas fuentes apuntaron a la legislación de países como Portugal, Italia o Francia.

Foto: Pedro Sánchez en una imagen de archivo (EFE/A. Carrasco Ragel)

Como ejemplo de esta separación entre corrupción política y malversación, un ministro socialista que ha estudiado las posibilidades de esta reforma apunta al caso de un alcalde que dedique fondos europeos a pagar las nónimas de funcionarios municipales. Un caso en el que habría malversación, entienden estas mismas fuentes, pero no corrupción política. "Con la corrupción política, cero empatía", concluyen desde el Gobierno a la espera de analizar la letra pequeña de la enmienda que dan por seguro que presentará ERC.

Dirigentes independentistas como Oriol Junqueras o Marta Rovira podrían volver a la primera línea política si se reforma el delito de malversación y por su aplicación retroactiva quedan exculpados. Sobre el exvicepresident de la Generalitat y actual presidente de ERC, Oriol Junqueras, pesa una condena de inhabilitación absoluta de 13 años. El tribunal del procés fijó hasta el 5 de julio de 2031 la imposibilidad de ser elegido para un cargo público. La secretaria general de ERC, Marta Rovira, huida en Suiza, incluso podría hacerlo solo con la reforma del delito de sedición, ya que sobre ella no pesa la condena de malversación. Con todo, la desaparición del delito de sedición ha llevado a algunos magistrados a considerar que la malversación también se vería afectada y tendría que decaer. La enmienda de ERC ofrecería así un doble blindaje.

Ante la posibilidad de que ERC aproveche la tramitación de la eliminación de la sedición para pedir también que se modifique la malversación, se insiste en el argumento del Gobierno de que es necesario esperar a que se presenten las enmiendas y el grupo parlamentario socialista pueda estudiarlas. Con todo, ya se ha comenzado a hacer pedagogía, marcando límites, pero también abriendo la puerta.

Foto: Gabriel Rufián. (EFE/Kiko Huesca)

El próximo viernes finaliza el plazo de presentación de las propuestas de modificación a la reforma del Código Penal pactada con ERC en el marco de la mesa de diálogo para la "desjudicialización" del procès. Sobre la posibilidad de estas enmiendas puedan beneficiar al expresidente andaluz José Antonio Griñán, tanto el presidente del Gobierno como otros ministros han remarcado que se garantizará que no se produzca ningún retroceso en la lucha anticorrupción. "El caso de Griñán es diferente", concluyen desde el ministerio de Presidencia. Sánchez sí ha avanzado que el grupo socialista presentará también enmiendas el viernes ante la reforma del Código Penal por el delito de sedición, pero no ha ofrecido ningún detalle de las mismas más allá de negar que vayan a orientarse a corregir la ley del solo sí es sí.

Los socialistas sí defendieron en 2015 suavizar las penas del delito de malversación cuando no comportase lucro personal. A la reforma del Código Penal aprobada con el Gobierno de Mariano Rajoy, desde el PSOE se presentó una enmienda para que "la autoridad o funcionario público que cometiere el delito del artículo 252 sobre el patrimonio público administrado" fuese castigado "con una pena de prisión de seis meses a tres años e inhabilitación especial para cargo o empleo público por tiempo de cuatro a 10 años". El castigo propuesto cuando hubiese enriquecimiento personal era de penas de prisión "de tres a seis años e inhabilitación absoluta por tiempo de seis a 10 años". Según el Gobierno, esta reforma no implicará rebaja de penas.

El PP enciende las alarmas

El malestar en el PP ha quedado patente tan pronto como ha trascendido el paso adelante que ha dado Pedro Sánchez. "Rufián se ha convertido en el mayor penalista de la historia de España", reaccionaban en el entorno del líder nacional, Alberto Núñez Feijóo, donde reiteran que el país se encuentra en una "amenaza constitucional desde hace cuatro años" por la "degradación explícita" de las instituciones. Las mismas fuentes explican que será "imposible" para Sánchez reformar la malversación sin que ello afecte a los condenados por corrupción.

En el fondo, en Génova ya contaban con que Sánchez revisaría el delito de malversación como 'pago' a ERC a cambio de que éstos les prestasen sus votos en la Cámara Baja para sacar adelante los últimos Presupuestos de la legislatura. Los populares han censurado públicamente que el Ejecutivo haya acelerado todas las tormentas legislativas que le rodean para diluir su impacto antes de que arranquen oficialmente las festividades navideñas. "Sánchez está limpiando la casa antes de enero", insisten en el equipo del líder nacional del PP.

Justo en el Día de la Constitución, el presidente del Gobierno ha confirmado, en conversación informal con los periodistas presentes en la Cámara Baja, que está dispuesto a tocar el delito de malversación si ERC presenta una enmienda a la reforma del Código Penal para rebajar la sedición. Y esa circunstancia ha puesto en guardia a la oposición. El propio Feijóo estaba presente este martes en la Cámara Baja y a pocos metros del presidente del Gobierno cuando éste daba a conocer sus planes. "Es una amenaza para la Constitución y para España que haya un Código Penal de autor", sintetizaban en Génova.

El Gobierno se abre a reformar el delito de malversación de forma paralela al de sedición. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así lo ha asegurado este martes en conversación informal con los periodistas durante los actos institucionales por el aniversario de la Constitución, dando por hecho que ERC presentará una enmienda en la reforma del Código Penal que se está tramitando en el Congreso. Eso sí, el jefe del Ejecutivo ha querido dejar claro que ni habrá una rebaja de las penas por este delito ni tampoco retrocesos en la lucha contra la corrupción. El objetivo de los republicanos pasa por reducir las penas de inhabilitación asociadas a la malversación para poder concurrir a los próximos comicios electorales.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)