La nueva Telemadrid arranca con incertidumbre y anticipa la batalla judicial
  1. España
EL SEGUNDO, TAMBIÉN RECURRIDO

La nueva Telemadrid arranca con incertidumbre y anticipa la batalla judicial

La radiotelevisión comienza una nueva era, tras forzar Ayuso la salida de su anterior dirección. La plantilla denuncia que José Antonio Sánchez dejó mal recuerdo por el ERE

placeholder Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Telemadrid camina hacia una nueva etapa, pero con un regusto a tiempos pasados. Con una nueva ley y el convencimiento en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de que hacía falta un cambio de rumbo, se inicia un nuevo sendero que tendrá como rostro principal a José Antonio Sánchez, el director general que puso en marcha el ERE de 800 empleados de la corporación, declarado luego irregular, y que protagonizó una etapa marcada por las denuncias de control político que arrancaron con Esperanza Aguirre en el poder. Su designación supone la confirmación oficial de un giro que el PP ve esperanzador, pero que en la izquierda ya ha activado la maquinaria para tratar de frenar la iniciativa. Como ya avanzó este medio, Más Madrid impugnará el nombramiento al considerar que viola la norma actual.

La nueva RTVM comienza a dar sus primeros pasos este jueves, cuando el mandato por tiempo indefinido de Sánchez entra en vigor y la dirección previa de José Pablo López sale de su despacho. Será la primera piedra de una nueva senda en la que el Gobierno regional ha puesto el foco en la austeridad y la eficacia en la gestión, pero donde la oposición atisba un intento de controlar la televisión de la comunidad.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del nuevo administrador provisional abre la puerta al recurso que prepara Más Madrid. Fuentes de la formación explican que llevarán ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el acuerdo de gobierno, al entender que al haberse producido de forma inmediata incumple algunos de los preceptos de la reforma impulsada por el PP. Entienden que no han cumplido con los tres meses que la norma prevé para buscar un director general de consenso y que, por tanto, no podrían nombrar a este jefe interino, designación para la que no se requiere de tanto respaldo.

Estas fuentes del partido de Mónica García afirman que ya están trabajando en el texto que llevarán a los tribunales y que esperan registrarlo en los próximos días. Creen que así podrían al menos dilatar la aplicación de unas medidas que consideran contrarias a la pluralidad del ente. Es la primera organización que ha decidido dar el salto a la vía judicial, ya que el PSOE sigue estudiando un posible recurso de inconstitucionalidad, aunque prevé tomar una decisión esta semana. Tampoco se descarta que el director saliente impugne su marcha al considerarse perjudicado directamente por el movimiento, según apunta su equipo.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La vuelta a la corporación del ahora administrador provisional ha generado incertidumbre entre los trabajadores, que lo reciben con preocupación por la experiencia previa. "Es una declaración de intenciones. Está claro". "Esperábamos un perfil así, pero que sea justamente él... Parece que vuelven los días negros". Son algunas de las impresiones de varios empleados consultados por este medio, que coinciden en señalar la estupefacción generalizada.

Un nuevo equipo

Sánchez deberá ahora nombrar un nuevo equipo de dirección, ya que se da por descontado que no continuarán los integrantes del anterior. Podrá elegir a sus miembros, además, con mayor libertad que el director general previo, ya que la nueva regulación elimina la capacidad de control que antes tenía el consejo de administración, por lo que podrá escoger los perfiles que desee sin ningún tipo de freno.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE) Opinión

Desde el comité de empresa de RTVM, eluden posicionarse ante una hipotética huelga de los trabajadores y apuntan que solo podrían poner en marcha movilizaciones de calado si los cambios tuvieran una repercusión lesiva y directa en los empleados. "No augura nada bueno para los madrileños ni para su radio y televisión pública", señalaban desde el órgano tras oficializarse este miércoles la llegada de Sánchez. "No entendemos cuáles son los méritos profesionales de esta persona para volver a una empresa que dejó en la ruina", apostillaban en referencia al expediente de regulación de empleo.

El movimiento de la presidenta no deja a nadie indiferente. Sánchez es conocido no solo por su gestión en la corporación madrileña, sino también por sus dos etapas en RTVE. Es votante confeso del PP, del que dijo que estaría contento si le consiguiera un "puestecito" tras salir de la televisión pública. Fue nombrado bajo el mandato de Esperanza Aguirre y luego continuó con Ignacio González hasta 2014.

Foto: La portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García. (EFE)

En el PP, llevaban tiempo molestos con la línea seguida por la radiotelevisión madrileña en los últimos años. La batuta de López, que fue nombrado en 2017 director general con amplio consenso, no gustaba entre las filas populares. Consideraban que RTVM estaba siendo muy crítica con el Gobierno regional y muy cercana a la oposición. Empezaron a verbalizarlo en público, en boca de la propia presidenta, pero la situación no cambió y terminó enquistándose. Los reproches cruzados se multiplicaron en el último curso, generando incluso un cisma dentro de la coalición con Ciudadanos, que observaba en los populares un intento por volver a lo que llamaron 'Tele Espe', en referencia a los tiempos de la expresidenta.

Tras sugerir su intención de poner la dirección del ente patas arriba, Díaz Ayuso impulsó una reforma de la ley vigente para cambiar a los responsables con más facilidad. Se aprobó en el primer pleno de la legislatura con la abstención necesaria de Vox. Desde hoy, tendrá a José Antonio Sánchez en acción, antes de las vacaciones de verano, pero deberá ser ratificado también por el partido de ultraderecha en septiembre. Es la primera iniciativa que han llevado a la Asamblea.

El PP ha rechazado en público cualquier intento de manipular y controlar el ente. Se escuda en supuestos problemas de gestión de la dirección previa, a la que han acusado de negligente, pero que ha mejorado notablemente su imagen y su audiencia sin grandes sobresaltos, a excepción de la presentación del marco financiero del ente, que debía aprobarse antes de 2021 y que no se propuso hasta comenzado enero.

Vox Tribunal Constitucional
El redactor recomienda