Es noticia
Menú
La carta de Ceuta que esgrime Interior para defender que no dio orden sobre los menores
  1. España
"Solo un ruego"

La carta de Ceuta que esgrime Interior para defender que no dio orden sobre los menores

La misiva, a la que ha tenido acceso El Confidencial, fue enviada por la vicepresidencia primera de la ciudad y lleva membrete de la Delegación del Gobierno

Foto: Retorno a Marruecos de los menores que entraron a Ceuta en mayo. (EFE)
Retorno a Marruecos de los menores que entraron a Ceuta en mayo. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Ministerio del Interior ha negado que exista "acto administrativo" alguno u orden dictada por su parte en la que se determine la repatriación a Ceuta de los menores que llegaron a la ciudad autónoma el pasado mayo. El departamento de Fernando Grande-Marlaska ha insistido en que el documento sin firma que fue determinante para que el pasado viernes arrancara la devolución en grupo de los niños, ahora paralizada, fue un simple "ruego" para que se procediera al retorno cuidando los derechos en interés de los afectados. Atribuye así la responsabilidad a la Delegación del Gobierno y al Ejecutivo ceutí, y lo hace con base en una carta remitida por estos.

El destino de los menores marroquíes en Ceuta, en manos de la Justicia

La misiva, a la que ha tenido acceso El Confidencial, fue enviada por la vicepresidencia primera de la ciudad y lleva membrete de la Delegación del Gobierno. En ella se solicita la aplicación del acuerdo entre el Reino de España y el de Marruecos sobre cooperación en materia de prevención de la inmigración ilegal de menores. La carta desvela que esa solicitud escrita, que ha sido aportada a la Audiencia Nacional, no fue la primera. Se habla en todo momento de "reiterar" la reclamación o de recordar lo pedido "en otras ocasiones".

placeholder Pinche para leer la carta enviada por la vicepresidencia primera de Ceuta.
Pinche para leer la carta enviada por la vicepresidencia primera de Ceuta.

Ceuta especifica que se garantizarían en cada caso las condiciones de reunificación familiar efectiva o su entrega a un servicio de protección, si el interés superior del menor así lo requiriese. Sin embargo, la instrucción en un Juzgado de lo Contencioso que ha acabado determinando la paralización de las entregas demuestra que no existe ese análisis caso a caso. El único documento que respalda las repatriaciones es la respuesta que Interior dio a la carta mencionada, que se incluye también en esta información.

En concreto, el oficio del 10 de agosto, sin firma y con membrete de la secretaría, indica que habiéndose recibido escrito de la Delegación del Gobierno en Ceuta se "ruega" se ejecuten "las previsiones recogidas en el artículo 5 del acuerdo entre el Reino de España y el Reino de Marruecos sobre la cooperación en el ámbito de la prevención de la inmigración ilegal de menores no acompañados".

placeholder Pinche para leer la respuesta de Interior.
Pinche para leer la respuesta de Interior.

"En base a ello, y por indicación del Ministerio del Interior, se ruega se proceda a efectuar el retorno de los menores al Reino de Marruecos, respetando en todo momento sus intereses y derechos. Todo ello, con el fin de garantizar en cada caso las condiciones de reunificación familiar efectiva del menor o su entrega a cargo de una institución de tutela". Agrega que el país vecino se compromete a velar por los intereses de los niños, que se alojarán en un centro cercano a Tetuán, donde permanecerán hasta que sean entregados a sus padres.

Sin embargo, un correo interno al que ha tenido acceso El Confidencial desmiente que no hubiera orden. Por medio de la Secretaría de Estado de Seguridad, se remitió un 'e-mail' el día 10 de agosto a la Delegación del Gobierno en Ceuta. En esta comunicación, el departamento instó a que se procediese a la devolución de menores a Marruecos desde ese mismo día atendiendo a la relevancia del asunto. “Buenos días. En respuesta a su solicitud, se remite acuerdo sobre repatriación de menores. Dada la importancia de este asunto, se insta se proceda a cumplir lo previsto en el escrito hoy mismo”, dice el correo.

Además, ninguno de los casos de los cerca de 60 niños que ya han sido entregados se ha estudiado de forma individual y pormenorizada, como obliga la ley, sino genérica y con el paraguas de ese acuerdo de cooperación. El acuerdo en sí mismo tampoco se ha cumplido, ya que este obliga en su artículo 5 a que la ejecución de la entrega incluya procedimientos y pronunciamientos individualizados, tal como exigen la Ley de Extranjería y su reglamento de desarrollo.

Foto:

El propio presidente de Ceuta parece estar de acuerdo con la lectura de Interior en que se le culpa. El popular Juan Jesús Vivas indicó esta semana en rueda de prensa que asume "la responsabilidad política" de la medida aunque, eso sí, puso de manifiesto que se ha actuado "de manera conjunta y coordinada" con la "Administración General del Estado" y con respecto a las condiciones de los niños.

El presidente ceutí asume la responsabilidad política de las repatriaciones

En efecto, el acuerdo en cuestión con Marruecos existía desde 2007, pero su aplicación para este caso no fue automática, sino que requirió de una negociación bilateral y del permiso de Interior para su activación. Las conversaciones para aplicarlo se produjeron en la valla, cara a cara en la frontera, entre responsables ceutíes y marroquíes. 'El Faro de Ceuta' captó el momento y desveló que acudieron el jefe de gabinete de la Delegación del Gobierno, Juan Hernández, y el secretario general, Ismael Kasrou, y representantes de la ciudad como la vicepresidenta, Mabel Deu, y la jefa de Menores, Antonia Palomo. En el otro lado, autoridades del reino alauí. La primera cita no salió como se esperaba y el inicio de las devoluciones se retrasó 48 horas más hasta que las asperezas fueron limadas.

El Ministerio del Interior ha negado que exista "acto administrativo" alguno u orden dictada por su parte en la que se determine la repatriación a Ceuta de los menores que llegaron a la ciudad autónoma el pasado mayo. El departamento de Fernando Grande-Marlaska ha insistido en que el documento sin firma que fue determinante para que el pasado viernes arrancara la devolución en grupo de los niños, ahora paralizada, fue un simple "ruego" para que se procediera al retorno cuidando los derechos en interés de los afectados. Atribuye así la responsabilidad a la Delegación del Gobierno y al Ejecutivo ceutí, y lo hace con base en una carta remitida por estos.

Fernando Grande-Marlaska Inmigración
El redactor recomienda