Es noticia
Menú
El juez mantiene las actuaciones contra el comisario García Castaño a pesar de su ictus
  1. España
No ve justificada la inimputabilidad

El juez mantiene las actuaciones contra el comisario García Castaño a pesar de su ictus

El policía, conocido como el Gordo, es uno de los principales protagonistas del caso y había pedido que se valorara su incapacidad y el archivo de su responsabilidad penal

Foto: El comisario García Castaño. (EFE/Fernando Villar)
El comisario García Castaño. (EFE/Fernando Villar)

El ictus que sufrió el comisario jubilado Enrique García Castaño hace unas semanas no le dejará fuera del caso Villarejo. Al menos de momento. El Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional acaba de dictar un auto en el que mantiene las actuaciones contra el imputado a pesar de su enfermedad. El policía, conocido como el Gordo, es uno de los principales protagonistas del caso y había pedido que se valorara su incapacidad y el archivo de las piezas en que figura como investigado y que están siendo juzgadas por parte del tribunal. No se ha atendido su demanda.

En un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el juzgado argumenta que las consecuencias jurídicas que persigue la defensa de García Castaño "no casan con los documentos obrantes en la causa". Aunque "no se duda de la dolencia", el escrito indica que el forense que revisó el estado físico del policía no ha podido alcanzar de momento ninguna conclusión. El médico reflejó en su informe que no es posible, en el momento actual, "realizar una valoración relativa a una recuperación tanto en el campo físico como psíquico".

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo en el banquillo en octubre del año pasado. (EFE/Fernando Villar)

El juez, que desea "una pronta recuperación" al acusado, coincide con la Fiscalía Anticorrupción en que el Gordo no reúne la situación de inimputabilidad que alega su defensa. Que el juicio al que estaba siendo sometido junto al propio comisario Villarejo y otros acusados haya sido suspendido por su enfermedad no indica, defiende el magistrado, que no pueda retomarse si mejora.

El auto refleja que, más allá de la valoración del forense, la defensa no ha aportado "ningún otro documento médico que apuntale" que no pueda continuar como imputado. "Antes al contrario, la transcripción del informe forense resulta determinante de que dicha valoración del estado mental todavía no se ha llevado a cabo, porque no ha sido posible, por lo que no aventura ningún tipo de pronóstico o previsión en cuanto a la recuperación física y psíquica", agrega.

También defiende el juez que, al menos de momento, la incapacidad mental sobrevenida o "la situación de demencia" de García Castaño "no se ha acreditado", por lo que el archivo provisional de la causa no es posible.

Más de 80 años de cárcel

García Castaño se enfrenta a una petición fiscal de más de 80 años de prisión por su vinculación con dos de las piezas que juzga en estos días la Audiencia Nacional: Iron y Land. Anticorrupción le atribuye haber proporcionado datos obtenidos de las bases policiales al comisario Villarejo a cambio de pagos cuando todavía se encontraba en activo. La suspensión del juicio se acordó después de que su abogado, Aitor Martínez, informara de que había sufrido un ictus y que, tras el incidente, tendría que permanecer ingresado en una unidad especializada.

Foto: El comisario García Castaño durante su declaración en el juicio

En diciembre, durante su declaración, García Castaño trató de desmontar la acusación insistiendo en el papel que jugaba el comisario en la Policía. "Desde el año 94, toda la corporación de determinada escala sabía perfectamente cuál era su trabajo: era un policía en activo y se le permitía utilizar una estructura empresarial". Según aseguró, "Villarejo es un monstruo que han creado los políticos".

Apoyándose en este razonamiento, García Castaño se escudó en que la información facilitada a Villarejo siempre era para investigaciones policiales: "Todas las veces que el señor Villarejo me ha pedido datos, lo tiene grabado. Todas las veces. Esa costumbre mala que tiene este señor. Yo le he dado muchas veces al señor Villarejo los datos para operaciones policiales". "Yo le pedía una explicación: '¿Esto de qué va?". "Si tenía alguna duda, consultaba con el director adjunto operativo, el señor Eugenio Pino".

El ictus que sufrió el comisario jubilado Enrique García Castaño hace unas semanas no le dejará fuera del caso Villarejo. Al menos de momento. El Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional acaba de dictar un auto en el que mantiene las actuaciones contra el imputado a pesar de su enfermedad. El policía, conocido como el Gordo, es uno de los principales protagonistas del caso y había pedido que se valorara su incapacidad y el archivo de las piezas en que figura como investigado y que están siendo juzgadas por parte del tribunal. No se ha atendido su demanda.

Audiencia Nacional Comisario Villarejo Jueces
El redactor recomienda