El Gobierno reducirá a tres los tipos de contratos y revisará las subcontratas
  1. España
PLAN DE RECUPERACIÓN

El Gobierno reducirá a tres los tipos de contratos y revisará las subcontratas

Los tipos de contratos se reducirán a estable "para el conjunto de las actividades", temporal y de formación/prácticas para la inserción, en particular, en el mercado laboral

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)

Se reducirán a tres los tipos de contratos, se revisará la regulación de las subcontratas a efectos de limitarlas, se crearán instrumentos de flexibilidad interna alternativos al despido y la alta temporalidad, se creará un mecanismo permanente para la formación y recualificación de trabajadores en procesos de ajuste empresarial, se simplificarán y racionalizarán los incentivos a la contratación y se modernizará la negociación colectiva. Estas son las líneas maestras de la reforma laboral, que se desarrollará en un nuevo Estatuto de los Trabajadores, incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno ha enviado al Congreso y sobre el que el presidente Pedro Sánchez dará cuenta este miércoles.

[Puede consultar el plan de recuperación en este enlace]

El documento evita desarrollar en profundidad las medidas y deja fuera los aspectos de la anterior reforma laboral del PP que se pretenderían derogar. La referencia al nuevo Estatuto de los Trabajadores coincide con el programa que prioriza la vicepresidencia económica, que dirige Nadia Calviño.

Los tipos de contratos se reducirán estable, temporal y de formación/prácticas, previsiblemente eliminando las diferentes modalidades en cada uno de ellos al endurecer los requisitos. Así, en el documento que orienta las reformas vinculadas a los fondos europeos se recoge que se asegurará que "los contratos temporales responden a la naturaleza del trabajo y con un marco adecuado para la formación". El contrato estable se enfoca "para el conjunto de las actividades" y el de formación "para la inserción, en particular, en el mercado laboral".

Así es el plan de recuperación económica de Pedro Sánchez

La reforma laboral propuesta plantea también la creación de nuevos instrumentos de flexibilidad interna alternativos al despido y la alta temporalidad. Para ello, se propone el ajuste del tiempo de trabajo ante caídas de la demanda cíclicas o extraordinarias y el acompañamiento de procesos estructurales de transición en sectores en reconversión.

El propio documento avanza que todas estas reformas en el mercado laboral se tratarán en la mesa de diálogo social con sindicatos y empresarios, "con el fin de llegar a soluciones equilibradas que permitan afrontar los desequilibrios existentes sin generar rechazo social y efectos secundarios indeseados". De los acuerdos en las diferentes mesas de trabajo entre Gobierno y agentes sociales saldrían las bases para el nuevo Estatuto de los Trabajadores.

En materia de pensiones, como ya había adelantado el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, se buscará equipar la edad efectiva de jubilación con la edad legal de jubilación "a través de incentivos a la demora de la jubilación y ajustando los elementos distorsionantes en la regulación de las jubilaciones anticipadas". Por otra parte se derogará el Índice de Revalorización de Pensiones y se creará un nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos por sus ingresos reales, "por el que se busca implantar gradualmente un nuevo sistema de cotización en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos".

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

El plan de recuperación de 211 páginas establece las líneas generales sobre los nuevos mecanismos que proporcionarán a España hasta 140.000 millones de euros en transferencias y créditos en el periodo 2021-2026. En total cuenta con dos centenares de medidas, entre reformas e inversiones. En el capítulo de inversiones se hace especial énfasis en la movilidad sostenible (13.200 millones), la rehabilitación de viviendas y regeneración urbana (6.820 millones), la modernización y digitalización de las administraciones públicas (4.315 millones), la modernización de las pymes, la implantación del 5G, la nueva política industrial el sector turístico, la ciencia e innovación o las energías renovables.

Los proyectos de digitalización y transición ecológica acapararán cerca de dos tercios de esta cantidad. A educación y formación se destinará un 10%, con especial atención a la Formación Profesional, para la que se prevé la creación de 60 titulaciones nuevas hasta 2023 y redimensionar la oferta con 200.000 nuevas plazas. Asimismo está previsto crear 65.000 nuevas plazas de educación infantil (prioritariamente de 1 y 2 años). Junto a la digitalización y la transición ecológica, que son "las grandes prioridades del plan", los otros dos pilares del plan de reformas tienen que ver con la cohesión territorial y social y con la igualdad de género. Se potenciará asimismo la colaboración público-privada y se desarrollarán diversos fondos de alto nivel relacionados con la ciencia e innovación, digitalización, energía, agua, movilidad, industria, turismo, reto demográfico, cultura o deporte.

El denominado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se ha descrito desde Moncloa como el inicio de "la segunda gran modernización de la economía española". En total serán una decena las políticas tractoras que lo guiarán: agenda urbana y rural; infraestructuras y ecosistemas resilientes; transición energética; Administración pública; digitalización; ciencia e innovación; educación; refuerzo del Estado de bienestar; industria de la cultura y deporte, y fiscalidad. Todo ello bajo cuatro ejes: transición ecológica, transformación digital, cohesión social e igualdad de género.

Reforma laboral
El redactor recomienda