Es noticia
Menú
Podemos acusa a Sánchez de adjudicar a dedo la organización de la cumbre de la OTAN
  1. España
Boicot a la cumbre

Podemos acusa a Sánchez de adjudicar a dedo la organización de la cumbre de la OTAN

Los morados, que no han acudido al acto que conmemora la entrada de España en la Alianza Atlántica, tampoco asistirán a la cumbre programada para los días 28 y 30 de junio, donde España será el anfitrión

Foto: Las ministras de Podemos Ione Belarra e Irene Montero. (EFE/Kai Försterling)
Las ministras de Podemos Ione Belarra e Irene Montero. (EFE/Kai Försterling)

La cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid entre el 28 y el 30 de junio con España como anfitrión, abre una nueva brecha en el Gobierno de coalición. Podemos ha cargado con dureza contra la organización del evento, al que no acudirá, y ha acusado al ala socialista del Ejecutivo de "adjudicar a dedo" los 37 millones de euros que costará el encuentro, aunque sus ministros dieron el visto bueno en el Consejo de Ministros. Los miembros de la formación morada tampoco han acudido este lunes al acto que conmemora el 40º aniversario de la adhesión española a la Cumbre Atlántica, que sí ha contado con una notable presencia de dirigentes y cargos del PSOE.

El coportavoz de la formación morada, Javier Sánchez Serna, ha explicado en rueda de prensa que el rechazo es un ejercicio de "coherencia" por su posición contraria al envío de armas a la guerra de Ucrania y elevar el gasto militar, convencidos de que las actuaciones de la OTAN no contribuyen a traer la paz. "Si nos dan a elegir entre multiplicar tanques y metralletas o contratar más profesores (...) Lo tenemos claro", ha declarado.

Foto: El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (i), conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), este lunes en Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Podemos, sin embargo, no se ha contentado con las críticas a la OTAN y ha deslizado la existencia de irregularidades en la organización de la cumbre. Sánchez Serna ha hablado de supuestas adjudicaciones a dedo, en referencia a los gastos de los ministerios de Exteriores e Interior sobre el operativo de seguridad. Lo llamativo es que ha hecho la denuncia pese a que los ministros de Podemos autorizaron la operación en el Consejo de Ministros. Era un requisito indispensable, según la ley de contratos del sector público, al superar los 12 millones de euros.

El Ejecutivo autorizó varias operaciones, como la contratación de la cesión temporal de espacios y prestación de servicios y suministros, por un valor estimado de 29.752.066,11 euros, o el material necesario para el dispositivo policial, por casi 2 millones de euros. También para el servicio de desarrollo, implantación y adecuación evolutiva de un SCADA corporativo y sistema de video streaming en los Centros de Gestión de Tráfico, por 18.886.539,16 euros, entre otras actuaciones.

Javier Sánchez Serna ha insistido en que Podemos defiende abogar las vías diplomáticas, incluso después de la invasión de Vladímir Putin y las evidencias de crímenes de guerra señaladas por la ONU. Así, tras señalar que la cumbre puede ser "más o menos importante" para su socio de coalición, el PSOE, han reiterado que lo adecuado sería evitar el conflicto armado y organizar una gran conferencia de paz, con el objetivo de mostrar el impulso de los países europeos a un alto al fuego.

Sánchez ha alabado el papel de la OTAN y ha considerado que es preciso abordar una mayor inversión en gasto militar

Sobre las ausencias, el coportavoz de Podemos ha explicado que ninguna ministra ha acudido porque defienden que la prioridad es dar un mensaje de paz, donde España debe ser un referente, y reforzar el estado de bienestar, con más inversión en gasto social. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, fue invitada, pero tampoco asistió por tener una cita médica que coincidía con el acto, según explicaron desde su entorno. Los morados han tratado de justificar sus postulados citando otras voces que empiezan a señalar lo mismo, como el exalto representante de la Unión Europa para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Javier Solana.

Mayor inversión militar

El acto de conmemoración del 40 aniversario de la entrada de España en la OTAN, presidido por el Rey y por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunió a tres de sus antecesores, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, y al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. En el acto, Sánchez ha alabado el papel de la Alianza y ha considerado que es preciso abordar una mayor inversión en gasto militar con el fin de garantizar la estabilidad y la seguridad de España y que conflictos como el de Ucrania no pongan en riesgo el actual modelo democrático.

Foto: Joe Biden y Pedro Sánchez, en la cumbre del G-20 en Roma. (EFE/EPA/Riccardo Antimiani)

“Voy a transmitir a los españoles que debemos hacer ese esfuerzo, porque mucho mayor es el coste de quedarse de brazos cruzados mientras se pone en jaque lo más elemental, lo más fundamental de nuestra sociedad, como es la libertad y nuestro modelo de convivencia pacífica y democrática”, declaró Sánchez, que en un mes será el anfitrión de la Cumbre con la oposición de sus socios de Gobierno.

Posición de IU

La posición de los morados es plenamente compartida por IU, sus socios en Unidas Podemos. La portavoz federal de la formación, Sira Rego, ha explicado que la ausencia de representantes de su formación está "más que justificada" desde su posición histórica, pues entienden que la OTAN es un "instrumento para la guerra". "Somos una organización política comprometida con la paz y que pone en el centro el valor de la vida", ha insistido Rego. IU tampoco apoyará la reunión de la Alianza Atlántica de finales de junio y sí respaldará la "cumbre alternativa por la paz", que convocarán movimientos sociales.

Foto: Zelenski habla al Congreso de los Diputados. (EFE/Kiko Huesca)

No es la primera vez que la guerra de Ucrania divide al Gobierno de coalición. Primero, a cuenta del envío de armas, con el PSOE y Unidas Podemos defendiendo discursos contradictorios. Semanas después, durante la comparecencia telemática de Volodímir Zelenski en el Congreso, el ala morada fue más allá y trató de boicotear el acto, con varios diputados y miembros de Podemos e IU criticando al presidente de Ucrania y negándose a acudir a la Cámara Baja.

La cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid entre el 28 y el 30 de junio con España como anfitrión, abre una nueva brecha en el Gobierno de coalición. Podemos ha cargado con dureza contra la organización del evento, al que no acudirá, y ha acusado al ala socialista del Ejecutivo de "adjudicar a dedo" los 37 millones de euros que costará el encuentro, aunque sus ministros dieron el visto bueno en el Consejo de Ministros. Los miembros de la formación morada tampoco han acudido este lunes al acto que conmemora el 40º aniversario de la adhesión española a la Cumbre Atlántica, que sí ha contado con una notable presencia de dirigentes y cargos del PSOE.

OTAN PSOE Vladimir Putin Izquierda Unida