Es noticia
Menú
UP rompe su unidad de voto por la división interna en la ley para abolir la prostitución
  1. España
EL PSOE SE ENCOMIENDA AL PP

UP rompe su unidad de voto por la división interna en la ley para abolir la prostitución

La confluencia catalana de los comunes, que lidera Ada Colau, contará con autonomía de voto al defender posiciones regulacionistas frente a Podemos. El PP comparte la propuesta del PSOE

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Emilio Naranjo)
La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Emilio Naranjo)

El debate sobre la abolición de la prostitución divide al feminismo y en Unidas Podemos se reflejan las mismas sensibilidades. Una problemática no resuelta que ha imposibilitado la toma de una decisión pactada en el seno del grupo confederal sobre la toma en consideración de la ley del PSOE para prohibir el proxenetismo en todas sus formas. Finalmente, el grupo ha decidido otorgar libertad de voto a sus diputados, por lo que Podemos e IU votarán a favor mientras que los siete diputados de En Comú Podem mostrarán su rechazo. La norma se discutirá hoy en el Congreso y todavía este lunes los morados no habían decidido si apoyar o no la iniciativa socialista. Se trata de "uno de los temas más polémicos dentro del frente feminista", reconocía un miembro de la dirección del segundo partido del Ejecutivo, sin descartar que finalmente se dé libertad de voto a sus diputados.

En la dirección de En Comú Podem se trasladaba que todavía se estaba estudiando si votar en grupo o hacerlo con autonomía dentro de la coalición de Unidas Podemos. No sería la primera vez que ocurre. Los morados ya fracturaron su voto cuando este mismo debate se produjo en el Congreso en 2019. Sin embargo, entonces se trataba de una iniciativa no de ley. La confluencia catalana de los comunes, que lidera Ada Colau, es quien más se resiste a dar su apoyo a la iniciativa, mientras que IU la respalda.

Foto: Foto: iStock.

Podemos, por su parte, presiona para que durante la tramitación se rebaje la norma del PSOE, apostando por incluir una alternativa vital a las mujeres en esta situación para comprometer así su apoyo. Los socialistas, sin embargo, no están dispuestos a modificaciones sustanciales. "No vamos a renunciar a nuestros planteamientos para contentar a alguien. Con la libertad de las mujeres no se negocia y sobre el lucro a la prostitución ajena tampoco", afirmaba tajante la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en rueda de prensa desde Ferraz tras la ejecutiva de su partido celebrada este lunes.

Los morados pretenden poner el foco en la industria proxeneta y sortear la prohibición a las mujeres que ejerzan la prostitución. Los comunes ya promovieron una enmienda a la ley del 'solo sí es sí' sobre la tercería locativa "para evitar que se dificulte, todavía más, la actividad que estas mujeres [en referencia a la prostitución] llevan a cabo" y justificándolo "porque apostamos por el derecho a tener derechos, también para las personas en situación de prostitución que así lo deseen". Una posición, la de recuperar la terceria locativa y el proxenetismo no coactivo, que también defendió la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la exvicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo. (EFE)

Desde el PSOE, reconocen que hay más sintonía con el PP que con sus socios de gobierno respecto a la medida que promueven para prohibir el proxenetismo en todas sus formas. Así, cuanto más se aleja Sánchez de sus apoyos para avanzar en que la abolición de la prostitución vea la luz, más se acerca a los populares.

En el PSOE son cada vez más conscientes de que la única posibilidad de sacar adelante su proyecto pasa por sumar sus votos a los del primer partido de la oposición, en cuyas filas ya han mostrado su predisposición a mantener una negociación abierta en la materia e, incluso, impulsar el que se convertiría en el primer acuerdo de la legislatura ente ambos para blindar una norma de carácter social.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, en los pasillos del Congreso. (EFE)

El PP demostrará esa intención este mismo martes, cuando votará a favor en el Congreso de la toma en consideración de la ley abolicionista impulsada por el PSOE. El sí de los populares permitirá a Sánchez salvar el primer escollo parlamentario del proceso legislativo de la norma ante el previsible rechazo de parte de sus socios habituales. Fuentes del partido de Alberto Núñez Feijóo aseguran que, en los últimos días, el equipo capitaneado por Cuca Gamarra y la diputada Marta González ha abierto conversaciones con Adriana Lastra y Andrea Fernández para abordar la norma socialista. Una interlocución que tildan de "cordial" y "productiva". El tono en esta materia se aleja de la tensión con que PSOE y PP afrontan otras cuestiones, como la renovación del CGPJ o la prórroga del decreto anticrisis del Gobierno.

Pero en el PP van incluso más allá. Reiteran que su intención pasa por tejer una red de seguridad para el texto abolicionista e inciden en que respaldarán a Sánchez en esta materia en lo que dure el trámite parlamentario siempre que el PSOE se abra a pactar revisiones o mejoras que completen el documento y otorguen la "máxima cobertura" legal a las víctimas de explotación sexual. Insisten en que coinciden en la "esencia" de la normativa, que grava las penas contra la industria proxeneta e intensifica la persecución de la trata desde una perspectiva abolicionista y no reguladora, como defienden otros espectros de la izquierda más tradicional.

“En esta cuestión vamos a permanecer con el PSOE hasta el final, siempre que quieran negociar y buscar consensos”. Los populares se comprometen a que dejarán a un lado “cuestiones partidistas”, aunque sí denuncian la tardanza de Sánchez a la hora de impulsar una norma integral y multidisciplinar de lucha contra la explotación sexual de mujeres y niñas.

El debate sobre la abolición de la prostitución divide al feminismo y en Unidas Podemos se reflejan las mismas sensibilidades. Una problemática no resuelta que ha imposibilitado la toma de una decisión pactada en el seno del grupo confederal sobre la toma en consideración de la ley del PSOE para prohibir el proxenetismo en todas sus formas. Finalmente, el grupo ha decidido otorgar libertad de voto a sus diputados, por lo que Podemos e IU votarán a favor mientras que los siete diputados de En Comú Podem mostrarán su rechazo. La norma se discutirá hoy en el Congreso y todavía este lunes los morados no habían decidido si apoyar o no la iniciativa socialista. Se trata de "uno de los temas más polémicos dentro del frente feminista", reconocía un miembro de la dirección del segundo partido del Ejecutivo, sin descartar que finalmente se dé libertad de voto a sus diputados.

Prostitución PSOE
El redactor recomienda