Mayor Oreja avisó a Belloch de los planes de ETA antes del atentado contra Aznar
  1. España
EL EXPRESIDENTE CONFIRMA LA VERSIÓN

Mayor Oreja avisó a Belloch de los planes de ETA antes del atentado contra Aznar

El expresidente del Gobierno recrea 25 años después el atentado con el que la banda terrorista intentó matarle y acusa al entonces responsable de Justicia e Interior de no tomar medidas

placeholder Foto: El exministro de Interior y Justicia y 'padre' del Código Penal de 1995, Juan Alberto Belloch. (EFE)
El exministro de Interior y Justicia y 'padre' del Código Penal de 1995, Juan Alberto Belloch. (EFE)

El que fuera presidente del Gobierno de España entre 1996 y 2004, José María Aznar, asegura que el ministro que estaba al frente de Justicia e Interior cuando ETA trató de asesinarle en 1995, Juan Alberto Belloch, no hizo nada para evitar aquel atentado a pesar de tener sobre la mesa información que, a su juicio, invitaba a tomar medidas de protección excepcionales. Así lo expresa el exjefe del Ejecutivo 25 años después de aquel episodio en un documental que estos días emite Prime Video basado en el libro escrito por dos miembros de la lucha antiterrorista 'El desafío: ETA', que narra los episodios más destacados de la historia de la banda armada y que cuenta con el testimonio de exministros, expresidentes, víctimas, guardias civiles y hasta miembros de la organización armada.

Aznar cuenta que el entonces presidente del PP vasco, Jaime Mayor Oreja, le avisó de que "un amigo nacionalista" le había alertado de que la banda terrorista tenía la intención de acabar con la vida de alguien relevante dentro del PP y que, al oír eso, invitó a su compañero de filas a acudir al ministro, versión que corrobora en el mismo documental el propio Mayor Oreja. "Yo le había llevado a José María Aznar una carta escrita por un buen amigo mío, nacionalista, que me venía a decir que no tenía ninguna duda de que ETA había decidido actuar contra alguien del PP", recuerda el entonces líder de los populares vascos, quien rememora que en aquel momento ambos interlocutores entendieron que la amenaza se ceñía sobre el otro.

Foto: La exdirigente de ETA, Carmen Guisasola. (EFE)

"Él creyó que al que iban a matar es a mí y yo no sabía que al que iban a intentar matar era a él", asegura Mayor Oreja. "Cuando él me lo dijo, y pensando en el asesinato de Gregorio Ordóñez unos meses antes, yo inmediatamente pensé que era él a por quien iban", añade en ese momento Aznar en el mismo documental. "Y yo le dije a él dos cosas: una, vete a ver al ministro; y, en segundo lugar, Jaime, cuídate mucho, por favor", revela el entonces líder de la oposición, que agrega que fue en ese instante cuando Mayor Oreja le respondió con rotundidad. "Él me dijo: cuídate tú", afirma Aznar. "Y tuvo razón él", apostilla el luego presidente del Gobierno, que deja claro a continuación el papel de Belloch tras conocer la existencia de la carta.

placeholder

"El hecho es que él fue a ver al ministro y el ministro medio sorprendido medio indignado le dijo que no había ninguna posibilidad y que era absolutamente descartable, totalmente, que hubiese el más mínimo peligro para alguien relevante del PP", relata Aznar. El Confidencial ha intentado contactar con Belloch para que diera su versión sobre los hechos, pero el exministro ha eludido pronunciarse.

Oreja le dijo que "un amigo nacionalista" le había alertado de que ETA tenía la intención de acabar con la vida de alguien relevante del PP

Durante la intervención de Aznar en 'El desafío: ETA', el expresidente del Gobierno también recrea cómo tuvo lugar su propio atentado. En concreto, el ex dirigente popular se introduce en un coche que simula ser el que entonces ocupaba y explica cómo vivió el ataque aquel 19 de abril de 1995. "Yo estaba muy concentrado en lo que era mi trabajo y la lectura cotidiana y entonces, cuando se produjo la explosión, fui desplazado al otro lado del asiento del coche, bocabajo", revisa en voz alta el entrevistado mientras aparecen las imágenes reales que grabaron videoaficionados de los momentos inmediatamente posteriores al estallido de la bomba, activada por los propios terroristas a escasos metros de la detonación.

