Simón: "No es igual estar debajo de un paso de Semana Santa que en una manifestación"
  1. España
A DOS SEMANAS DEL 8-M

Simón: "No es igual estar debajo de un paso de Semana Santa que en una manifestación"

El director del CCAES evita desautorizar las marchas de hasta 500 personas por el Día de la Mujer: "Si se mantienen las medidas adecuadas, el riesgo disminuye mucho"

placeholder Foto: El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa ofrecida este jueves en Madrid. (EFE)
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa ofrecida este jueves en Madrid. (EFE)

Se acercan dos fechas importantes para muchas personas y es hora de tomar decisiones. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) no puede permitir o prohibir los actos multitudinarios —son competencias que recaen en las comunidades autónomas y las delegaciones del Gobierno—, pero sus palabras son escuchadas con mucha atención. Y este jueves no ha rehuido la polémica. Preguntado sobre la celebración de las procesiones de Pascua y del 8-M, Fernando Simón ha dictado sentencia: "No es lo mismo estar debajo de un paso de Semana Santa de 2.000 kilos que en una manifestación con distancia".

Para el epidemiólogo, lo importante no es tanto el número de personas que participen en las celebraciones como la "calidad" que, en sus palabras, tengan los contactos sociales que allí se produzcan. Es decir: el uso de mascarillas y la distancia de seguridad entre los participantes. Y ahí, a diferencia de las procesiones, las manifestaciones de hasta 500 personas, como las que está dispuesto a autorizar el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, no supondrían un problema. Siempre que se cumplan las normas.

Foto: Captura de la señal institucional de Moncloa de la rueda de prensa ofrecida este lunes por el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. (EFE)

Un día después de que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmase que las marchas por el Día de la Mujer "no se entenderían", Simón se ha mostrado mucho más comprensivo. "Los riesgos están asociados a la forma en que se relacionan las personas y, si se mantienen las medidas adecuadas, disminuyen mucho", ha dicho. Sin embargo, ha matizado que las grandes concentraciones se tienen que evitar y que la gente con síntomas en ningún caso debe acudir.

Las palabras de Simón contrastan con las que pronunció hace un año, cuando no puso ninguna objeción a las marchas masivas que conmemoraron el Día de la Mujer mientras en España estallaba la primera ola de contagios. "Si mi hijo me pregunta si puede ir, le diré que haga lo que quiera", dijo en aquella ocasión.

Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias (i), y el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta. (EFE)

Contra las medidas uniformes para Semana Santa

Tras el impacto mortal del virus, el discurso ha cambiado por completo en los últimos 12 meses. El Gobierno no quiere que se relajen las medidas, ahora que la situación parece controlada, y Simón ha vuelto a recetar "precaución" a las comunidades autónomas en la desescalada. En el horizonte, una Semana Santa que podría convertirse en el empujón para la cuarta ola, como la Navidad lo fue de la tercera.

De cara a esas fechas, además de evitar los actos religiosos que puedan suponer un peligro, el director del CCAES aboga por no centralizar las restricciones. Simón ha recordado que la incidencia acumulada actual, de 206 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, presenta grandes variaciones entre las diferentes regiones, lo que aconseja ir adaptándose a la situación epidemiológica de cada momento para tomar medidas. El Ejecutivo, en cambio, ya trabaja con los territorios para establecer algunas pautas comunes, según anunció este miércoles Darias.

Foto: Foto: Grupo Zendal.

Simón ha estado acompañado en la rueda de prensa del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus por la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón. La número dos del ministerio ha anunciado que el Ejecutivo estudia administrar una sola dosis de la vacuna a las personas que ya hayan pasado el coronavirus, y que no descarta revisar la decisión de aplicar la inyección de AstraZeneca solo a los menores de 55 años.

Pese a que España apenas ha inmunizado completamente al 2,6% de la población, la lentitud del proceso se debe a las dosis recibidas (4,5 millones hasta la fecha), pero no a la disposición de la gente. Calzón ha anunciado que, desde el inicio de la campaña a finales de diciembre, solo 45.000 personas no han recibido la dosis prevista, lo que supone poco más del 2%. Unos datos que, en realidad, son todavía más bajos, pues también incluyen a personas con contraindicaciones o aquellos que ya estaban inmunizados. "Esto señala la aceptación y la confianza en la campaña de vacunación", ha concluido la secretaria de Estado.

Fernando Simón Coronavirus Sanidad Pandemia
El redactor recomienda