Es noticia
Menú
Bolaños viaja de urgencia a Barcelona para tratar de sofocar la crisis de espionaje de Pegasus
  1. España
Tras el espionaje a independentistas

Bolaños viaja de urgencia a Barcelona para tratar de sofocar la crisis de espionaje de Pegasus

El ministro se reunirá mañana en Barcelona con su homóloga de la Generalitat, Laura Vilagrà, mientras que Yolanda Díaz califica como "grave" el caso y admite que también teme ser espiada

Foto: Pere Aragonès, en los actos de Sant Jordi en Barcelona. (EFE/Marta Pérez)
Pere Aragonès, en los actos de Sant Jordi en Barcelona. (EFE/Marta Pérez)

Pegasus va a más. Coincidiendo con la festividad de Sant Jordi en Cataluña, tanto el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, como la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, han valorado, aunque desde dos planos distintos, este caso de espionaje. Mientras que Aragonès ha exigido responsabilidades y más explicaciones al Gobierno por los seguimientos a líderes independentistas, Díaz, que ha calificado como "grave" el asunto, no ha descartado tampoco ser el blanco de alguna maniobra de espionaje. Todo ello ha obligado a Moncloa a reaccionar. En este sentido, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se desplazará mañana de urgencia hasta Barcelona.

Aragonès, en la línea de sus últimas declaraciones, ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que arroje algo de luz al asunto, a la vez que ha cargado contra la ministra de Defensa, Margarita Robles, por sus declaraciones "insuficientes y contraproducentes". Por su parte, Yolanda Díaz ha advertido, también desde Barcelona, que el espionaje denunciado por más de 60 dirigentes independentistas "no es soportable en una sociedad democrática" y ha reconocido que teme que la puedan espiar cuando habla por teléfono.

Foto: Las instalaciones de NSO en Sapir, Israel. (Getty/Amir Levy)

En declaraciones a los medios en el Palau de la Generalitat recogidas por EFE, Aragonès ha considerado "inadmisible que aún no haya explicaciones claras" por parte del Gobierno sobre el caso Pegasus. "Hoy es un día para celebrar la cultura y vivirla con alegría, pero es evidente que no podemos sustraernos del caso de espionaje más grave que se ha conocido en democracia", ha dicho Aragonès, quien ha considerado que esta "intromisión necesita explicaciones".

La reacción de Moncloa

Horas después de estas críticas, Moncloa ha informado de que este domingo se desplazará hasta Barcelona el ministro de Presidencia para reunirse con Laura Vilagrà, su homóloga en la Generalitat, a las 10 de la mañana. Este podría ser el gesto que persigue el presidente catalán y que podría servir, en virtud de cómo se desarrolle la cita, para achicar la brecha abierta entre ambas instituciones tras estallar el caso. Fuentes gubernamentales indican que para Moncloa es clave "seguir manteniendo la misma voluntad de diálogo que se ha venido practicando hasta ahora con el Govern".

Igualmente, indican que el Ejecutivo apuesta "por el diálogo y el acuerdo". "Es importante recordar de dónde venimos y dónde estamos en las relaciones entre el Govern y el Gobierno de España para darnos cuenta de que ese es el camino a seguir: cooperación institucional y diálogo", exponen dichas fuentes, que también señalan que en las últimas jornadas se han producido contactos entre ambas instituciones que han dado lugar a la reunión de mañana.

Insuficientes

Aragonès, antes de que se conociera el encuentro del domingo, consideró "insuficientes" las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que cerró filas con el CNI ante las primeras denuncias del independentismo.

"No tienen ningún tipo de sentido que el presidente del Gobierno no haya ofrecido una explicación. Y las explicaciones de la ministra de Defensa son insuficientes y contraproducentes, porque decir que el CNI no se puede defender... quien no se puede defender son la sesentena de personas que hemos visto nuestra intimidad espiada y expuesta a terceros que quieren condicionar la vida política de este país", ha denunciado Aragonés. El líder independentista ha advertido a Moncloa que este caso no se solucionará con una foto de una hipotética reunión con Sánchez.

"No es soportable"

A primera hora de la mañana, en una entrevista concedida a Catalunya Ràdio, Díaz también fue preguntada por este asunto. La vicepresidenta no dudó en tildar los hechos como "muy graves", a la vez que indicó que un caso de espionaje de este calado "no es soportable en una sociedad democrática" como la española. Díaz también advirtió que el espionaje a "una sola persona" ya es suficiente para reconocer la gravedad del caso.

Preguntada sobre si ella "está tranquila cuando habla por teléfono", ante la posibilidad de ser igualmente espiada, Díaz admitió lo siguiente: "No, yo no". Y, acto seguido, ante la pregunta de si "teme que la puedan espiar", la vicepresidenta incidió en la misma idea: "Sí, lo digo francamente, sí".

Foto: Foto: Reuters.

No obstante, Díaz no quiso entrar en colisión con el ala socialista del Gobierno y prefirió optar por la "prudencia". Indicó que desde Moncloa están "trabajando" para encontrar una solución, a la vez que mantiene contacto permanente con el presidente del Gobierno, cuyo silencio, criticado por el líder del Ejecutivo catalán, no quiso valorar. De hecho, excusó a Sánchez al señalar que el presidente del Gobierno está al frente de la respuesta española a la guerra de Ucrania. Esta semana, Sánchez ha visitado en Kiev a Zelenski, donde prometió un nuevo paquete de ayuda militar.

"Es un atropello democrático, algo extremadamente grave", ha subrayado al respecto Lilith Vestrynge, secretaria de Organización de Podemos, formación que vuelve a marcar distancias con los socialistas pese a compartir los asientos del Consejo de Ministros. "Interior y Defensa tienen que depurar responsabilidades, iniciar una investigación interna exhaustiva y evitar que vuelva a producirse", ha apostillado Vestrynge esta mañana.

Pegasus va a más. Coincidiendo con la festividad de Sant Jordi en Cataluña, tanto el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, como la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, han valorado, aunque desde dos planos distintos, este caso de espionaje. Mientras que Aragonès ha exigido responsabilidades y más explicaciones al Gobierno por los seguimientos a líderes independentistas, Díaz, que ha calificado como "grave" el asunto, no ha descartado tampoco ser el blanco de alguna maniobra de espionaje. Todo ello ha obligado a Moncloa a reaccionar. En este sentido, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se desplazará mañana de urgencia hasta Barcelona.

Yolanda Díaz Ciberespionaje
El redactor recomienda