El PP carga contra "los insultos" del PSOE e insiste en cambiar la ley para renovar el CGPJ
  1. España
NO SE MUEVE DE SU POSICIÓN

El PP carga contra "los insultos" del PSOE e insiste en cambiar la ley para renovar el CGPJ

Los populares muestran indignación por "los insultos" del Gobierno y aseguran que "si hay voluntad" se puede tramitar la reforma para elegir al CGPJ mientras se renueva el actual

Foto: Pablo Casado con Enrique López y José Luis Martínez-Almeida. (David Mudarra)
Pablo Casado con Enrique López y José Luis Martínez-Almeida. (David Mudarra)

El PP no se mueve de su postura y sólo se avendrá a la renovación del Consejo General del Poder Judicial si el Gobierno inicia los trámites de una reforma legal que garantice la independencia en la elección de doce de sus vocales. Los otros ocho seguirían siendo propuestos por las Cortes Generales. En la apertura del año judicial y tras el rapapolvo del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, que volvió a exigir la renovación después de más de 1.000 días con el mandato caducado, el responsable de Justicia del PP, Enrique López, insistió en la propuesta de su partido.

“Lo que pedimos es reformar la ley orgánica del CGPJ para cumplir con el estándar mínimo de independencia que exige la Unión Europea”, insistió el consejero madrileño, para matizar que el PP “está de acuerdo” en iniciar la renovación del órgano de los jueces “al mismo tiempo” que se inicia esta reforma legal. Es decir, los populares siguen pidiendo “un gesto, un hecho”, más allá del compromiso del Gobierno, de que habrá una reforma en la ley.

Eso sí, no se debe aprobar ni completar antes de empezar la renovación, sino que podrían tramitarse todo de forma paralela. La reforma completa afectaría al siguiente consejo, dentro de cinco años. La elección de los nuevos miembros pendiente ahora se llevaría a cabo con el sistema vigente.

Foto: El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, durante la celebración este lunes del acto de apertura del año judicial. (EFE)

“Lo importante es que haya un proceso de renovación del consejo y, a la vez, un proceso de reforma de la ley que pueden durar lo mismo”, explicó López en el afán del PP de no figurar como agente bloqueador de la situación. Los populares insisten en que no piensan cambiar su postura y se ven avalados por los últimos avisos de Europa, especialmente tras la declaración de Félix Bolaños la semana pasada cuando dijo “que los jueces no pueden elegir a los jueces”. Esas palabras le dieron oxígeno al PP, que vio reforzada su posición.

De hecho, López llevó a su terreno parte del discurso de Lesmes (que cargó contra PP y PSOE calificando de “inasumible” la situación actual), cuando citó uno de los reproches más insistentes en su discurso: el relativo a la reciente reforma de la ley del CGPJ para limitar la acción del consejo cuando está en funciones. El dirigente popular aseguró que hoy “tenemos un consejo limitado por una ley que el Gobierno impulsó en mes y medio”, dejando claro que “si hay voluntad de reformar la ley se puede hacer a la vez que la renovación” y en muy poco tiempo.

Foto: Vista de la reunión este lunes del Comité Organizador del 40 Congreso del PSOE, que dirige la vicesecretaria general y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Adriana Lastra, en Ferraz. (EFE)

"Parar los insultos"

Más allá de la renovación, López también contestó a las palabras de Adriana Lastra, que elevó el tono contra el PP, exigiendo “parar los insultos” desde el Partido Socialista y el Gobierno “en términos como secuestrar o como que no cumplimos la Constitución”. El consejero insistió en que “se transmite una imagen que no es real de España como consecuencia de que los jueces no elijan a los jueces” y volvió a recriminar a Pedro Sánchez no cumplir con lo que pide la UE. Justo antes el portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, pedía al presidente “asumir de una vez por todas” las exigencias de Bruselas.

López también aprovechó otras palabras de Lesmes, las referidas a que “los jueces españoles son jueces europeos” para recalcar que la Unión Europea “está muy pendiente de los estándares de independencia” de los países miembros. Sobre los otros tropiezos que han tenido PP y PSOE a la hora de llegar a un acuerdo (algunos frustrados en el último momento), López defendió el veto a Podemos que su partido mantuvo un tiempo: “Es un partido que demonizó al rey emérito, al jefe del Estado y que pide un CGPJ al servicio del Gobierno”.

También se sacudió las críticas de los vetos a nombres específicos como José Ricardo De Prada o Victoria Rosell (ambos propuestos por los morados): “El juez De Prada no podía ser nombrado vocal del CGPJ por turno de juristas porque era juez. Lo dice la ley, no había ningún veto. Y la señora Rosell, yo mismo o la ministra Llop no deberíamos estar ahí porque desarrollamos actividades políticas”, zanjó.

Partido Popular (PP) CGPJ Insultos Félix Bolaños