Es noticia
Menú
"El encuentro de Felipe VI con su padre está cercano, en España, y conforme a lo pactado"
  1. España
Prudencia de la Casa del Rey

"El encuentro de Felipe VI con su padre está cercano, en España, y conforme a lo pactado"

La Casa del Rey se atiene a la "hoja de ruta" acordada con Juan Carlos I en su carta de 5 de marzo pasado: visitas temporales y residencia privada. Padre e hijo se emplazaron a verse sin fecha ni lugar

Foto: Felipe VI y el jeque Mohamed Bin Zayed Al Nahyan, durante la visita a Abu Dabi de ayer para dar el pésame. (EFE)
Felipe VI y el jeque Mohamed Bin Zayed Al Nahyan, durante la visita a Abu Dabi de ayer para dar el pésame. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ayer, domingo, saltó la sorpresa. La Casa del Rey informó en un comunicado del desplazamiento de Felipe VI a Abu Dabi para "trasladar sus condolencias al nuevo presidente de Emiratos Árabes Unidos por el fallecimiento de Su Alteza, el Jeque Jalifa Zayed al Nahyan". Pero lo que se convirtió en noticiable no era que el jefe del Estado se desplazase, como otros, a los Emiratos Árabes Unidos para expresar personalmente el duelo por la muerte del Jeque, sino que el Rey no aprovechase la ocasión para saludar a su padre, Juan Carlos I, que reside en Abu Dabi desde el 3 de agosto de 2020.

Fuentes cercanas a la Zarzuela consultadas por El Confidencial aseguran que esta no era la ocasión adecuada para un encuentro entre padre e hijo porque la hoja de ruta para que se produzca está trazada por el propio Juan Carlos I en la carta que dirigió al Rey, el pasado día 5 de marzo. Efectivamente, el emérito trasladó a Felipe VI, una vez archivadas las diligencias del Ministerio Fiscal que, "tanto con mis visitas, como si en el futuro volviese a residir en España, es mi propósito organizar mi vida personal y mi lugar de residencia en el ámbito de carácter privado para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible".

En función de esas afirmaciones, ha quedado entendido entre padre e hijo que el encuentro entre ambos se producirá en España y, según ha sabido El Confidencial, "no debería estar lejano". De esa carta se deduce también que Juan Carlos I no aspira a residir en la Zarzuela, sino en un "ámbito privado", desmintiéndose así la supuesta presión del rey emérito por regresar a pernoctar en la sede de la Jefatura del Estado. Juan Carlos I mantuvo una breve conversación telefónica con el Rey quien se remitió a un próximo encuentro en España en las condiciones ya establecidas y acordadas, aunque sin fijar fecha y sin determinar que el lugar de la entrevista fuese Madrid.

Foto: Felipe VI y la reina Letizia durante una visita a Extremadura. (EFE/Ballesteros)

Estos criterios de actuación fueron los que asumió Juan Carlos I en su conversación —el mismo 5 de marzo— con su abogado Javier Sánchez Junco y que le fueron propuestos por la Casa del Rey, previamente hablados con la Moncloa. Como informó El Confidencial ese mismo día: "Durante estas visitas o estancias [en España] no se alojaría en la Zarzuela por ser "la sede de la Jefatura del Estado", sino en los lugares en los que fuera invitado o a los que se desplazase por cualquier otro motivo. Se consideraría, no obstante, "normal" que el rey emérito se desplace a la Zarzuela —donde, además de los reyes y sus hijas, reside doña Sofía— para estar con su familia, pero de manera privada y, por lo tanto, sin presencia de medios de comunicación y "sin pernoctar allí". También se descarta que la Casa del Rey vuelva a abonar a Juan Carlos I la asignación presupuestaria que suspendió Felipe VI en marzo de 2020. En todo caso, un problema serio de salud de Juan Carlos I —que ahora es buena al margen de sus problemas de movilidad— justificaría su traslado a España."

También avanzó este diario en la crónica titulada "Zarzuela sugiere al emérito que visite España pero que resida en Abu Dabi" que la primera visita de Juan Carlos I se produciría después de la Semana Santa y antes de mediados de junio. Después, y hasta que no se establezca lo contrario, el emérito regresará a Abu Dabi en donde ha fijado de manera "permanente y estable" su residencia.

"No tenía sentido", según medios diplomáticos, que el objetivo de la visita de Felipe VI se viese oscurecido por una entrevista entre padre e hijo

Por otra parte, "no tenía sentido", según medios diplomáticos, que el objetivo de la visita de Felipe VI se viese oscurecido por una entrevista entre padre e hijo, mucho más en un país que, como EAU, ha establecido una estricta regla de protocolo en los actos fúnebres de Jalifa Ben Zayed al Nahyan. El pésame se realizó con un saludo al presidente de Emiratos Árabes Unidos y emir de Abu Dabi, Su Alteza el Jeque Mahamed bin Zayid Al Nahyan en el que solo podían estar presentes tres personas.

A Felipe VI le acompañó el subsecretario de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Luis Manuel Cuesta, alto cargo, pero no miembro del Gobierno, una circunstancia que ha causado extrañeza porque ni siquiera se ha desplazado con el Jefe del Estado un secretario del Estado.

Foto: Foto: David Ramos/Getty Images.

La Casa del Rey parece apostar por una normalización "progresiva" de la actual situación del rey emérito "sin prisas", cumpliendo los plazos convenidos y el procedimiento. De tal manera que la observancia de las obligaciones institucionales del Rey —en este caso un pésame por el fallecimiento del Jeque de EAU— no se mixtifique con acontecimientos de carácter privado y familiar.

La prudencia con la que el Rey y su Casa abordan el reencuentro de Felipe VI con su padre también está aconsejada por el desenlace de la demanda civil que contra Juan Carlos I está pendiente de tramitación —en julio se celebrará una vista oral— en un tribunal británico, interpuesta por Corinna Larsen por supuesto acoso. El pasado 24 de marzo, el juez que conoce el caso, denegó al rey emérito la inmunidad en el Reino Unido, por lo que, de no mediar acuerdo extrajudicial, recaerá sentencia.

Ayer, domingo, saltó la sorpresa. La Casa del Rey informó en un comunicado del desplazamiento de Felipe VI a Abu Dabi para "trasladar sus condolencias al nuevo presidente de Emiratos Árabes Unidos por el fallecimiento de Su Alteza, el Jeque Jalifa Zayed al Nahyan". Pero lo que se convirtió en noticiable no era que el jefe del Estado se desplazase, como otros, a los Emiratos Árabes Unidos para expresar personalmente el duelo por la muerte del Jeque, sino que el Rey no aprovechase la ocasión para saludar a su padre, Juan Carlos I, que reside en Abu Dabi desde el 3 de agosto de 2020.

Rey Felipe VI Rey Don Juan Carlos Familia Real Española
El redactor recomienda