Solaria, Javier Merino y Rock in Rio: los otros clientes del fiscalista de Bertín Osborne
  1. España
los archivos del despacho de arespacochaga

Solaria, Javier Merino y Rock in Rio: los otros clientes del fiscalista de Bertín Osborne

La Audiencia Nacional analiza centenares de documentos de los clientes del asesor fiscal Fernando Arespacochaga, experto en la creación de entramados 'offshore' para evadir impuestos

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El presunto cabecilla de la trama corrupta del PSOE que se quedó con 14 millones de euros de ayudas públicas para reindustrializar Cádiz y diseñó la estructura 'offshore' de Bertín Osborne, Joaquín Arespacochaga Llópiz, también ayudó a otras grandes fortunas y corporaciones privadas a esquivar a la Agencia Tributaria mediante la creación de entramados societarios con ramificaciones en paraísos fiscales.

Los investigadores han identificado entre los clientes de este asesor a la compañía Solaria, que cotiza en el Ibex 35; al empresario iraní del sector petrolero Massoud Zandi y su socio Javier Merino; a los hermanos Cotoner, grandes de España e hijos del exjefe de la Casa del Rey Nicolás Cotoner y Cotoner; al marqués de La Solana, el empresario Enrique Falcó; a un agente de futbolistas, y a los promotores del festival Rock in Rio en Madrid, entre otros, según la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial.

placeholder Contrato con Solaria.
Contrato con Solaria.

Los documentos de los clientes de Araspacochaga están siendo analizados por peritos de la Agencia Tributaria. La Policía Nacional registró en 2013 la oficina del gestor fiscal, en el número 17 de la calle Menéndez Pidal de Madrid, por su implicación en el llamado caso Bahía Competitiva, en el que está procesado junto a otros 28 colaboradores por utilizar compañías ficticias para desviar, en connivencia con altos cargos de los gobiernos socialistas de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, fondos destinados a impulsar el tejido empresarial de la provincia de Cádiz.

La información de su despacho estaba en el juzgado encargado de instruir ese escándalo, el número 4 de Cádiz, pero los archivos han sido remitidos recientemente al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional para incorporarlos al procedimiento que mantiene abierto este último órgano desde 2016 en torno a una trama de asesores fiscales que constituyó redes opacas para esconder patrimonio en el banco HSBC de Ginebra y otras entidades de Suiza y Andorra.

Los documentos revelan que un representante de Solaria Energía y Medio Ambiente SA encargó el 5 de julio de 2012 a una de las marcas comerciales que utilizaba Arespacochaga, Acquire Spain SL, un “estudio jurídico” de la reestructuración del grupo industrial mediante la “elaboración de informes donde se incluyan todas las posibilidades” y con la entrega final de “un dictamen definitivo”. Por ese trabajo, Solaria pagó al asesor procesado por la Justicia 9.500 euros.

placeholder Documentos de Javier Merino.
Documentos de Javier Merino.

Las conclusiones a las que llegó Arespacochaga, incluidas en el sumario, son un tratado de evasión fiscal internacional. El especialista recomendó a los propietarios de Solaria, la familia Díaz-Tejeiro, que en ese momento controlaba el 62,42% del capital de la cotizada a través de la sociedad DTL Corporación, que crearan una sociedad en Luxemburgo para interponerla entre su firma patrimonial y la compañía renovable.

“Dividendos e incrementos patrimoniales por venta de acciones de Solaria exentos en Luxemburgo con determinadas condiciones. Reestructuración por canje acogida al régimen de diferimiento en España”, expuso Arespacochaga para enumerar los beneficios que tendría esa estructura. También aconsejó a los Díaz-Tejeiro que fijaran su residencia en el ducado porque “justificaría la interposición de la compañía de Luxemburgo entre DTL y Solaria por razones de mejor gestión, búsqueda de nuevos socios y financiación en Luxemburgo”. Además, Arespacochaga recordó que fijar la residencia en Luxemburgo evitaba “la aplicación de transparencia fiscal internacional en España si, al menos, más del 50% del capital no era residente fiscal en España”. “Ello permite tener fondos no distribuidos sin fiscalidad en la compañía de Luxemburgo sin posibilidad de aplicar la transparencia”.

La lista de ventajas era mucho más larga y abarcaba incluso la explotación de los agujeros legales del delito fiscal. “Posibilidad de generar un patrimonio exento de tributación en España al cabo de cuatro años de prescripción”, señaló el informe. Ese era entonces el plazo de caducidad de las infracciones penales por evasión de impuestos. El asesor también recordó que desde Luxemburgo era más creíble disponer de “fondos en el exterior” y “mantener cuentas bancarias en países en los que se aprueben tratados respecto de fondos irregulares (Suiza)”.

Un portavoz de Solaria asegura a este diario que nunca llegaron a aplicar las recomendaciones de Arespacochaga. "Es verdad que recabamos su opinión igual que la de otros despachos. Pero desechamos sus conclusiones porque no nos gustaron las cosas que proponía. Nunca llegamos a aplicarlas", explica una fuente de la cotizada.

placeholder Protocolo de intenciones para Rock in Rio.
Protocolo de intenciones para Rock in Rio.

