"El PP nació con la Constitución y la prueba de que no somos Vox es que Vox existe"
  1. España
ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO

"El PP nació con la Constitución y la prueba de que no somos Vox es que Vox existe"

El presidente de la Xunta desconfía de la negociación entre Sánchez y los independentistas en términos de financiación y advierte de los riesgos de esa bilateralidad para el resto del Estado

Alberto Núñez Feijóo es optimista con la temporada estival en Galicia. Lanza mensajes contundentes de la seguridad en su comunidad autónoma gracias a los datos de vacunación y el seguro covid puesto en marcha. El pesimismo le llega al hablar de los planes entre el Gobierno y los partidos independentistas. Más allá de los indultos, el presidente de la Xunta alerta de que, mientras no asuman el marco de la legalidad y el Estado de derecho, la desconexión seguirá siendo su único objetivo. Mira con preocupación la negociación bilateral sobre financiación y advierte: "Solo espero que Sánchez no cometa el error de romper el sistema de financiación que nos hemos dado". Exige transparencia de una vez por todas con el reparto de los fondos europeos y está convencido de que un nuevo ciclo político ha comenzado. Y que la alternativa popular solo tiene un nombre: Pablo Casado.

PREGUNTA. El ministro Garzón ha levantado una fuerte polémica con su campaña para reducir el consumo de carne. El ministro de Agricultura mostró su malestar y ya vio el comentario del presidente con el chuletón al punto.

RESPUESTA. Creo que esta última ocurrencia del ministro de Consumo se debe quedar en eso, en una ocurrencia. Fue desautorizado por sus propios compañeros de Gobierno. Hay ministros que, si no consiguen una ocurrencia, no consiguen un titular. Pero decir así, desde Consumo, que siempre fue una subdirección general en un ministerio, que no se debe tomar carne sin más consideraciones, sin estudios en materia de Salud Pública, sin acreditación científica, sin concretar pautas y toxificaciones y límites, es simplemente una ocurrencia que creo que no merece la cabaña ganadera de España. Y, por lo tanto, en Galicia, estoy convencido de que la inmensa mayoría simplemente vamos a tomar esto como la última ocurrencia del ministro de Consumo.

P. La vacunación avanza a pesar del aumento en la incidencia de casos por coronavirus. ¿Comparte el optimismo del Gobierno sobre la recuperación económica?

R. Comparto los hechos. Nuestro PIB se ha contraído casi 11 puntos desde el año 2020. La peor economía de la UE. Que subamos este año seis o siete puntos no es una gran noticia. Significa que estamos aún cinco puntos por debajo del PIB de 2019. Nuestra economía no se va a recuperar hasta el año 22. Vamos a necesitar dos años para recuperar el PIB y vamos a salir con muchísima deuda, con ingentes cantidades de dinero debiendo al Banco Central Europeo y con las ayudas de la UE, los fondos Next Generation, los préstamos, que vamos a tener que devolver. Ojalá podamos ir más rápido, ojalá invirtamos los fondos con criterios económicos según los proyectos que vayan a mejorar los sectores estratégicos y que creen empleo y mejoren el PIB, y no proyectos que vengan a tranquilizar a los socios de Pedro Sánchez. Ojalá se produzca todo esto, pero la economía española hasta el momento es de las más afectadas por la pandemia en toda la UE.

placeholder Foto: S.B.
Foto: S.B.

P. ¿Extiende la cautela a las perspectivas turísticas de este verano? ¿Está en riesgo la temporada?

R. No. En Galicia el porcentaje de vacunación en primera dosis es muy alto, casi un 72 por ciento, y con pauta completa superamos el 55. Hemos planteado un seguro covid para que, si alguien nos visita, quiere hacer el Camino o en el caso de un problema de coronavirus, le realizamos PCR, cubrimos la hospitalización y, si hay cuarentena, le pagamos la estancia en el hotel o apartamento. Galicia es uno de los territorios más seguros. Nuestro porcentaje de mortalidad es el más bajo tras Canarias. Pero hay que decirlo claro: durante la primera y segunda olas, la población vulnerable era la mayor; ahora es la joven.

