Es noticia
Menú
ERC y Bildu dan un portazo a convalidar la reforma laboral si no hay cambios
  1. España
Junto al BNG y la CUP

ERC y Bildu dan un portazo a convalidar la reforma laboral si no hay cambios

Socios prioritarios del Gobierno mantienen su no y presionan a Moncloa para que acepte tramitar la ley estrella de Yolanda Díaz como proyecto de ley y poder introducir enmiendas.

Foto: Gabriel Rufián y Mertxe Aizpurúa en el Congreso. (EFE/Emilio Naranjo)
Gabriel Rufián y Mertxe Aizpurúa en el Congreso. (EFE/Emilio Naranjo)

ERC y EH Bildu mantienen su "no" a la reforma laboral, pero presionan a Moncloa para dar su apoyo a la convalidación del real decreto-ley la próxima semana si se aceptan introducir cambios en forma de enmiendas. Es un portazo en toda regla ante las condiciones que ha fijado el Ejecutivo.

O que ha fijado la parte socialista porque los firmantes han sugerido que la parte de Unidas Podemos en la coalición sí está intentando acoplar sus exigencias. Los socios del Gobierno quieren, por tanto, que la norma se tramite como proyecto de ley, algo que no contempla en este momento el presidente Pedro Sánchez, a falta de una semana para la votación, que quiere mantener a toda costa el acuerdo alcanzado en el diálogo social.

El manifiesto de republicanos y abertzales, que también han firmado el BNG y la CUP, establece hasta siete propuestas para su inclusión en la reforma laboral. En primer lugar, los socios del Ejecutivo reclaman establecer la prevalencia y prioridad aplicativa de los acuerdos y convenios colectivos provinciales y autonómicos. Algo que también reclama el PNV, aunque no ha firmado esta declaración. Estos socios concluyen que la norma en discusión "no constituye la declaración de la reforma laboral de 2012" y, por tanto, mantienen su negativa.

Los firmantes piden recuperar la prioridad aplicativa total de los convenios sectoriales sobre los de empresa: "Los sectoriales constituirán el suelo mínimo de las condiciones en todas las empresas", añaden. Los autores del manifiesto reclaman, asimismo, la recuperación de la autorización administrativa de la autoridad laboral en el control de los despidos colectivos a través de los ERE, así como especificar medidas para atajar la precariedad y las posibilidades de descuelgue salarial. Piden, en concreto, revisar y modificar las causas y procedimientos del despido.

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. (EFE/Mariscal)

La recuperación del despido improcedente, incrementando su cuantía a los 45 días por año trabajado hasta un máximo de 42 mensualidades, es otra de las exigencias de los socios del Gobierno. Reclaman, también, restaurar las limitacioens de las empresas para la movilidad geográfica colectiva y recuperar la necesidad de acuerdo para la regulación de la jornada.

ERC, Bildu, BNG y la CUP proponen, por último, incluir propuestas orientadas a la reordenación del tiempo de trabajo y la reducción de la jornada laboral. Plantean medidas para facilitar la conciliación de la vida personal y laboral.

"Hay un intento por parte de Yolanda Díaz", ha afirmado el portavoz del BNG, Néstor Rego, ante la posibilidad de llegar a un acuerdo en los siete días que quedan. "Pero es una coalición de Gobierno y hay personas que han ejercido el veto".

ERC y EH Bildu mantienen su "no" a la reforma laboral, pero presionan a Moncloa para dar su apoyo a la convalidación del real decreto-ley la próxima semana si se aceptan introducir cambios en forma de enmiendas. Es un portazo en toda regla ante las condiciones que ha fijado el Ejecutivo.

Reforma laboral Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Bildu