Es noticia
Menú
España, entre los países más dependientes del transporte por carretera en Europa
  1. España
Solo un 5% de las mercancías van en tren

España, entre los países más dependientes del transporte por carretera en Europa

El 95% de las mercancías en nuestras fronteras se mueven por carretera. Y en Europa, solo Malta, Irlanda y Grecia tienen una dependencia aún mayor de la carretera que nuestro país

Foto: Camiones recorriendo Logroño contra el alza de los carburantes. (EFE/Manzanares)
Camiones recorriendo Logroño contra el alza de los carburantes. (EFE/Manzanares)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Se puede decir que España es un país de camiones. La flota de vehículos de este tipo para el transporte de bienes es de 4,6 millones, cifra solo superada por Francia, que cuenta con más de 6 millones. Estos números de Eurostat para 2019 que pueden parecer exagerados incluyen todo tipo de camiones, pero si atendemos solo a los más grandes, aquellos que pueden transportar más de 3,5 toneladas de mercancías, Polonia, Italia, Alemania y Bulgaria se sitúan a la cabeza del 'ranking' europeo, mientras que España pasa al quinto puesto, con 346.624 vehículos, por encima de Francia.

Aunque los números cambian según el tamaño del camión, las cifras de nuestro país siempre aparecen entre las más altas de la tabla. Esta estadística sirve para medir la dimensión del transporte por carretera en cada país, pero no lo explica todo. Al margen que la cantidad de vehículos sea mayor o menor, lo relevante es ver qué proporción del pastel de las mercancías viaja en estos camiones.

En España, casi todas las mercancías se mueven por carretera. Y en Europa, solo Malta, Irlanda y Grecia tienen una dependencia aún mayor de la carretera que nuestro país, según datos del año 2019. El porcentaje de bienes que se transportan en tren es del 4,8 frente al 85,2% que van en camiones. La estadística tiene en cuenta el transporte por tierra y aguas fluviales.

Aunque la carretera es la principal vía de suministro en la mayor parte de los países de Europa, la cuota media de los que integran la Unión Europea es del 76,6%, mientras que cerca del 18% de los productos viaja por raíles, lo que concede una ecuación más equilibrada y menos dependencia de un único modo de transportar cosas. En Letonia y Lituania, por su parte, el peso del transporte recae de forma mayoritaria en los trenes.

La subida de precio de la gasolina ha desatado una huelga en el sector del transporte que ha provocado el desabastecimiento de algunos productos, como la leche o el aceite de girasol, en gran parte del mapa. En la madrugada del jueves al viernes, el Gobierno cerró un pacto con la patronal del sector por el que se acordó un paquete de 1.050 millones de euros para financiar el precio de la gasolina y otras ayudas al sector. La Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte, que ha impulsado los paros convocados, se ha desvinculado en varias ocasiones de la patronal. Poco después de que se conociera, y tras la reunión entre su presidente, Manuel Hernández, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, la organización rechazó poner fin a las protestas y advirtió al Ejecutivo de que si en dos días no les ofrecen las soluciones que reclaman, los paros continuarán.

Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño (i) conversa con la ministra de Transporte Raquel Sánchez (d). (EFE/Emilio Naranjo)

El sector del transporte de mercancías por ferrocarril atiende con estupor a los acontecimientos de los últimos días. "La carretera ya tiene una situación de privilegio, y estas ayudas van a ahondar más en la desigualdad", opina Juan Diego Pedrero, presidente de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP). La energía que mueve el ferrocarril combina gasoil con electricidad, por lo que estas empresas soportan el incremento de los precios no solo desde que comenzó la guerra de Ucrania —que disparó el ritmo de subida de la gasolina—, sino desde que comenzó a subir la luz. Desde el sector, cifran en el 34,6% el coste de la energía eléctrica entre el total de gastos en el cuarto trimestre de 2021, cuando antes la proporción estaba en torno al 15,6%. Este porcentaje ha seguido creciendo durante 2022.

"Estamos perplejos, estamos indignados. Y no podemos hacer huelga, porque la cuota ferroviaria es del 5%. Que nosotros paremos las máquinas no produce alarma social", denuncia Pedrero. Precisamente esta semana se conoció que España repartiría 120 millones en ayudas a las empresas que cambien el camión por el tren para transportar mercancías. Pero, de momento, el aval de la Comisión Europea a los planes del Gobierno es un anuncio que no se ha materializado. Además, la coyuntura de precios energéticos actual hace que sea más difícil aún, si cabe, esta apuesta. Por eso, desde el sector del ferrocarril trabajan para que una parte de ese paquete de 1.050 les toque a ellos.

"La carretera ya tiene una situación de privilegio; estas ayudas ahondan más en la desigualdad"

España es el país de la Unión Europea que cuenta con más kilómetros de autopistas, por encima de otros más grandes y con más habitantes como Alemania, Francia o Italia. También tiene la mayor cantidad de kilómetros de tren de alta velocidad a nivel mundial, solo por detrás de china. Pero esa gran apuesta por el transporte de pasajeros —en un país donde el turismo es un sector esencial—, no ha tenido su reflejo en el apoyo al transporte de mercancías.

Foto: La lona que AVE ha desplegado en el paseo de la Castellana de Madrid. (AVE)

Por ello, los planes actuales del Ministerio de Transportes van encaminados a lograr que la cuota modal del transporte ferroviario de mercancías alcance el 10%: el doble del peso que tiene en la actualidad. "Estamos determinados a corregir la mayor anomalía de nuestro sistema de transportes; la irrelevante cuota de mercancías que se transporta por ferrocarril en España", argumentaba el secretario general de infraestructuras, Sergio Vázquez Torrón, en octubre del año pasado. Para Pedrero, sin embargo, los pasos andados en los últimos días van en la dirección opuesta: "Se ha creado un mamut enorme que ahora a ver quién lo desengrasa, porque tienen tal poder que te pueden parar el país", lamenta.

"Los fondos de resiliencia europeos están muy ligados al incentivo del ferrocarril, pero no estamos yendo en la dirección correcta", explica el presidente de AEFP, desde donde llevan meses apremiando al gobierno para que tome medidas que compensen la escalada de precios: "En España estamos todavía mirando al cielo, no sé qué vamos a hacer. Necesitamos ayuda porque si no el ferrocarril de carga, desaparece", zanja.

Se puede decir que España es un país de camiones. La flota de vehículos de este tipo para el transporte de bienes es de 4,6 millones, cifra solo superada por Francia, que cuenta con más de 6 millones. Estos números de Eurostat para 2019 que pueden parecer exagerados incluyen todo tipo de camiones, pero si atendemos solo a los más grandes, aquellos que pueden transportar más de 3,5 toneladas de mercancías, Polonia, Italia, Alemania y Bulgaria se sitúan a la cabeza del 'ranking' europeo, mientras que España pasa al quinto puesto, con 346.624 vehículos, por encima de Francia.

Transporte Leche Tren
El redactor recomienda