P. ¿Cree que hay ampliar los ERTE más allá de octubre? ¿Y el SMI, como dice la ministra de Trabajo?

R. Todo lo que ha criticado el Gobierno actual sobre la reforma laboral de Rajoy y de su Ejecutivo ha sido fundamental. Han usado las figuras que esa reforma ha consolidado: los ERTE, por ejemplo. En cuanto al SMI, este Gobierno ya lo ha subido y el Banco de España ha alertado sobre la pérdida de puestos de trabajo que eso ha supuesto. Necesitamos en este momento recuperar inversiones y usar de forma adecuada los fondos Next Generation. Volver a asumir los costes laborales conllevará una ralentización de la recuperación económica. La receta ahora es de contención y bajada puntual de impuestos. Los alemanes han bajado el IVA y las cotizaciones, y han aplazado el pago de algunos impuestos a finales del año 21. En España no hemos hecho ninguna de esas cosas.

"Todo lo que ha criticado el Gobierno actual sobre la reforma laboral de Rajoy y de su Ejecutivo ha sido fundamental"

P. El presidente del PP reprocha a Sánchez abusar en la exhibición de los acuerdos con los agentes sociales. Habla de “propaganda tóxica”. ¿Lo comparte?

R. Todos los presidentes intentan rentabilizar acuerdos con patronal y sindicatos. La cuestión es si esos acuerdos mejoran el empleo y nuestra economía se va a recuperar. Hay acuerdos en la historia de la concertación social que han sido muy útiles y, otros, más formales que de contenidos. En el último sobre pensiones ya nos dijeron a los que hemos nacido en la década de los 60 y 70 que tendremos que trabajar más o cobrar menos. Las cosas complejas requieren esfuerzos de todos. España es uno de los países más endeudados de la UE. Todos los ciudadanos saben que la deuda que se contrae hay que devolverla. Tenemos un problema de endeudamiento masivo y necesitamos vislumbrar reformas.

P. ¿Usted también se siente decepcionado con la postura de la CEOE sobre los indultos y acuerdos con el Gobierno como el de pensiones?

R. Que el PSOE critique a la CEOE no le sorprende a nadie. Si el PP no está de acuerdo puntualmente con algunas cosas que hace la CEOE, tampoco debería sorprender a nadie. Que el PP pacte con la CEOE siempre es crítico para el PSOE, pero cuando la patronal pacta con los socialistas es un gran acuerdo y es progresista. Hay acuerdos pragmáticos que están bien planteados. Nosotros, por ejemplo, pedimos la ampliación de los ERTE y la flexibilización a los créditos ICO. Hemos pedido también rebajas del IVA para determinados sectores, y en esto no estamos de acuerdo con que no se produzca. Hemos pedido un pacto por las pensiones y, por ahora, hay un pequeño acuerdo de actualización, pero no un gran acuerdo.

Es verdad que lo que el Gobierno no consigue en el Parlamento lo busca con los agentes sociales. Nos sorprende también las crisis energéticas que está habiendo en España, entre otras cosas por la política del Gobierno (producción de aluminio y acero, sector del automóvil, falta de competitividad en nuestras industrias…). Y vemos en todo ello mucha comprensión de los sindicatos, no sé si la tendrían igual si gobernara el PP.

P. Le preguntamos ahora por Cataluña. ¿Ha percibido ya algún gesto de los independentistas que avale los indultos?

R. Yo lo que he visto es que el mensaje de Puigdemont, Torra y Aragonès tiene muchas coincidencias. No ha habido movimientos a favor del acatamiento de la ley y la democracia. No veo que se muevan un centímetro los partidos independentistas. El 'president' de la Generalitat dice que esta será la legislatura del referéndum. No veo pasos hacia la concordia y la convivencia por parte del independentismo. Yo eso no lo he visto, ojalá esté equivocado.

"Cuando la patronal pacta con el PSOE siempre es un gran acuerdo y es progresista"

P. Sánchez ha dicho que no cabe la autodeterminación. ¿Usted ve posible un cambio en el modelo territorial, como propone Iceta, aunque sea a medio o largo plazo que implique un referéndum para toda España?

R. El presidente ha dicho en sede parlamentaria que en ningún caso gobernaría con Podemos y que había que ir a otras elecciones porque no podría dormir con Iglesias en el Gobierno para después gobernar juntos, que había que intervenir Cataluña con el 155 votando a favor y ahora ya está en contra, que no indultaría a los políticos que vulneraron la Constitución, el Código Penal y que cometieron malversación… Yo no sé con qué parte del presidente me tengo que quedar. Sánchez dijo que no habría referéndum de autodeterminación, pero al día siguiente Iceta y la vicepresidenta primera dijeron que podría haber un referéndum consultivo.

