El escándalo de la quinta ola
  1. España
LA IMAGEN DE LA SEMANA

El escándalo de la quinta ola

"La clase dirigente, otra vez la desgobernanza, no ha encontrado mejor argumento que atribuir la responsabilidad a la abstracción de los jóvenes. Se los ha convertido en un chivo expiatorio colectivo"

"Puede entenderse que nos sorprendiera el coronavirus la primera vez. Porque era un misterio. Y la segunda, porque no estaba claro cómo afrontarla. Igual fue más inquietante que se produjera la sorpresa de la tercera ola. Y no digamos de la cuarta, subestimándola hasta extremos increíbles, pero convendremos que la irrupción de la quinta ola representa un caso de negligencia inaceptable".

"Y la clase dirigente, otra vez la desgobernanza, no ha encontrado mejor argumento que atribuir la responsabilidad a la abstracción de los jóvenes. Se los ha convertido en un chivo expiatorio colectivo".

"Y es probable que algunos de ellos, no sabemos cuántos, hayan incurrido en comportamientos temerarios, pero la quinta ola ha puesto en entredicho, de nuevo, la precipitación de la apertura, la precariedad de las medidas preventivas, el caos en la asunción de responsabilidades y de competencias y el entusiasmo con que Sánchez anunció otra vez la victoria sobre el coronavirus enfatizando toda su propaganda".

El Confidencial TV Vídeo Pedro Sánchez Coronavirus