Es noticia
Menú
Reabren la investigación del atentado de ETA en la T4 que detonó la tregua de Zapatero
  1. España
Archivada en 2020

Reabren la investigación del atentado de ETA en la T4 que detonó la tregua de Zapatero

La Fiscalía remitió en octubre un escrito al juzgado en el que abordaba el papel jugado por los jefes etarras Txeroki y Aranibar en la preparación del atentado de 2006 en Barajas

Foto: Txeroki (i) y Joseba Anton Aranibar (d), durante un juicio. (EFE)
Txeroki (i) y Joseba Anton Aranibar (d), durante un juicio. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Audiencia Nacional ha reabierto la investigación en torno al atentado perpetrado por ETA en un aparcamiento de la T4 del aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre de 2006. Aquel ataque mató a dos ciudadanos ecuatorianos y detonó el proceso de diálogo que desde hacía meses mantenían la banda terrorista y el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Las víctimas se llamaban Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.

Aquel día, en plenas fechas navideñas, ETA colocó una furgoneta bomba cargada con cientos de kilos de explosivos en el módulo D del 'parking' de la terminal. Los restos mortales de los fallecidos tardaron días en ser rescatados de entre los escombros. Según la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial, el magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 1, Alejandro Abascal, dictó el pasado 11 de noviembre un auto en el que considera “procedente decretar la reapertura de la presente causa”.

Foto: El exministro de Interior y Justicia y 'padre' del Código Penal de 1995, Juan Alberto Belloch. (EFE)

Este sumario se archivó provisionalmente el 15 de julio de 2020 para que no afectase a los plazos instrucción, según las fuentes jurídicas consultadas. Se reabre ahora para determinar el papel jugado por los terroristas Garikoitz Aspiazu Rubina, alias ‘Txeroki’, y José Antonio Aranibar Almandoz. El primero era el jefe de los comandos de ETA en el momento de los hechos y el otro estaba encuadrado también en el aparato militar de la organización, concretamente como responsable de las acciones especiales realizadas desde Francia. Txeroki y Aranibar fueron arrestados en el país galo en noviembre de 2008 y julio de 2007, respectivamente.

El juez ha dictado un exhorto en el que solicita una serie de documentación. Ha pedido a la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la sentencia que en 2015 condenó a nueve años de cárcel a Txeroki por ordenar meses después de la T4 un atentado en la urbanización Marina d'Or, situada en Oropesa del Mar (Castellón). En aquella ocasión, no lograron su objetivo y la acción finalizó con la explosión de una autocaravana en un olivar de la localidad de Las Cuevas de Vinromá en agosto de 2007.

placeholder Imagen del atentado en la T4 de Barajas. (EFE)
Imagen del atentado en la T4 de Barajas. (EFE)

La Audiencia Nacional consideró probado que el que fuera jefe militar ordenó el ataque en Castellón al comando Elurra, el mismo que atentó en Barajas. Por este nuevo plan, en la Comunidad Valenciana también se sentó en el banquillo de los acusados Aranibar Almandoz, aunque el tribunal le absolvió argumentando que en el momento de los hechos llevaba un mes preso en Francia. Tras cumplir condena, Aranibar fue entregado a España y quedó en libertad en 2016.

Txeroki, en cambio, sigue preso en Francia, en la cárcel de Lannemezan, a 300 kilómetros del País Vasco. El juzgado intentó varias veces (en 2008, 2014 y 2016) que las autoridades galas lo entregasen temporalmente para tomarle declaración y procesarle por la T4. Nunca dieron respuesta. Hubo que aprovechar su entrega por otras causas para notificarle el auto de procesamiento e interrogarle.

Abascal también ha pedido al Juzgado Central de Instrucción número 2 dos comisiones rogatorias internacionales recibidas por España en 2009 y 2012. Este movimiento, 15 años después de los hechos, se produce en respuesta a un escrito remitido al juzgado por la Fiscalía el 21 de octubre. Lleva la firma de la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo y consta de 14 folios. Recuerda que por el atentado en la T4 ya fueron condenados los autores materiales, Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastián Gaztelumendi.

placeholder Los etarras Igor Portu (i) y Mattin Sarasola, en la Audiencia Nacional. (EFE)
Los etarras Igor Portu (i) y Mattin Sarasola, en la Audiencia Nacional. (EFE)

Los tres etarras condenados se han beneficiado recientemente de la política de acercamiento a cárceles próximas al País Vasco llevada a cabo por el Ministerio del Interior. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha criticado estos movimientos de terroristas sin haber colaborado con la Justicia, como es el caso de Igor Portu, movido en septiembre desde la prisión de Zaragoza a la de Pamplona. Él y sus compañeros podrían arrojar luz sobre quiénes les ordenaron volar la T4.

Dudas respecto a Txeroki

La fiscal dice que “existen indicios suficientes como para concluir, al menos indiciariamente y en este momento procesal, que el procesado Joseba Aranibar estuvo al frente del comando Elurra de la banda terrorista ETA” cuando el atentado de Barajas. Sobre Txeroki, en cambio, se muestra menos concluyente: "De lo actuado hasta el momento no se desprende dato objetivo alguno, más allá de la mera lógica, que permita afirmar que fue él quien diera la orden directa".

Esa lógica que cita la fiscal se debe a que Txeroki, “en la fecha de los hechos, ocupaba la jefatura militar de la banda terrorista ETA”, por lo que es “razonable pensar que un atentado que puso fin al alto el fuego necesariamente tenía que contar con su aquiescencia”. Insiste en que la decisión procesal para con Txeroki “no puede ser la misma que respecto de José Antonio Aranibar Almandoz, al menos en estos momentos”. Sin embargo, deja una puerta abierta en caso de que “más adelante pueda unirse en autos otro material probatorio”.

Foto: El etarra  Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, en la Audiencia Nacional. (EFE)

En su escrito, la Fiscalía justifica su postura con una batería de pruebas e indicios recopilados a lo largo de los años. Cita la declaración del etarra Sarasola a la Policía tras su arresto. Confesó que Aranibar era el responsable del comando y la persona que les entregó la furgoneta bomba cargada de explosivos el día antes del atentado en una pista cercana a la venta del Baztán. El vehículo se lo había robado la banda unos días antes en una estación de deportes de invierno de Luz Ardiden a un ciudadano vasco.

Las pruebas

Le asaltaron el 27 de diciembre tres encapuchados a punta de pistola y le mantuvieron secuestrado hasta minutos después de la explosión en la T4, varios días después. Nunca se supo quiénes fueron. Sarasola también le dijo a la Policía que los miembros del comando se reunieron con Txeroki el verano de 2006 en el Monte Azúa. Declaró que fue Aspiazu Rubina quien les propuso la forma, lugar y modo de comisión del atentado y que celebraron una segunda reunión para concretar.

Un informe pericial de la Guardia Civil recuerda que Francia condenó a nueve años de cárcel a Txeroki por el asesinato de los dos agentes en Capbreton el día 1 de diciembre de 2007, un año después del atentado de la T4. La Justicia gala dio por probado que, en esos momentos, estaba al frente del aparato militar. La pericial del Instituto Armado sitúa a Txeroki al frente de hasta 17 comandos y a Aranibar como responsable directo de cinco, entre ellos el Erreka, el Larrano Triki Trake Troke y el que atentó en Barajas.

Para reforzar su tesis, los informes hacen hincapié en que la Justicia francesa sí condenó a Aranibar por robar la furgoneta

Para reforzar su tesis, los informes hacen hincapié en que la Justicia francesa sí condenó a Aranibar por robar la furgoneta con la que el comando Elurra pretendía atentar en Castellón meses después de hacerlo en Barajas. Cuando fue detenido, se le incautaron manuscritos y documentos que acreditan sus citas con 'ELR' (Elurra), fechas y lugares de las reuniones. Un etarra detenido que también estaba a las órdenes de Aranibar confirmó la veracidad de las anotaciones y desveló que el alias con el que se referían a su jefe era 'Orkatz'.

'Los papeles de Thierry'

Otra prueba clave apareció en los llamados ‘papeles de Thierry’, incautados al que fuera jefe del aparato político, Javier López Peña. Aparecieron dos documentos llamados 'Kati' y 'Ata Félix'. 'Kati' era otro de los alias de Aranibar y en él se daba cuenta de reuniones mantenidas con Txeroki. El otro era una autocrítica, los escritos que elaboraban cuando detenían a algún compañero. Servía para informar a la dirección y sacar conclusiones de posibles errores cometidos. En 'Ata Félix' se hablaba del arresto de un tal Orkatz, atrapado en Saint Jean le Vieux el 2 de julio de 2007, misma fecha y lugar que Aranibar.

A Thierry también se le intervino un archivo informático en euskera llamado '801 Arrasate'. Era una comunicación interna redactada por un colaborador de ETA no identificado. Informaba a la dirección de la banda sobre lo que Sarasola había confesado a la Policía tras su arresto Mondragón en 2008: que reconoció formar parte del comando Elurra, que dicho comando cometió el atentado de la T4 de Barajas y que estaban en contacto con los jefes Aranibar y Txeroki.

La Audiencia Nacional ha reabierto la investigación en torno al atentado perpetrado por ETA en un aparcamiento de la T4 del aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre de 2006. Aquel ataque mató a dos ciudadanos ecuatorianos y detonó el proceso de diálogo que desde hacía meses mantenían la banda terrorista y el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Las víctimas se llamaban Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.

Audiencia Nacional AVT Delincuencia