Arespacochaga ofrecía esas ventajas fiscales a todos sus clientes. Uno de los mejores que tenía era el empresario Massoud Zandi, que residía en España, pero llegó a controlar más de una veintena de sociedades instrumentales de todo el mundo que utilizaba para gestionar proyectos de explotación petrolífera y gasística en países en vías de desarrollo. Uno de sus socios y que aparece igualmente en la documentación es el inversor Javier Merino, casado con la exmodelo Mar Flores hasta 2016. El nombre de esta última también sale en los archivos.

Desde otra de sus oficinas en Madrid, la que estaba situada en el número 7 de la calle Azulinas, el cerebro del caso Bahía Competitiva controlaba la inmensa red 'offshore' de Zandi y Merino, evitando de ese modo que ambos tuvieran que tributar en España por su actividad en el sector energético. Los discos duros intervenidos por la Policía sitúan en la cúspide del grupo de Zandi la compañía Star Petroleum SL, pero también había sociedades específicas e independientes para proyectos en Angola, China, Congo, Mauritania, Namibia y Sudán, entre otros países. El iraní y Merino usaron esas mercantiles para cerrar acuerdos de intermediación con Repsol y Dragados. Esta última compañía, del Grupo ACS, habría recurrido presuntamente a los servicios de Zandi para adjudicarse en 2005 un contrato para la construcción de la planta de gas de Bid Boland, al sur de Irán.

Foto: Imagen: EC.

Arespacochaga se encargó incluso de gestionar la compra de una casa para Zandi por 800.000 euros utilizando como pantalla otra sociedad mercantil, MRM Inmobilien SL, y posteriormente domicilió en la dirección de la vivienda otra empresa constituida en la remota isla de Niue, en medio del Pacífico, llamada Big Ben LTD.

El gestor también intervino en el desembarco del festival musical Rock in Rio en Madrid en 2008. Después de esa edición, volvió a celebrarse en la capital en 2010 y 2012. Por un lado, Arespacochaga firmó un acuerdo de representación en España de la empresa tenedora de los derechos del evento empleando como pantalla una sociedad de Luxemburgo, Bruwill Technik Handel Und Service SA. Después, se encargó de cerrar la firma de un “protocolo de intenciones” con la Comunidad de Madrid para que la región asumiera parte del coste de la organización del festival. El encargado de firmar en nombre de la Administración autonómica fue el entonces vicepresidente primero del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, Ignacio González, según los documentos que investiga el juez Santiago Pedraz.

Los tres hijos del exjefe de la Casa del Rey Nicolás Cotoner y Cotoner, Íñigo, José Luis y Nicolás, contrataron los servicios de Arespacochaga. En el caso de Íñigo, el gestor habría logrado que le concedieran la residencia en la localidad suiza de Burgenstock para eludir el pago de impuestos en España. Sobre José Luis, hay documentos que lo relacionan con una mercantil de Luxemburgo, Rawisa Investment SA, creada en 2011 con un capital social de 31.000 euros y administrada por dos presuntos testaferros profesionales. Y respecto a Nicolás, este llegó a fijar su residencia en el número 24 de la calle Bragance del ducado y teóricamente administraba desde allí sociedades con intereses en España. En una de ellas, efectuó una ampliación de capital suscrita íntegramente por él mismo por un importe de 4.431.304 euros.

El despacho registrado por la Policía tenía todo tipo de clientes, desde constructores a médicos, pasando por nobles y representantes de futbolistas. El marqués de La Solana, Enrique Falcó Méndez-Núñez, utilizó un mediador para encargarle a Arespacochaga un estudio tributario idéntico al que este hizo para Solaria. Por ese informe, el marqués abonó otros 9.500 euros.

placeholder Documento de derechos de imagen de jugadores.
Documento de derechos de imagen de jugadores.

Por su parte, en cuanto al fútbol, el procesado por corrupción en Cádiz intermedió en la venta de los derechos de imagen de cinco jugadores brasileños desde una sociedad de Luxemburgo llamada Forbina SA a la agencia española de representación de futbolistas Bahía. En nombre de esta última empresa suscribió el acuerdo del exjugador y comentarista José Antonio Martín 'Petón'. Ninguno de los cinco jugadores recaló finalmente en España.

Como publicó El Confidencial este lunes, uno de los clientes más destacados de Arespacochaga era el cantante y presentador Bertín Osborne, que llegó a fijar su residencia en un edificio de apartamentos de Luxemburgo y firmó un acuerdo con una sociedad instrumental panameña para facturar a través de esta estructura sus trabajos para diferentes cadenas de televisión. Hacienda llegó a intervenirle una finca en Sevilla y un barco por el impago de deudas correspondientes a varios ejercicios del impuesto de la renta.

La gran mayoría de estas fortunas y empresas han sido investigadas y condenadas en los últimos años por fraude fiscal. El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional analiza nuevamente ahora todos estos documentos.

El presunto cabecilla de la trama corrupta del PSOE que se quedó con 14 millones de euros de ayudas públicas para reindustrializar Cádiz y diseñó la estructura 'offshore' de Bertín Osborne, Joaquín Arespacochaga Llópiz, también ayudó a otras grandes fortunas y corporaciones privadas a esquivar a la Agencia Tributaria mediante la creación de entramados societarios con ramificaciones en paraísos fiscales.

Javier Merino Ignacio González Fiscalidad Audiencia Nacional
El redactor recomienda