Yo creo que estamos jugando con 40 años de democracia en España, estamos jugando con el Estado de derecho. Y no creo que el Estado tenga que pagar los peajes que el Gobierno está dispuesto a abonar a sus socios. Lo que plantean los independentistas se está gestionando no como un problema de gobernabilidad en Cataluña, sino como un problema que afecta y condiciona a la gobernabilidad de España. Y eso me parece impropio de un Estado descentralizado como es el de las autonomías. Al final, lo que plantean los partidos independentistas no es una enmienda a la totalidad a un estado centralista, sino una enmienda al Estado más descentralizado de la UE, a la España de las autonomías. El objetivo de los independentistas es la desconexión. Y, mientras sea así, nada será suficiente para pararlo. Ni indultos, ni estatutos.

placeholder Foto: S.B.
Foto: S.B.

P. ¿Y cree que todo esto, los indultos, la negociación con los independentistas, pasará factura a Sánchez? El PP lidera ahora las encuestas, pero queda mucho.

R. El PP ha derrotado dos veces al Gobierno de Sánchez y sus socios populistas. En Galicia, donde Podemos era la segunda fuerza y ya no está en el Parlamento. Y en Madrid, donde el PSOE se ha convertido en tercera fuerza, por detrás del partido de Errejón. Se ha iniciado una senda de cambio político en España. Es verdad que queda mucho tiempo para las elecciones, pero creo que todo eso pasa factura. Se puede engañar a algunos algún tiempo, pero no a todos todo el tiempo. La política de lo que interesa a uno sin tener en cuenta el interés general suele erosionar al Gobierno. Y cuando pierde la credibilidad en la sociedad es que ha empezado la cuenta atrás. Queda por confirmar lo que acabo de decir, pero las elecciones gallegas y las madrileñas acreditan un cambio de tendencia.

"Los independentistas plantean una enmienda al Estado más descentralizado de la UE"

P. Le añado otra convocatoria electoral, la de Cataluña de febrero. Allí el PP es residual.

R. Es evidente que fue un muy mal resultado y hay que aceptar que en Cataluña tenemos que hacer una reflexión importante. El voto constitucionalista, que no es el PSC, se mueve en 15 diputados, los que tenía el PP pero dividido en tres partidos. Hemos de reorientar nuestro posicionamiento en la política catalana y hemos de perseverar en representar a la Cataluña libre, catalanista y española, la del ‘seny’, que ha sido mayoritaria y sigue siéndolo.

P. El Gobierno ha iniciado la revisión del sistema de financiación autonómica y coincide con la negociación que también va a abrir con el Govern. ¿Cree que está más cerca un concierto económico para Cataluña?

R. Eso he oído a los representantes de la Generalitat. Que habrá dos mesas, la económica y la política. Y que, si no hay acuerdo en la primera, ya no hablan de la segunda. ¿Qué consideran un acuerdo? Más dinero. ¿Y qué plantean? De entrada, un concierto. ¿Qué va a hacer el Gobierno? Espero que no cometa la equivocación de romper el sistema de financiación que nos hemos dado durante 40 años. El actual, del que el independentismo se queja, es el sistema que pactó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el ‘president’ Montilla, ERC e ICV. Según este sistema, lo que reciben Madrid, Cataluña y Galicia tiene una diferencia de entre tres y 20 euros de coste por habitante al año. Estamos en la franja media, luego hay comunidades que están por arriba y otras por abajo. Con una diferencia así, enjuagar el envejecimiento de la población y la dispersión territorial no parece que sea mucho.

"Solo espero que el Gobierno no cometa el error de romper el sistema de financiación"

Por otra parte, en 2017-2018, el Gobierno del PP creó una mesa de análisis para un nuevo sistema de financiación que el PSOE interrumpió hasta ahora. Además, todos los fondos pospandemia que el Gobierno ha dado, todos, han roto el modelo de financiación actual. Ninguno se ha distribuido en función de los criterios del modelo. A Galicia, de acuerdo con el sistema, le habría correspondido un 6,2 por ciento, pero ha recibido un 5,1 de ese dinero. Sobre el sistema de financiación, Galicia ha perdido unos 840 millones de euros. El sistema de financiación no se está siguiendo en los fondos de la pospandemia y, segundo, tampoco se ha avanzado nada hacia uno nuevo. Se añade un tercer elemento: que nos amenazan con una bilateralidad entre Cataluña como Gobierno y socio parlamentario del PSOE en el Estado. Todo esto suena muy mal.

