Sanidad estrecha el cerco a los negacionistas: podrán ser apartados en las residencias
  1. España
NUEVO PROTOCOLO

Sanidad estrecha el cerco a los negacionistas: podrán ser apartados en las residencias

La última actualización de las normas para la prevención de contagios en estos centros permite cambiar las funciones de aquellos empleados que no se hayan vacunado

Foto: Concentración de negacionistas no autorizada. (EFE)
Concentración de negacionistas no autorizada. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Lo habían planteado Andalucía, Canarias, Cantabria y Galicia, que para los trabajadores de las residencias de mayores fuese obligatorio vacunarse contra el covid, y aunque el Ministerio de Sanidad no ha concedido la petición, la última actualización del protocolo para la prevención de contagios en estos centros da a las autonomías la posibilidad de apartar a estos empleados de aquellas labores que supongan estar en contacto con los ancianos. El cambio está motivado por el incremento de casos y brotes en estos espacios, algunos achacables a personal no inmunizado. Y aunque el Gobierno no llega al nivel de otros vecinos europeos, como Francia e Italia, donde el personal de los geriátricos debe cumplir con este requisito, comienza a estrechar el círculo contra los negacionistas.

La ministra Carolina Darias ha presentado este miércoles a las comunidades, en el seno del Consejo Interterritorial, la nueva revisión del protocolo. El documento sostiene que "se debe promover de forma activa la vacunación, identificar las causas que reducen el acceso o la aceptación de la misma y desarrollar estrategias para incrementar al máximo las coberturas", pero más allá de este objetivo y remarcar la importancia de mantener las medidas de higiene y prevención, plantea una serie de recomendaciones, que luego cada autonomía decidirá adoptar o no. Y en el apartado de las propuestas concretas, recoge la idoneidad de que el personal no vacunado se someta a un control diario de temperatura y a un "mínimo" de dos pruebas diagnósticas a la semana, además de que "se podrá valorar su cambio de puesto de trabajo".

Foto: Las residencias de Euskadi permitirán cuatro salidas y dos visitas semanales.

Sanidad nunca ha defendido la vacunación obligatoria ni para este ni para ningún otro colectivo, pero con el cambio de protocolo dota a las regiones y a las propias residencias —al menos cinco de las principales empresas encargadas de la gestión de estos espacios también habían solicitado imponer los pinchazos— de una herramienta intermedia, a mitad de camino entre las dos posturas. No obstante, el Círculo Empresarial de Atención de las Personas, una de las patronales del sector, ya ha tildado de "insuficiente" y "poco valiente" la actualización del protocolo. La entidad considera también que los cambios demuestran una falta de conocimiento sobre estos espacios, donde el 98% de los empleados presta una atención directa a los mayores.

Varias CCAA piden que la vacunación de los trabajadores de las residencias sea obligatoria

Por su parte, ya hay algunas comunidades que harán uso del nuevo precepto. Canarias, según han confirmado fuentes de la Consejería de Sanidad a El Confidencial, es una de ellas. También Galicia, aunque desde el departamento puntualizan que será difícil poder aplicarlo en todos los casos. Sin embargo, hay otras regiones que lo descartan, como Extremadura o Navarra, por el elevado porcentaje de trabajadores vacunados. Las cifras de cobertura varían de una autonomía a otra, pero en la mayoría rondan el 5% de no inmunizados.

Foto:

Otras regiones todavía no han tomado una decisión al respecto y algunas otras, como Baleares y Madrid, ya aplican algunas de las novedades recogidas en la actualización del protocolo, obviando, eso sí, la posibilidad del cambio de funciones. Por ejemplo, en la primera se somete a tres pruebas diagnósticas a la semana a los trabajadores no vacunados, lo que también es una de las recomendaciones que recoge el protocolo específico de la segunda. La situación es similar en Murcia, donde no se descarta aumentar la periodicidad de los test.

Las cifras

La quinta ola ha puesto en evidencia que cuando los contagios se multiplican en la calle, tarde o temprano, el virus vuelve a franquear las puertas de las residencias, y este ha sido el motivo de que el ministerio haya actualizado el protocolo para la prevención de casos en estos espacios. Si la semana del 14 al 20 de junio se contabilizaron 25 positivos en el conjunto del país, desde entonces los contagios se han multiplicado hasta alcanzar 1.272 el 1 de agosto, la última fecha de la que hay datos disponibles.

Y consecuencia del incremento de casos, también en las últimas semanas, ha aumentado el volumen de decesos. Si entre el 5 y el 11 de julio no se registró ninguna muerte en las residencias del país, la última semana del mismo mes se contabilizaron 72.

Lo habían planteado Andalucía, Canarias, Cantabria y Galicia, que para los trabajadores de las residencias de mayores fuese obligatorio vacunarse contra el covid, y aunque el Ministerio de Sanidad no ha concedido la petición, la última actualización del protocolo para la prevención de contagios en estos centros da a las autonomías la posibilidad de apartar a estos empleados de aquellas labores que supongan estar en contacto con los ancianos. El cambio está motivado por el incremento de casos y brotes en estos espacios, algunos achacables a personal no inmunizado. Y aunque el Gobierno no llega al nivel de otros vecinos europeos, como Francia e Italia, donde el personal de los geriátricos debe cumplir con este requisito, comienza a estrechar el círculo contra los negacionistas.

Carolina Darias Ministerio de Sanidad Vacunación
El redactor recomienda