Es noticia
Menú
La advertencia de Corinna tras el archivo de Suiza: "Los infractores permanecen impunes"
  1. España
CELEBRA EL ARCHVIO Y LANZA UN DARDO

La advertencia de Corinna tras el archivo de Suiza: "Los infractores permanecen impunes"

No identifica a estos supuestos infractores en su mensaje, pero, desde que la Fiscalía suiza abrió la investigación en 2018, ha señalado en repetidas ocasiones a Juan Carlos I

Foto: Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (Getty)
Corinna Larsen, en una imagen de archivo. (Getty)

Corinna Larsen ha lanzado este lunes una advertencia después de que la Fiscalía suiza haya archivado la investigación sobre la donación de 100 millones de dólares a Juan Carlos I por parte de Arabia Saudí: "Los infractores no han sido investigados y se les ha dado tiempo para ocultar sus actividades. Permanecen impunes".

La examante del Rey emérito se encontraba entre los cinco imputados junto a los abogados Arturo Fasana y Dante Canonica, acusados de establecer la estructura financiera para ocultar los fondos. "Hoy finalmente he sido exonerada de toda responsabilidad en la investigación llevada a cabo por el fiscal suizo durante tres años. Mi inocencia era evidente desde el principio y este episodio ha servido para dañar aún más mi imagen en el marco de la campaña continua de desprestigio contra mi persona por parte de ciertos intereses españoles", ha celebrado tras conocerse la decisión. Pese a ello, no ha dudado en acompañar su comunicado con el mencionado dardo.

Foto: El rey emérito Juan Carlos I en 2018. (Getty)

Larsen no identifica con nombres y apellidos a estos supuestos infractores en su mensaje, pero, desde que la Fiscalía suiza abrió la investigación en 2018, ha señalado en repetidas ocasiones a Juan Carlos I, quien en ningún momento ha llegado a estar imputado en la causa. De hecho, Larsen ha demandado al Rey emérito en Reino Unido por el supuesto acoso continuado al que la habrían sometido desde 2012, una acusación que ahora está en manos de la corte número 13 de la Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia Británico.

La letra pequeña del archivo

La Fiscalía suiza basa el archivo de la investigación en que no ha quedado acreditado que la donación de 100 millones de dólares a Arabia Saudí a Juan Carlos I responda a una comisión por las obras del Ave a La Meca, pero al mismo tiempo considera probado el "deseo de ocultación" de este dinero por parte de los investigados. Para reforzar esta idea, incide en los movimientos que siguieron tanto este dinero como otros pagos posteriores de Kuwait y de Baréin, poniendo el foco en las cuentas de la "fundación Lucum, de la cual Juan Carlos I era el beneficiario efectivo".

Foto: La fiscal general del Estado, Dolores Delgado. (EFE/Emilio Naranjo)

"Al término de la investigación, el Ministerio Público sostuvo que el uso de esta fundación, así como de empresas por parte de los distintos protagonistas, demostró un deseo de ocultación", advierte. "Los importes afectados, el origen de los bienes, la falta de documentación adecuada que justifique las transferencias, las supuestas donaciones sucesivas (primero del Rey de Arabia Saudí a favor de Juan Carlos I y después de este último a favor de Corinna Zu Zein Wittgenstein), así como la cronología de los hechos constituyeron indicios cargados contra los imputados".

En cuanto a Lucum, recuerda cómo la fundación recibió en una cuenta abierta en el banco Marabaud la suma de 100 millones de dólares de las finanzas del Ministerio de Arabia Saudí en agosto de 2008 y que, cuatro años después, en junio de 2012, se cerró esta cuenta y se traspasó el saldo restante a una sociedad domiciliaria de Corinna Larsen en las Bahamas.

La demanda de Larsen

A lo largo de las 29 páginas que ocupa la demanda interpuesta contra Juan Carlos I, Larsen se centra en el supuesto acoso que sufrió desde 2012, pero también hace referencia a estos movimientos. Para ello, responsabiliza en todo momento de los mismos al Rey emérito y asegura que ella recibió el dinero como un regalo: "La Fundación Lucum tenía activos financieros en su cuenta con Mirabaud & Cie. El 30 de mayo de 2012, el demandado instruyó al Sr. Canónica, su abogado suizo y administrador de la Lucum Fundación, para redactar los documentos necesarios para efectuar una donación 'inter vivos' irrevocable", sostiene. "El 12 y 21 de junio de 2012, activos financieros por cantidad de 65 millones de euros se transfirieron de la Fundación Lucum a una cuenta de la que la demandante era la beneficiaria final (el 'Regalo Lucum')".

Foto: El rey Juan Carlos en una imagen de archivo. (Getty/Carlos Álvarez)

En la demanda de Londres, Larsen reduce así su papel a la recepción de un regalo de 65 millones de euros y niega haber ejercido como testaferro de Juan Carlos I, una tesis que ella misma enmarca en las desavenencias que se produjeron entre ambos a partir de entonces. Según asegura, ya en 2014 él le dijo que si no "reanudaba su relación, entonces habría consecuencias". Entre ellas, "la devolución de los otros obsequios que había hecho a la reclamante, incluido el obsequio Lucum".

Apoyándose en este razonamiento, Larsen celebra el archivo de la investigación en Suiza e insiste una vez más en su "evidente" inocencia, pero ahí queda la advertencia final de su mensaje: ella es inocente, pero los verdaderos infractores "permanecen impunes".

Corinna Larsen ha lanzado este lunes una advertencia después de que la Fiscalía suiza haya archivado la investigación sobre la donación de 100 millones de dólares a Juan Carlos I por parte de Arabia Saudí: "Los infractores no han sido investigados y se les ha dado tiempo para ocultar sus actividades. Permanecen impunes".

Rey Don Juan Carlos