P. ¿Está de acuerdo con Casado en recuperar el modelo de Aznar de 2002?

R. Nosotros teníamos un sistema de financiación pactado por consenso entre las CCAA. Después vino el Gobierno de Zapatero y las tensiones con Cataluña. Zapatero, con el tripartito catalán, quiere ser más nacionalista que los nacionalistas y se inventa aquello de que “aprobaremos el Estatut que salga del Parlamento de Cataluña”. Se reabre entonces el sistema de financiación, se habla con el tripartito y se impone al resto. ¿Ha valido para algo? Los que estaban en contra del sistema consensuado inventan uno nuevo y ahora esos mismos dicen que es discriminatorio para la propia comunidad coautora del modelo.

El maná de concesiones a los partidos independentistas no es blindaje de futuro. La historia es reincidente. Por mucho que se privilegie a Cataluña, no garantiza para nada ni el respeto a la Constitución ni a la ley ni a la convivencia. Tenemos una Constitución tan amplia y apartidista que posibilita a los partidos independentistas; sin embargo, la alemana los ilegaliza. Para que haya convivencia, los independentistas tienen que aprender a convivir con la Constitución. Pero la vulneran, no la aceptan y han dicho que es una Constitución de los españoles, no del independentismo catalán. Este Gobierno es el primero en 40 años de democracia que lo es por el apoyo de los independentistas vascos, de Bildu y del independentismo catalán. Y eso tiene consecuencias. Ni González, ni Aznar, ni Zapatero. De hecho, fueron presidentes con los votos en contra del independentismo. Igual que Rajoy. El primer presidente con el apoyo de estos partidos es Pedro Sánchez.

placeholder Foto: S.B.
Foto: S.B.

P. ¿Cómo tiene que ser la oposición de Casado? A veces apuesta por la vía institucional y otras endurece el tono, da la sensación de que mirando de reojo a Vox.

R. Cuando estábamos en la oposición con Rajoy, el presidente Zapatero decía que el PP era la derecha extrema. Ahora, con Casado, nos dicen que miramos a Vox de reojo. Es un clásico. El PP nació con la Constitución y la prueba de que no somos Vox es que Vox existe. El PP es un partido europeísta, Vox no. Al PP no le verá usted con la señora Le Pen porque no somos socios de esos partidos y el PP es autonomista. Vox no lo es. Cada vez que hay problemas de crisis económicas en España, los españoles nos han llamado para gobernar. Vox no existía. Sigamos nuestro camino. Tenemos un buen manual de política económica, europea… Persistamos en nuestra experiencia de gobierno y no nos preocupemos por partidos que se sitúan en los extremos. Nuestro afán es ser la única alternativa al socialismo, populismo e independentismo. El único político que encarna esa alternativa es Pablo Casado.

P. En las dos últimas elecciones generales ganó el PSOE. ¿Cree que se cuestionará el liderazgo de Casado si no gana las próximas?

R. Yo creo que ha habido dos elecciones consecutivas. Y ahora habrá unas elecciones, suponemos, finalizada la legislatura. Y ese será el momento de medir las capacidades de los líderes. Normalmente, un presidente del Gobierno no lo es desde el primer momento. No nos pongamos nerviosos. Mantengamos un programa para gobernar, armemos y fortalezcamos un equipo económico que los españoles perciban como sólido para una política de empleo y bajada de impuestos. Y preparémonos para un proyecto de gobierno. Lo demás, en la oposición siempre hace mucho frío. El líder de la oposición es un político cuestionado siempre. Pero los líderes se hacen en la oposición. Quien no pase por la oposición probablemente es un líder incompleto. Me preocupa armar un partido que los españoles vean como la única alternativa.

"Los líderes se hacen en la oposición. Quien no pase por la oposición es un líder incompleto"

P. ¿La presidenta de la Comunidad de Madrid tiene también un perfil nacional? La confrontación con el Gobierno y el ejercicio de oposición han sido claros.

