Casado exige traer a Puigdemont y alerta del "peso del comunismo" en la política española
  1. España
JORNADA 2 DE LA CONVENCIÓN NACIONAL

Casado exige traer a Puigdemont y alerta del "peso del comunismo" en la política española

El líder del PP aprovecha la presencia de exlíderes de la Unión Europea para denunciar la influencia del "comunismo y el independentismo" en el Gobierno de Pedro Sánchez

Foto: Pablo Casado y Donald Tusk. (David Mudarra)
Pablo Casado y Donald Tusk. (David Mudarra)

Pablo Casado arrancó la segunda jornada de la convención nacional del PP exigiendo al presidente del Gobierno “cumplir su palabra” y “traer a España a Puigdemont” cuanto antes para que sea juzgado por el Tribunal Supremo, después de que el jueves pasado fuera detenido en Cerdeña. Y lo hizo aprovechando la presencia en Valladolid del expresidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el expresidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, a los que agradeció su “apoyo” desde las instituciones comunitarias en los años más difíciles de lucha contra el independentismo (cuando estaba en el Gobierno Mariano Rajoy).

Precisamente, por la presencia de varios ex pesos pesados de la UE y de eurodiputados españoles como Antonio López-Istúriz, secretario general del PPE, Casado también abordó el mapa poselectoral de Alemania, asumiendo “la responsabilidad” que puede suponer para su formación que la CDU no retenga la cancillería. “En ese caso, seríamos el primer partido del centro derecha en toda Europa”, advirtió.

placeholder Casado, Tusk, Tajani y Mañueco. (David Mudarra)
Casado, Tusk, Tajani y Mañueco. (David Mudarra)

El coloquio que compartió el presidente del PP, mano a mano con Tusk, también sirvió para reivindicar los valores fundacionales de la propia Unión Europea, que Casado resumió en “dar respuesta al comunismo, nacionalismo y populismo”. Y, en ese marco, el líder del PP advirtió que hoy “el comunismo tiene demasiado peso en la política nacional de España”, y lanzó una advertencia a Sánchez: “No se puede soplar y sorber al mismo tiempo. Y no se puede presentar un plan de reformas en Europa para acceder a los fondos europeos, y en España apoyarte en partidos comunistas y populistas, o independentistas que al final quieren la fractura de la UE”. “No se puede decir que fuera intensificamos la convergencia de los valores europeos y aquí hacer todo lo contrario”, zanjó Casado.

Al hablar de Puigdemont, el líder popular sacó la artillería pesada reprochando a Pedro Sánchez “no dar respuesta a la demanda de la sociedad española” y exigiendo “que defienda a la Justicia española en el exterior”. “No puede poner palos en las ruedas como ha hecho con la Abogacía del Estado. Tiene que hacer todo lo posible para que la justicia actúe”, insistió Casado en presencia de ex pesos pesados europeos, y también parte de la plana mayor de su partido, incluido el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que en esta ocasión hace de anfitrión.

El líder del PP recordó que los fugados que han dado un golpe a la legalidad “también han cometido delitos de malversación” y, de ahí, afirmó, la orden de entrega y extradición a España tiene que cumplirse inmediatamente. Incluso antes, advirtió, de que entre en vigor la modificación promovida desde el PP europeo para que la entrega en estos casos se haga de forma inmediata también cuando se trata de un delito contra el orden constitucional, sea alta traición en algunos países o sedición y rebelión en el caso de España.

Apoyo de Tusk y Tajani: "Debes ganar"

Los dos líderes europeos que participaron este martes en la convención nacional lanzaron un mensaje de apoyo cerrado al líder del PP. En concreto, Tusk, que combinó su intervención en inglés y español, pidió a Casado “ganar las próximas elecciones por el bien del partido, de España y de Europa”, asegurando que le conocía, “y que puede hacerlo”. También Tajani auguró que el dirigente popular será “uno de los líderes europeos con más importancia de los próximos años, porque hace falta una política europea de verdad” y, continuó, “sin líderes no ganamos”.

Casado le ha dado mucha importancia a la presencia de líderes europeos en su convención. De hecho, en total desfilarán varios nombres de relevancia. Ayer, en la jornada inaugural en Galicia, ya estuvo el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario, Margaritis Schinás. Mañana será el turno del expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, que debatirá con Casado en Madrid. También estarán el canciller de Austria, Sebastian Kurtz, y el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis; el ex primer ministro de Dinamarca, Fogh Rasmussen; el ex primer ministro de Portugal, y expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso, además de los expresidentes de México y Colombia, Felipe Calderón y Andrés Pastrana respectivamente.

Mañueco: “Rompamos con quien no cree en la UE”

Durante su turno, el presidente de la Junta castellanoleonesa, que también centra muchas miradas políticas ante la sombra de la repetición electoral en su comunidad, reconoció que la convención nacional del PP debe ser el punto de partida para dos grandes objetivos: “Llevar a Casado, nuestro paisano, a la Moncloa” y, en segundo lugar, “construir desde ese Gobierno de España un Gobierno puramente europeo”.

Y, de ahí, que Mañueco se sumara al postulado que ya mantuvo Feijóo en el día anterior, dejando claro que hace falta “romper con quienes no creen en Europa”, sean “nacionalistas, comunistas o populistas”. “Con todos aquellos que no creen en Europa y que, por tanto, no creen en España”.

Pablo Casado Partido Popular (PP)
El redactor recomienda