El anteproyecto de Ley de Salud Pública vasca contempla la obligatoriedad de la vacunación
  1. España
TAMBIÉN LOS AISLAMIENTOS DOMICILIARIOS

El anteproyecto de Ley de Salud Pública vasca contempla la obligatoriedad de la vacunación

El texto puntualiza que las medidas recogidas deberán adoptarse en el marco de la Ley de 1986 de Medidas Especiales en Materia de Salud, que no recoge expresamente esa posibilidad

Foto: Un joven se vacuna en Madrid. (EFE)
Un joven se vacuna en Madrid. (EFE)

El borrador del anteproyecto de Ley de Salud Pública vasca contempla la obligatoriedad de la vacunación además de una importante batería de restricciones en caso de pandemia. Medidas como limitación de la movilidad, imposición de reconocimientos médicos y el aislamiento domiciliario. No obstante, la letra pequeña del texto puntualiza que aquellas propuestas que supongan la restricción de un derecho fundamental deberán contar con aval judicial y que todos estos postulados deberán adoptarse en el marco de la Ley Orgánica de 1986 de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública. Norma que no recoge expresamente la imposición de los pinchazos.

"Conforme a la normativa vigente y cuando exista un riesgo urgente para la salud de la población (...) la autoridad sanitaria podrá ordenar la adopción de las medidas preventivas generales y de intervención. Entre dichas medidas se incluyen: el establecimiento de restricciones en la libertad de movilidad y en el ejercicio profesional; la práctica de exámenes y reconocimientos médicos; la vacunación, prescripción de tratamiento médico y hospitalización; el control individual sobre la persona o grupos de personas, así como el aislamiento domiciliario, mediante decisión motivada, por el tiempo necesario para la desaparición del riesgo", recoge el artículo 94 del anteproyecto.

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

La salvedad de que todas las medidas deberán enmarcarse en lo dispuesto en la normativa nacional recuerda el pacto al que llegaron el Gobierno central y el gallego sobre la Ley de Salud que aprobó la comunidad esta pasada primavera. El proyecto también contemplaba la vacunación obligatoria y por ese motivo fue recurrido por el Ejecutivo de Pedro Sánchez ante el Constitucional. El tribunal, en un auto, resolvió que no existía paraguas legal que permita la imposición de la inmunización, puesto que la ley de 1986 no recoge expresamente tal medida.

Una vez se conoció el fallo el pasado 23 de julio, llegó el acuerdo entre los dos ejecutivos para la retirada del recurso. Según explicó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, debía matizar el artículo conflictivo especificando que "la vacuna solo se puede dispensar en el ámbito de la voluntariedad de los ciudadanos mientras no se modifique la ley orgánica estatal".

Foto: Concentración de negacionistas no autorizada. (EFE)

Además, en el caso vasco, el punto 2 del mismo artículo en que se establece la vacunación obligatoria ya indica que, cuando la adopción de una medida implique privación o restricción de la libertad o de otro derecho fundamental, deberá contar con una "ratificación judicial".

No se contempla

A la espera del texto final que termine aprobando el Parlamento vasco —el proyecto ahora mismo está en fase de exposición pública, y depende de si el Gobierno central considera que vulnera algún precepto constitucional—, varias comunidades han abierto el debate de la vacunación obligatoria. Canarias y Cantabria han pedido expresamente a Sánchez un marco legal que ampare dicha medida, mientras otras se han mostrado partidarias de exigir la inmunización en determinados contextos o a colectivos concretos, como el de los trabajadores de las residencias de mayores. No obstante, en más de una ocasión la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha defendido que no se contempla la aprobación de una medida de estas características.

Pedro Sánchez Vacuna Euskadi Vacunación
El redactor recomienda