Cs da con la tecla: recurre el indulto alegando los derechos de sus diputados del Parlament
  1. España
POR SER VÍCTIMAS DIRECTAS

Cs da con la tecla: recurre el indulto alegando los derechos de sus diputados del Parlament

El recurso de Ciudadanos soluciona los problemas de legitimación que existían en el caso del PP y Vox, que también van a recurrir. Su argumentación abre la senda de los recursos al TS

placeholder Foto: Inés Arrimadas y Edmundo Bal, en la presentación de su recurso ante el TS. (Pedro Ruiz)
Inés Arrimadas y Edmundo Bal, en la presentación de su recurso ante el TS. (Pedro Ruiz)

Ciudadanos llevaba días guardando silencio sobre cómo argumentaría su recurso contra los indultos concedidos a los líderes independentistas. Y ha venido a solucionar los problemas de legitimación que existían en el caso del PP y Vox, que también van a recurrir. La clave está en que quien impugne la decisión debe considerarse "parte interesada". El partido de Pablo Casado no lo es, según las fuentes consultadas, porque su único interés es el que pueda tener cualquiera en el cumplimiento de la legalidad. En contencioso, están legitimados "los titulares de un derecho o de un interés legítimo".

Precisamente por eso, el partido naranja se decantó por presentarlo a través de tres de sus máximos dirigentes: Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa y José María Espejo, los diputados clave que se enfrentaron en 2017 a los partidos secesionistas y a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, cuando los días 6 y 7 de septiembre se aprobaron las leyes de desconexión.

Arrimadas, Espejo-Saavedra y Carrizosa presentan ante el TS un recurso contra los indultos

El partido naranja, que llevaba acumuladas semanas difíciles y varias derrotas tras desaparecer de la Asamblea de Madrid y tratando de sobrevivir a la opa lanzada desde el PP, toma oxígeno ahora con su gran bandera política. A diferencia de otras formaciones como PP y Vox, los de Arrimadas tenían claro que un partido no podía alegar la legitimación activa para recurrir los indultos, sino que debían ser las personas cuyos derechos se vieron afectados por el proceso judicial o la sentencia que le puso fin.

Según concreta la ley reguladora de la jurisdicción contencioso-administrativa, los legitimados para recurrir son quienes promuevan el procedimiento como titulares de derechos o intereses legítimos, ya sean individuales o colectivos, o cuyos intereses legítimos, sean individuales o colectivos, puedan resultar afectados por la resolución. Cuando se habla de afectados, lo son por motivos materiales y no abstractos, concretan estas fuentes. Es decir: no es suficiente la mera defensa de la ley.

Foto: Abascal, este jueves ante el Supremo. (EFE)

El caso de Vox es más dudoso, porque el partido que dirige Santiago Abascal participó en el procedimiento que acabó en la condena que ha sido perdonada por el indulto. Sin embargo, hay quien destaca que ejercieron una acusación popular y no particular. Los magistrados que cuestionan también la legitimación de este segundo partido destacan que para estar legitimado tienes que obtener un beneficio personal de la anulación del indulto. En el caso de una víctima, este es —por ejemplo— la satisfacción moral del cumplimiento de la pena por el daño provocado. Vox no es, sin embargo, víctima directa.

Sin embargo, los tres firmantes del recurso de Ciudadanos eran diputados en el momento en que se produjeron los hechos y eso los convierte en afectados por la actuación de Junqueras y el resto de condenados. Según indica el recurso, entienden que están legitimados para recurrir en tanto que la sentencia del Tribunal Supremo señala como base del delito de sedición la tramitación de las leyes de referéndum de autodeterminación y de transitoriedad jurídica, las mismas por las que los tres interpusieron recurso de amparo al Tribunal Constitucional por ver privados sus derechos de participación política. Ganaron el recurso. “Entendemos que los diputados amparados también son víctimas”, resumen en la cúpula naranja.

Vox recurre los indultos y pide la ilegalización de los partidos responsables

El ‘cerebro jurídico’ del partido, Edmundo Bal (que todavía no se encontraba en las filas naranjas cuando se desató la crisis de 2017 en Cataluña), considera que si tuvieron legitimación para acudir al TC, también la tienen ante la jurisdicción contencioso-administrativa. El hecho de que la sentencia del 'procés' estableciera como inicio de la sedición esas dos leyes es la guinda del recurso de Arrimadas. “El delito de sedición fue posible gracias al atropello de sus derechos fundamentales como representantes públicos en el Parlament”, insisten, sin esconder una cierta sorpresa por que diputados del PP catalán no interpusieran recurso como ellos.

Las sensaciones en Ciudadanos son muy positivas y encuentran que “el armazón” de su recurso les podría dar una alegría importante. El argumento pilló por sorpresa a sus rivales políticos. Los populares, de hecho, llevan días amagando con su posible argumentación (desde que Pablo Casado fuera objeto de una investigación en internet por parte de los CDR hasta el hecho de que al ser la sedición un delito público y de interés general, los populares puedan representar el perjuicio que supone para los ciudadanos en su conjunto).

Foto: Pablo Casado se reúne con Ursula von der Leyen. (David Mudarra)

Con la concesión de los indultos (aprobados por real decreto el martes en el Consejo de Ministros), la oposición pasa ahora a librar su peculiar batalla. Para el partido naranja, ahora el más débil con diferencia, sería crucial que el recurso les saliera bien. En la cúpula nacional, no esconden que supondría un “espaldarazo” tras meses complicados en los que el partido ha buceado en la irrelevancia, especialmente tras salir de dos gobiernos autonómicos: el de Madrid y, antes, el de Murcia.

En todo caso, la formación de Arrimadas defiende su acierto a la hora de plantear el recurso en el papel que jugaron realmente en el año 2017 en Cataluña mientras, dicen con reproches, “el PP estaba desaparecido”. El recurso contra los indultos podría suponer el primer balón de oxígeno para Ciudadanos desde hace mucho tiempo, una posibilidad de resurgimiento mínima.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Ciudadanos Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda