La alta vacunación en las aulas anticipa una flexibilización de las medidas anticovid
  1. España
EDUCACIÓN PIDE "PRUDENCIA"

La alta vacunación en las aulas anticipa una flexibilización de las medidas anticovid

El 63,4% de la población entre 12 y 19 años tiene al menos una dosis. Madrid y Galicia piden que se tenga en cuenta el volumen de inmunizados para modular las restricciones y Cataluña plantea que los estudiantes inmunizados no guarden cuarentena

Foto: Varios niños hacen cola para entrar en el colegio Millares Carló de Puerto del Rosario, en Fuerteventura. (EFE)
Varios niños hacen cola para entrar en el colegio Millares Carló de Puerto del Rosario, en Fuerteventura. (EFE)

El curso escolar volverá a estar marcado por el covid y, aunque las principales medidas para la prevención de contagios son muy similares a las que se implementaron el año pasado, tal y como acordaron el ministerio y las comunidades el pasado mayo, en escena ha irrumpido un nuevo elemento que anticipa una flexibilización de las restricciones. El alto porcentaje de alumnos vacunados —el 63,4% de la población entre 12 y 19 años tiene al menos una dosis y el 18,3, la pauta completa— y de profesores —las cifras superan holgadamente el 90% en muchas comunidades— da pie a modular las medidas. De hecho, Madrid y Galicia reclamaron ayer en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación que se tenga en cuenta esta variable para la definición de restricciones en las aulas. Cataluña planteó que los estudiantes inmunizados no guarden cuarentena si han estado en contacto con un positivo.

Y aunque la ministra de Educación, Pilar Alegría, llamó a la “prudencia” y a “no bajar la guardia” a pesar de los buenos datos de vacunación, también recordó que el protocolo para la vuelta a las aulas prevé una flexibilización de las medidas si la situación epidemiológica es buena. De ahí la petición de Galicia y Madrid de introducir el parámetro de la vacunación en el conjunto de indicadores que ahora se tienen en cuenta para la definición de restricciones y en el que la incidencia acumulada tiene un peso importante.

Foto: Varios niños hacen cola para entrar en un colegio en Fuerteventura. (EFE)

“Debemos tener en cuenta que dentro de muy pocas semanas el cien por cien de los alumnos van a estar vacunados y eso, obviamente, tiene que tener un reflejo desde la perspectiva sanitaria”, explicó el consejero de Educación gallego, Román Rodríguez. Más crítico fue su homólogo madrileño, Enrique Ossorio, quien reprochó que el Gobierno no haya tenido en cuenta esta premisa cuando se han previsto escenarios que obligan a la semipresencialidad en los cursos superiores o a ampliar la separación entre pupitres si la incidencia acumulada es superior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes. “¿Si están vacunados por qué hay que irse a distancias mayores? Se están tomando unas medidas en función de unos niveles de alerta para evitar el contagio, pero ¿no tenemos en cuenta si está vacunada la población?”, reprochó.

Alegría, preguntada por esta cuestión y por otras ligadas a la flexibilización de restricciones, delegó cualquier cambio en el Ministerio de Sanidad. No precisó si, por ejemplo, los alumnos podrían dejar de usar mascarilla en el patio, al igual que cualquier ciudadano puede ir por la calle sin el elemento de protección siempre y cuando se respete la distancia social, si se contempla un registro de estudiantes o profesores que están vacunados o, como ha puesto encima de la mesa Cataluña, si se prevé eliminar la obligatoriedad de guardar cuarentena para aquellos alumnos que cuenten con la pauta completa en el supuesto de que hayan estado en contacto con un positivo.

Los colegios ultiman los preparativos para el inicio del curso

"Lo estamos estudiando con el Departamento de Salud y, probablemente, no tendrán que hacer cuarentena", defendió el 'conseller' de Educación, Josep González Cambray, durante una visita en Girona, tras delegar la representación de Cataluña en la Sectorial en un alto cargo del departamento. Añadió, además, que a lo largo del curso se estudiará la posibilidad de flexibilizar otras restricciones.

Los datos

El 63,4% de la población entre los 12 y los 19 años cuenta con al menos una dosis de la vacuna, mientras que un 18,3% tiene la pauta completa, según el último boletín del Ministerio de Sanidad. La comunidad más avanzada es Baleares. En las islas, un 51,6% del colectivo ya está inmunizado. La lista sigue con Melilla (34,2%), Ceuta (33,7%) y Canarias (31%). La más rezagada es Cantabria, donde el 40,6% cuenta con al menos un pinchazo y el 3,1%, con dos.

Además, Castilla y León da por hecho que para finales de septiembre estará vacunado en la región la totalidad del alumnado mayor de 12 años, como aseguró este miércoles la consejera de Educación, Rocío Lucas. Mientras que Andalucía prevé que la campaña concluya en la segunda quincena del próximo mes y alcanzar un porcentaje del 90% para el conjunto de la población. En la misma línea, Asturias sostuvo que todo apunta a que para el inicio del curso el cien por cien de los alumnos de ESO y Bachillerato ya estén inmunizados.

Y como también recordó ayer Alegría, el volumen de vacunados roza el cien por cien entre el profesorado. En Madrid, en julio, la cobertura de una dosis era del 90,5%, última cifra que la comunidad tiene disgregada por colectivos de trabajadores. Desde la Consejería de Sanidad, explican a El Confidencial, que el porcentaje será mayor ahora, una vez que la campaña avanzó en función de los rangos de edad.

En La Rioja no tienen cifras concretas, pero señalan que la campaña específica que se lanzó para aquellos profesionales que están en contacto con niños se saldó con un grado de cobertura que roza la “totalidad” de estos trabajadores. En Canarias los datos también rondan el cien por cien, al igual que en Euskadi.

Mascarillas, distancia de 1,2 metros, ventilación y limpieza para el nuevo curso escolar

El protocolo

Este curso, al igual que el pasado, seguirá siendo obligatorio el uso de mascarilla para los mayores de seis años y se mantendrán los grupos burbuja en los cursos más bajos para limitar los contactos entre alumnos. Y, aunque la distancia entre pupitres se rebaja de 1,5 metros a 1,2, muchas comunidades han decidido mantener la primera referencia. No obstante, la reducción permite recuperar los ratios alumno/clase previos a la pandemia. Así, el máximo de estudiantes por aula, siempre y cuando se cumpla con la separación mínima, será de 25 en Primaria, 30 en ESO y 35 en Bachillerato. Pero el principal objetivo que se han marcado las comunidades y el ministerio es garantizar la presencialidad en todos los cursos, un reto que no todas las regiones pudieron cumplir el pasado año.

Y, aunque el grueso de medidas son las mismas que las que se aplicaron el curso pasado, algunas comunidades ya contemplan ciertas flexibilizaciones. Madrid, por ejemplo, ya avanzó que las normas que rigen el uso de mascarilla al aire libre podrían cambiar, mientras que Galicia y Castilla y León plantean la posibilidad de que alumnos procedentes de distintos grupos burbuja puedan interactuar en el recreo si los datos son buenos.

Melilla Ministerio de Sanidad Vacunación Baleares Vacuna
El redactor recomienda