R. No sé si ha confrontado el Gobierno de Madrid con el de España o al revés. Porque me da la sensación de que, como mínimo, la confrontación era bilateral. Los presidentes autonómicos representamos al Estado en nuestras comunidades y hacemos política nacional. Ustedes me preguntan sobre todo por política nacional, muy poco de Galicia. Gestionamos nuestra comunidad, nuestros servicios públicos…, pero también hacemos política de Estado. A la presidenta Ayuso hay que reconocerle un resultado excepcional. En dos años ha duplicado votos y escaños. No ha ocurrido antes en 40 años de democracia. Lo que siempre ha dicho en público y privado es que quiere ser presidenta de la comunidad. Es su rol y su función. Eso no quiere decir que no pueda hacer políticas de Estado.

Y nuestro candidato a la presidencia del Gobierno es Pablo Casado porque lo elegimos en el Congreso. No me parece mal que haya comentarios, porque eso quiere decir que el PP puede ganar. Nadie hablaría de que este puede ser o no puede ser si no tuviera opciones de ganar elecciones. ¿A que nadie habla de Ciudadanos? Lo que veo y lo que oigo es que cada uno tiene un papel de solista en una sinfónica que es el Partido Popular.

placeholder Foto: S.B.
Foto: S.B.

P. Antes mostraba su preocupación sobre cómo se repartirán los fondos europeos. ¿Qué pide Galicia? Y, hablando de inversiones, ¿cuándo está previsto que llegue el AVE finalmente?

R. Empiezo por esto último. El AVE tenía que haber llegado en el 10, se aplazó al 12, luego al 15 y luego al 18 y al 19. Este Gobierno nos dijo que en el 20 y ahora nos han dicho que finaliza en el 21. La obra está en su fase final, pero ahora nos dicen que queda algo pendiente: no hay material rodante. Los trenes deben tener una tracción de traviesa polivalente, es decir, pasar del ancho ibérico al ancho internacional de vía. Y todavía no tenemos trenes. El Gobierno no nos ha dado fecha aún.

Sobre los criterios de los fondos. En un país consolidado en el que interesa que los ciudadanos encuentren empleo, el PIB se recupere y la competitividad mejore, los criterios deben responder a la transparencia. Pero esto no ocurre. Si supiera los criterios estaría tranquilo, pero no los conozco. Hasta la fecha, los fondos relacionados con la lucha contra el covid se han repartido con criterios distintos. Con 22 ministerios, tener 22 criterios es como no tener ninguno. Excepto uno: el de los territorios representados por los socios del Gobierno. Las cosas no van bien. Tenemos preocupación.

Nuestra petición es que, por favor, conozcamos los criterios para poder analizar los proyectos. Nosotros hemos presentado proyectos, no los hemos hecho nosotros, sino el tejido productivo gallego. Son 19.000 millones. El 70 por ciento iniciativa privada y 30 la Administración. Proyectos importantes como, por ejemplo, una fábrica de fibras textiles, un sistema para recuperar todos los excrementos de animales (con fines energéticos), proyectos eólicos. Proyectos centrados en el sector pesquero y conservero. Galicia es la primera región europea en pesca. Además, estamos haciendo la mayor fábrica de vacunas de España. Y proyectos de digitalización. Hemos consultado a las empresas para presentarlos, hemos hecho una auditoría intensa de los sectores estratégicos gallegos. Queremos que haya concurrencia competitiva y transparencia, y que se asignen los fondos en función de la calidad industrial del proyecto, no por el interés político de los socios.

Alberto Núñez Feijóo es optimista con la temporada estival en Galicia. Lanza mensajes contundentes de la seguridad en su comunidad autónoma gracias a los datos de vacunación y el seguro covid puesto en marcha. El pesimismo le llega al hablar de los planes entre el Gobierno y los partidos independentistas. Más allá de los indultos, el presidente de la Xunta alerta de que, mientras no asuman el marco de la legalidad y el Estado de derecho, la desconexión seguirá siendo su único objetivo. Mira con preocupación la negociación bilateral sobre financiación y advierte: "Solo espero que Sánchez no cometa el error de romper el sistema de financiación que nos hemos dado". Exige transparencia de una vez por todas con el reparto de los fondos europeos y está convencido de que un nuevo ciclo político ha comenzado. Y que la alternativa popular solo tiene un nombre: Pablo Casado.

Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP)
El redactor recomienda