Disculpa o paralización: el ultimátum de seis magistrados del TC a Conde-Pumpido
  1. España
POR LA SENTENCIA DE LA PRIMERA ALARMA

Disculpa o paralización: el ultimátum de seis magistrados del TC a Conde-Pumpido

En el borrador de su voto particular, el magistrado se refería a sus compañeros como autores de un fallo "más propio de un lego que del máximo interprete de la Constitución"

placeholder Foto: El magistrado Cándido Conde-Pumpido. (EFE)
El magistrado Cándido Conde-Pumpido. (EFE)

La división en el Constitucional por la sentencia que declara ilegal el confinamiento del primer estado de alarma sumó este martes un nuevo capítulo. Esta vez, con Cándido Conde-Pumpido como protagonista. Al igual que otros cuatro de sus compañeros, el magistrado ha emitido un voto particular en el que rechaza el pronunciamiento, pero el suyo se diferencia del resto en dos aspectos: su borrador ya se publicó el viernes en los medios de comunicación y en el mismo llegaba a tachar a los seis autores de la sentencia de "juristas de salón". Este martes, cuando estaba previsto un nuevo pleno, esos 'juristas de salón' le respondieron con un ultimátum: disculpa o paralización.

Los magistrados que apoyan la sentencia son seis, por lo que al no presentarse en el pleno, el tribunal no alcanzaba el 'quorum' y se veía obligado a detener su actividad, explican las fuentes consultadas. El órdago comenzó a fraguarse nada más comenzar la semana y, a las 13:29 de este martes, Conde-Pumpido terminó por publicar una nota para disculparse en público: “Lamento que algunas de las expresiones desafortunadamente contenidas en el borrador, y que son fruto de la discrepancia propia del arduo debate jurisdiccional sobre asuntos especialmente complejos y relevantes, han molestado a mis compañeros de la mayoría, a quienes pido disculpas".

Foto: Fachada del Tribunal Constitucional. (EFE)

Frente al borrador del voto particular que se conoció el viernes, en el que sostenía que la sentencia era "más propia de un lego que del máximo interprete de la Constitución" y tachaba a sus autores de "juristas de salón", la versión definitiva que emitió a última hora de este lunes el Constitucional ya no incluía esas referencias. En cualquier caso, no conformes con esta corrección, el magistrado tuvo que publicar a su vez esta nota en la que asegura que de sus compañeros solo puede "resaltar su integridad, solvencia y compromiso intelectual", así como su "admiración por su profunda formación jurídica y su noble dedicación a la tutela de los derechos fundamentales".

Como adelantó 'El País' y confirman las fuentes consultas, esta petición de perdón llega como respuesta a una carta que la vicepresidenta del tribunal, Encarnación Roca, dirigió al presidente, Juan José González Rivas, exigiendo en nombre de los seis autores de la sentencia que Conde-Pumpido se disculpara. La misiva fue entonces acompañada por el ultimátum y, al comprobar la mañana de este martes que no se trataba de un farol, llegó la nota del magistrado: "Con independencia de la pluralidad de pareceres, que solo puede enriquecer las resoluciones de este tribunal, he de manifestar que para mí resulta un orgullo y una satisfacción deliberar con ellos”.

Foto: El presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas. (EFE)

Fuentes que conocen la polémica de primera mano apuntan a que los autores de la sentencia consideran que el borrador de su voto particular era “chabacano”, "insultante" y “prepotente”. Según afirman, incluso algunos magistrados como Juan Antonio Xiol Ríos o Andrés Ollero Tassara, que también han emitido votos particulares contra la sentencia, se han sentido molestos por toda esta polémica, pues su publicación en los medios de comunicación el mismo viernes, cuando se conocieron los primeros fragmentos de la sentencia, terminó por empañar su labor: el tribunal no solo se mostraba dividido, sino que además llegaban las descalificaciones.

La nota de disculpa deja así el enfrentamiento congelado hasta la vuelta de vacaciones, cuando el tribunal tendrá que deliberar sobre el segundo estado de alarma. Una vez más, volverán a surgir las discrepancias, pero queda por ver si llegan hasta el nivel de estas últimas semanas: por mucho que el ex fiscal general del Estado haya pedido perdón, las fuentes consultadas apuntan a que varios de sus compañeros siguen considerándolo uno de los grandes defensores del uso alternativo del derecho, capaz de interpretar las normas en uno u otro sentido según convenga. Las disculpas en público ya se han formulado, pero los cuchillos siguen volando en privado.

Cándido Conde-Pumpido Tribunal Constitucional
El redactor recomienda