Por qué a Iglesias le excita un golpe de Estado

La fantasía distrae a la opinión pública de las fechorías gubernamentales y abraza obscenamente las tesis victimistas del soberanismo: jueces y tricornios conspiran contra la libertad

Por Rubén Amón14
Por qué a Iglesias le excita un golpe de Estado
El tricornio de Grande-Marlaska

El "tricornio" de Grande-Marlaska

Rubén Amón analiza las claves políticas en torno a la injerencia del Ministerio de Interior en el conflictivo cese del coronel Diego Pérez de los Cobos

¡Díganme donde está la injerencia!

"¡Díganme donde está la injerencia!"

Marlaska convierte su comparecencia en un ejercicio asombroso de escapismo, mientras el Gobierno aspira a salir de la crisis desprestigiando a la jueza y los policías judiciales del caso 8-M

Vox, el partido del bocinazo

Vox, el partido del bocinazo

Abascal capitaliza el cabreo con una manifestación tan legítima como irresponsable, y descriptiva de un partido incapaz de aportar soluciones a la crisis

Todas las razones para odiar a Cayetano

Todas las razones para odiar a Cayetano

Torero, guapo, rico y listo: el diestro se erige en bastión contra un Gobierno que discrimina y prevarica privándolo de las limosnas concedidas al mundo de la cultura

El tahúr Sánchez vampiriza a Cs

El tahúr Sánchez vampiriza a Cs

El líder socialista 'renuncia' a 30 días de prórroga, pero se garantiza 15 sin apenas condiciones instrumentalizando a Ciudadanos

La miserable reyerta de Ayuso y Sánchez

La miserable reyerta de Ayuso y Sánchez

La presidenta madrileña y el líder socialista esconden en el otro su responsabilidad y estimulan el cainismo celtibérico en una calle de Madrid como reflejo agotador de las dos Españas

A Pedro Sánchez le aburre el Parlamento

A Pedro Sánchez le aburre el Parlamento

El presidente aspira a quitarse de encima uno de los pocos sistemas de control que sirven de escrutinio al estado de alarma y se trabaja el amor de Cs

Pablo Casado se inmola en la nada

Pablo Casado se inmola en la nada

El líder del PP quiso convertir la sesión en una moción de censura y ha terminado relegado a un papel irrelevante 'gracias' a un acuerdo coyuntural de Sánchez y Arrimadas que indigna a Rufián