Sánchez presenta el plan 'España 2050' en niveles máximos de desconfianza ciudadana
  1. España
EL 70,6% TIENE POCA O NINGUNA CONFIANZA

Sánchez presenta el plan 'España 2050' en niveles máximos de desconfianza ciudadana

Los datos recogidos por el Centro de Investigaciones Sociológicas desglosan una pérdida de confianza por parte de la población y una leve mejoría en el líder de la oposición

placeholder Foto: Pedro Sánchez, en una imagen de esta semana. (Reuters)
Pedro Sánchez, en una imagen de esta semana. (Reuters)

La confianza de la población española en Pedro Sánchez no pasa por su mejor momento. La proporción de aquellos que no confían en él ha tocado techo en las últimas semanas, según los datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas. Tras haber sufrido un duro golpe en las elecciones de la Comunidad de Madrid del pasado 4 de mayo, el presidente del Gobierno ha experimentado un claro desgaste en los últimos tiempos. Todo ello a pesar de que el ritmo de vacunación en España, una de las grandes apuestas del Ejecutivo, está cumpliendo con los plazos fijados y el horizonte sanitario se atisba cada vez más favorable. En un contexto así, el mandatario presenta el plan 'España 2050', del que El Confidencial avanzó ayer miércoles uno de sus capítulos.

El barómetro del CIS publicado esta misma semana no solo reflejaba una caída del PSOE hasta el 27,9%, sino que las respuestas dadas por los ciudadanos ante otras cuestiones también apuntan a esa pérdida de fuelle. El centro, que realizó sus entrevistas entre el 4 y el 13 de mayo, pregunta periódicamente por el grado de confianza que depositan en sus líderes. Aquellos que aseguran que tienen poca o ninguna confianza en él siempre han sido mayoría (como es esperable en un momento de alta fragmentación del voto), oscilando entre valores cercanos al 60% y al 70%.

Foto: El presidente, Pedro Sánchez (i), y su jefe de gabinete en Moncloa, Iván Redondo. (EFE)

En este último sondeo, sin embargo, el dato llegó a su máximo de la presente legislatura, con el 70,6%, superior por unas décimas a las cifras de marzo (70,3%), febrero (70,1%) y enero (70,4%) de este 2021, y muy por encima de las de 2020, cuando no alcanzó el 70%. Indican, de este modo, una fuerte erosión de la figura del socialista, que en las últimas fechas ha visto cómo su partido sufría una dura debacle en los comicios regionales en Madrid después de que él se hubiera involucrado, tanto de forma directa en los mítines como de forma más sutil en la confección de las listas y las estrategias, que han sido marcadas por su equipo de asesores.

La mala tendencia no remonta, a pesar de que la vacunación, uno de los elementos que ha tratado de explotar durante los últimos meses, va en buena dirección y cumpliendo con los objetivos que él mismo fijó públicamente. La administración de dosis contra el coronavirus es un factor esencial en el intento de dejar la crisis sanitaria y socioeconómica atrás, y debería permitir a Sánchez generar un ambiente más favorable a sus intereses, aunque por el momento no parece estar siendo así. Casi 16 millones de personas ya han recibido al menos una dosis.

El máximo de desconfianza registrado estos días coincide con la presentación este jueves del plan 'España 2050', el documento con el que el presidente pretende esbozar las líneas maestras sobre las que debe definirse el futuro del país en cuestiones como economía, educación, desigualdad, cohesión territorial, empleo, pensiones o cambio climático. Será el propio Sánchez quien presente el programa en un acto público que está destacado en el calendario de Moncloa como una fecha clave.

Antes de navidades, este medio ya informó de que la segunda ola del covid-19 había sido muy negativa para los intereses de Sánchez. En la primera, el jefe del Ejecutivo recibió un respiro entre la población, llegando el dato de desconfianza (poca confianza + ninguna confianza) a caer hasta el 60% en abril de 2020, tras haberse decretado el confinamiento. Pero fue incrementándose y ya en julio suponía el 65,1%. En otoño, en plena tensión con las comunidades y con Madrid, los números empeoraron y en octubre se elevaron hasta el 67,9%. Desde entonces, nunca ha bajado del 68,3%. Las últimas encuestas apuntarían que no ha logrado salir de esa espiral negativa.

El empeoramiento de la confianza en el secretario general del PSOE ha venido acompañado de una mejora del líder de la oposición, Pablo Casado, que sigue muy por encima de los números del presidente. En este mes de mayo, quienes tienen poca o ninguna confianza en su figura suponen el 83,7% de los encuestados, respecto al 86,2% de abril y el 87,4% de marzo. Esta mejora significativa en tan solo un mes coincide con el espaldarazo que supuso la victoria de Isabel Díaz Ayuso en Madrid el 4-M, barriendo no solo a los socialistas, sino también a Vox, lo que permite a los populares presentarse como la gran alternativa en la derecha.

El factor Ayuso

El jefe de filas del PP logró sus mejores datos en abril de 2020, que fue un buen mes para ambos líderes, en los primeros compases de la pandemia. Entonces la desconfianza en él se situó en el 77% (poca confianza + ninguna confianza).

El PP reduce a más de la mitad su anterior diferencia con el PSOE en el CIS

En este último CIS de mayo, el barómetro reflejaba una subida en la estimación de voto de los populares, que ascendían hasta el 23,4% y quedaban a solo 4,5 puntos de Sánchez, y aumentaban a 9,7 puntos el margen respecto a Vox.

Pero más allá de este dato, el centro que dirige José Félix Tezanos incluyó entre sus preguntas un matiz que tiene connotaciones en clave interna del partido. Ante la cuestión de "¿quién preferiría que fuese el/la presidente/a del Gobierno en estos momentos?", sugirió, como acostumbra, a los primeros espadas de las formaciones nacionales, desde Pedro Sánchez hasta Íñigo Errejón, aunque entre las últimas opciones sumó a Díaz Ayuso, presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid y azote de Sánchez en el último año.

La candidata más votada el pasado 4-M, en la que muchos ven una futura aspirante a liderar el PP a nivel nacional, fue la única dirigente regional que se introdujo. Según el CIS, solo el 2,4% de los españoles la querrían presidiendo el Consejo de Ministros, respecto al 12,5% de Casado y lejos del 21,7% del socialista. La institución también añadió en la ecuación a Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera del Gobierno y llamada a coger las riendas de la candidatura de Unidas Podemos tras la decisión de Pablo Iglesias de dejar la política. La militante del PCE recaba el respaldo del 1,7%, frente al 4,3% del ex secretario general morado.

La confianza de la población española en Pedro Sánchez no pasa por su mejor momento. La proporción de aquellos que no confían en él ha tocado techo en las últimas semanas, según los datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas. Tras haber sufrido un duro golpe en las elecciones de la Comunidad de Madrid del pasado 4 de mayo, el presidente del Gobierno ha experimentado un claro desgaste en los últimos tiempos. Todo ello a pesar de que el ritmo de vacunación en España, una de las grandes apuestas del Ejecutivo, está cumpliendo con los plazos fijados y el horizonte sanitario se atisba cada vez más favorable. En un contexto así, el mandatario presenta el plan 'España 2050', del que El Confidencial avanzó ayer miércoles uno de sus capítulos.

Barómetro del CIS Pedro Sánchez
El redactor recomienda