Foto: El Confidencial

"Me notaba unas sensaciones de picor enorme en la cara y efectivamente tenía muchos cortes; y había un terrible olor al material que habían utilizado los terroristas", destaca Aznar. "Lo primero que hice fue tocarme para ver si estaba entero", admite. "Vivo estaba, pero no sabía si estaba entero", puntualiza el entonces aspirante a suceder a Felipe González al frente de la Moncloa. "Inmediatamente supe eso, pregunté al conductor que estaba delante si tenía algo, si le había pasado algo", recuerda. "Cuando ya me senté, quise salir por mi puerta, pero estaba totalmente destruida, era imposible", añade. "Tuve que saltar, salir por delante del coche y me cruzaron a la Maternidad, a la clínica Maternidad, donde me atendieron", finaliza Aznar, que relata también qué pasó entonces por su mente. "Yo tenía en aquel momento dos ideas en la cabeza, dos preocupaciones; una, decirle a mi familia estoy vivo; y otra, decirle al país estoy bien", subraya el expresidente, que analiza por qué no tuvo éxito el plan terrorista.

placeholder Atentado de ETA contra Aznar en 1995. (Reuters)
Atentado de ETA contra Aznar en 1995. (Reuters)

A su entender, existen tres motivos que provocaron el fracaso de la acción terrorista. "Uno, porque sin decirme nada y sin mi autorización el secretario general del PP por aquel entonces Francisco Álvarez Cascos había decidido reforzar el blindaje del coche; para entendernos, si tenía en el coche un blindaje medio, que suponía tres capas de blindaje, me pasó a uno de cinco capas; si llego a estar en el coche con las tres capas de blindaje, lo más normal es que esta entrevista no tuviese lugar", asegura con frialdad Aznar antes de describir la que a su juicio era la segunda razón de que se frustrara el operativo etarra.

Foto: Laurence Le Vert, en su primera entrevista con la prensa. (El Desafío)

"El comando terrorista intentó por tres veces días antes cometer el atentado por mando a distancia, pero el coche en el que yo circulaba tenía un inhibidor de frecuencias, por lo que no les funcionó", rememora. "Al prescindir del mando distancia, tuvieron que tirar cables por la calle y ponerse un terrorista en una esquina, otro en otra esquina y otro más para juntar esos cables", revela Aznar, que considera que "esas milésimas de segundo que hay entre que uno levanta un brazo, el otro tiene que levantar el brazo y otro tiene que juntar los cables... Eso restó algo de precisión en la explosión". Por último, continúa, "hay otro factor que llámele usted como quiera, llamémosle la suerte". "Hubo suerte y eso ayudó", sentencia. "Me siento un privilegiado, sobre todo teniendo en cuenta que en mi actividad, en mi entorno, en mis amigos he visto tantos asesinatos, he sufrido tanto con el terrorismo y he visto sufrir a tanta gente que yo me siento un privilegiado", concluye Aznar, quien tiene claro que los terroristas buscaban influir en las urnas.

placeholder Fotografía de archivo, tomada el 19 de enero de 1995, de Gregorio Ordóñez (d) junto al entonces presidente del PP, José Maria Aznar (c), y el representante en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja (i). (EFE)
Fotografía de archivo, tomada el 19 de enero de 1995, de Gregorio Ordóñez (d) junto al entonces presidente del PP, José Maria Aznar (c), y el representante en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja (i). (EFE)

"Conocían perfectamente que en España un año después iba a haber unas elecciones generales y que todo el mundo daba por seguro que el PP iba a ganar esas elecciones", asegura. "Y nosotros habíamos sido muy expresivos en torno a cuál iba a ser nuestra actitud en torno a la banda terrorista y en torno al terrorismo", valora el expresidente, quien tiene también palabras para la vecina que, como consecuencia del atentado perpetrado contra él, perdió la vida. Margarita González Mansilla, describe, "era la persona que vivía justo en la casa donde estaba aparcado el coche". "Una tremenda pena por ella y por las personas que fueron heridas, que fueron bastantes, como consecuencia de la explosión", zanja.

El que fuera presidente del Gobierno de España entre 1996 y 2004, José María Aznar, asegura que el ministro que estaba al frente de Justicia e Interior cuando ETA trató de asesinarle en 1995, Juan Alberto Belloch, no hizo nada para evitar aquel atentado a pesar de tener sobre la mesa información que, a su juicio, invitaba a tomar medidas de protección excepcionales. Así lo expresa el exjefe del Ejecutivo 25 años después de aquel episodio en un documental que estos días emite Prime Video basado en el libro escrito por dos miembros de la lucha antiterrorista 'El desafío: ETA', que narra los episodios más destacados de la historia de la banda armada y que cuenta con el testimonio de exministros, expresidentes, víctimas, guardias civiles y hasta miembros de la organización armada.

José María Aznar ETA (banda terrorista) Partido Popular (PP) Jaime Mayor Oreja Felipe González
El redactor recomienda