Es noticia
Menú
¿Qué pasará con la sequía en España tras la DANA? El pronóstico del tiempo sobre las lluvias
  1. España
lluvias y tiempo inestable

¿Qué pasará con la sequía en España tras la DANA? El pronóstico del tiempo sobre las lluvias

La influencia de la DANA en la península inestabilizará el tiempo en la mitad sur del país y la semana que viene una nueva depresión atmosférica podría dejar aún más lluvias

Foto: La previsión de las lluvias en España en plena sequía (EFE/Cieza)
La previsión de las lluvias en España en plena sequía (EFE/Cieza)

Febrero finalizará con un ambiente fresco y algo de lluvia. Hasta la fecha, en las últimas semanas se había registrado un tiempo más típico de verano que de invierno en pleno escenario de una sequía cada vez más grave, que pone en jaque a la agricultura en España. Tal y como informan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde el pasado 1 de octubre ha llovido en la península un 41 % menos de lo normal, por lo que es probable que al terminar el mes en curso el actual año hidrológico se sitúe entre "uno de los tres o cuatro años más secos" de toda la serie histórica, si se tienen en cuenta los meses superados hasta ahora del año hidrológico y los datos históricos recopilados desde 1961, según concretó el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo. En este sentido, todas las cuencas nacionales han recibido menos precipitaciones de lo normal, con una situación especialmente grave en la del sur de Andalucía, en la que no se llega ni a la cuarta parte del agua que debería haber.

Aun así, la entrada este jueves en la península de una DANA, una depresión de aire frío en niveles altos de la atmósfera que se separa del flujo normal de viento y que puede traer consigo lluvias —aunque no tienen por qué tener siempre carácter torrencial, como así lo especifica Del Campopodría aliviar en parte la situación de sequía en aquellas zonas de España más afectadas al dejar lluvias débiles en el país. Así, durante el viernes la influencia de esta DANA que ha entrado por el suroeste está dando lugar a precipitaciones en algunas de las zonas que arrastran mayor déficit, sobre todo en el sur de la península, concretan desde Aemet.

Mientras que el paso de un frente está dejando lluvias y nevadas en el extremo norte peninsular, la llegada de bajas presiones en niveles altos de la troposfera provoca los cambios más importantes en la previsión meteorológica, pues la DANA inestabilizará el tiempo en la mitad sur del país hasta este sábado, ocasionando lluvias, chubascos y temperaturas más bajas. "Este viernes continúan las lluvias débiles en el extremo norte peninsular, con tendencia ya a cesar por allí, mientras que podría haber chubascos en el este de Cataluña. Por otro lado, persiste el ambiente inestable en la mitad sur de la península con posibilidad de lluvias y chubascos dispersos en general, que en muchas zonas podrían estar también acompañados de barro por la presencia de polvo en suspensión", apuntan desde la Aemet en su pronóstico meteorológico.

En este contexto, las lluvias más abundantes se producirán en puntos del sur de Extremadura, sur de Andalucía, oeste de Castilla-La Mancha e interior de la Comunidad Valenciana. En estas zonas, las precipitaciones pueden estar además acompañadas de tormenta y, de forma más débil, podrían extenderse asimismo a las islas Baleares. Con la ausencia de lluvia este viernes en regiones como Galicia, la meseta norte o la cuenca del Ebro, "las temperaturas han bajado ya notablemente, sobre todo en el centro y este de la península, quedando en valores más propios de finales de febrero; aunque todavía se superarán los 20 grados en ciudades de la mitad occidental como Ourense, Huelva o Sevilla", explica Rubén del Campo. El descenso más "extraordinario" en los termómetros se está viviendo en el este de la península con hasta 10 grados menos.

Durante el fin de semana, continuará la DANA situada al suroeste de la península y puede dar lugar a un ambiente algo inestable, con algunos chubascos dispersos y débiles. Tras una madrugada con heladas en la mitad norte del país, este sábado las temperaturas subirán durante el día en el Cantábrico y el Alto Ebro, a la par que bajarán ligeramente, pero sin grandes cambios, en el resto de la península. El domingo la inestabilidad ya irá remitiendo en la mayor parte del país, con cielos que se irán despejando poco a poco y poca probabilidad ya de precipitaciones. No obstante, podrían darse todavía algunos chaparrones en el sur de Andalucía.

En lo que se refiere a las islas Canarias, predominarán los cielos nubosos en el norte de las islas más montañosas, con precipitaciones que podrían extenderse a puntos del interior y que adquirirán un carácter más abundante y persistente durante el fin de semana al intensificarse. A grandes rasgos, las regiones que se verán más afectadas serán, posiblemente, Extremadura, el oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía occidental. Aun así, desde la Aemet destacan que "no va a ser un episodio de lluvias generalizadas abundantes, sino que más bien caerán en forma de chaparrones dispersos, una forma de llover que suele ser propia de la primavera, pero que no suele ser suficiente para paliar la situación de sequía", detalla Rubén del Campo. "Una DANA no siempre es sinónimo de lluvias torrenciales dañinas, ya que no tienen por qué darse los ingredientes necesarios para que esto ocurra. Dará lugar simplemente, en su mayoría, a chubascos dispersos", añade en este sentido.

Foto: prevision-sequia-espana-falta-lluvias

En sintonía con lo que explican desde eltiempo.es, a pesar de que aún hay mucha incertidumbre acerca de la previsión meteorológica, la semana que viene —los primeros días de marzo— las lluvias podrían generalizarse en el país y "llegar a ser de cierta entidad", apuntan. "Quedarían restringidas a zonas del noroeste con el paso de varios frentes y algunas lluvias débiles en el Mediterráneo, pero sería desde el próximo jueves cuando la situación podría cambiar la posible llegada de una depresión atmosférica acompañada de aire frío en altura, que inestabilizaría la atmósfera sobre la península ibérica", añaden.

Febrero finalizará con un ambiente fresco y algo de lluvia. Hasta la fecha, en las últimas semanas se había registrado un tiempo más típico de verano que de invierno en pleno escenario de una sequía cada vez más grave, que pone en jaque a la agricultura en España. Tal y como informan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde el pasado 1 de octubre ha llovido en la península un 41 % menos de lo normal, por lo que es probable que al terminar el mes en curso el actual año hidrológico se sitúe entre "uno de los tres o cuatro años más secos" de toda la serie histórica, si se tienen en cuenta los meses superados hasta ahora del año hidrológico y los datos históricos recopilados desde 1961, según concretó el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo. En este sentido, todas las cuencas nacionales han recibido menos precipitaciones de lo normal, con una situación especialmente grave en la del sur de Andalucía, en la que no se llega ni a la cuarta parte del agua que debería haber.

Lluvia Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)
El redactor recomienda