Moncloa prevé fijar tras el 4-M el debate sobre el estado de la nación
  1. España
SIN CELEBRARSE DESDE 2015

Moncloa prevé fijar tras el 4-M el debate sobre el estado de la nación

El último se celebró hace seis años, en febrero; se prevé el próximo para el mes de junio, aunque habrá que esperar a que termine el proceso electoral de la Comunidad de Madrid

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada la sesión de control. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada la sesión de control. (EFE)

Hubo un tiempo en el que en España había una cierta estabilidad política y cada año se celebraba un debate sobre el estado de la nación en el Congreso. Los diferentes presidentes del Gobierno utilizaban ese pleno para dar a conocer planes, revitalizar sus ejecutivos y también para dejar en evidencia a la oposición.

Así fue desde que en 1983 el entonces presidente del Congreso, Gregorio Peces-Barba, convenció a Felipe González para que, como presidente del Gobierno, compareciera en el Parlamento anualmente para rendir cuentas, tal y como se hace, por ejemplo, en Estados Unidos. Así fue prácticamente cada año, con las únicas excepciones de los años con citas electorales, hasta el 24 de febrero de 2015 cuando Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se enfrentaron como presidente del Gobierno y líder de la oposición, respectivamente.

Otra fecha señalada de ese periodo es la de 31 de mayo, cuando se cumplirá el tercer aniversario del inicio de la moción de censura

La imposibilidad de celebrarlo desde hace más de seis años es un termómetro perfecto de la inestabilidad vivida desde 2015: bien por elecciones o por repeticiones electorales, o bien por la mocion de censura de 2016, fijar una fecha ha sido tarea imposible. Ahora, Moncloa tiene intención de celebrarlo en este periodo de sesiones, es decir, antes de verano, según fuentes del Gobierno. La fecha concreta no se empezará a valorar hasta después de los comicios autonómicos de la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo y estará también vinculada con el calendario de la formación de Gobierno en esta comunidad y en Cataluña. También con el final del estado de alarma que, en teoría, será el próximo 9 de mayo.

Otra fecha señalada de ese periodo es la de 31 de mayo, cuando se cumplirá el tercer aniversario del inicio de la moción de censura que hizo presidente del Gobierno a Pedro Sánchez. Fuentes socialistas explican que, en función de los resultados de Madrid, ese debate podría servirle al presidente del Gobierno para marcar terreno político y agenda para los próximos meses. Tiene el inconveniente de que en situación de debilidad política, tras una derrota electoral, puede servir para subrayar las discrepancias con socios parlamentarios.

Y Sánchez eludió comparecer en dos ocasiones, para dejarlo en manos de su entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa

El debate supone también la presentación, debate y votación de mociones que solo tienen un valor simbólico y político, pero pueden suponer pequeñas derrotas para el Gobierno. O visibilizar discrepancias entre socios. De hecho, en el último año, especialmente en los primeros seis meses de 2020, cada debate sobre el estado de alarma ha terminado por convertirse en una especie de debate sobre el estado de la nación. Y Sánchez eludió comparecer en dos ocasiones, para dejarlo en manos de su entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Podría servir también para fortalecer al líder de la oposición, Pablo Casado, si es que el PP sale de las elecciones de Madrid con un éxito notable. Antes de la convocatoria de elecciones en Madrid, Moncloa ya valoraba la celebración del debate antes de verano. Ahora, la decisión de Isabel Díaz Ayuso ha paralizado todos los planes del Gobierno, incluyendo la agenda legislativa y la parlamentaria, supeditándolos a las urnas. Y el terremoto por la salida del Gobierno de Pablo Iglesias ha alterado esos planes previos. Una derrota clara de la izquierda el 4 de mayo haría precisa una respuesta política del Gobierno, según fuentes socialistas. No ven probable que la respuesta sea una remodelación del Gobierno, pero sí gestos políticos para revitalizar el Ejecutivo de coalición.

Foto: El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Para entonces, además, el Gobierno cuenta con tener noticias sobre una inminente llegada de los fondos europeos, prevista para mitad de año, y una evolución muy positiva de las vacunaciones. De hecho, en el Consejo de Ministros de la pasada semana, los miembros del Gobierno escucharon un informe muy optimista de Carolina Darias sobre la llegada entre abril y mayo de grandes cantidades de vacunas que permitirían acercarse al calendario previsto para la inmunización.

Hubo un tiempo en el que en España había una cierta estabilidad política y cada año se celebraba un debate sobre el estado de la nación en el Congreso. Los diferentes presidentes del Gobierno utilizaban ese pleno para dar a conocer planes, revitalizar sus ejecutivos y también para dejar en evidencia a la oposición.

Pedro Sánchez Debate Estado de la Nación Mariano Rajoy Felipe González Carolina Darias Isabel Díaz Ayuso Pablo Casado Pablo Iglesias Partido Popular (PP) Moncloa
El redactor recomienda