La negociación de En Comú con ERC y CUP inhibe a Podemos de condenar los altercados
  1. España
NUEVO GOVERN TRAS EL 14-F

La negociación de En Comú con ERC y CUP inhibe a Podemos de condenar los altercados

El discurso de los morados sobre las protestas coincide más con el de los republicanos, e incluso con el de los 'cupaires', que con el de los socialistas

placeholder Foto: El 'vicepresident' del Govern en funciones, Pere Aragonès (d), conversa con la candidata de En Comú Podem, Jéssica Albiach (i). (EFE)
El 'vicepresident' del Govern en funciones, Pere Aragonès (d), conversa con la candidata de En Comú Podem, Jéssica Albiach (i). (EFE)

Unidas Podemos ha evitado condenar los altercados producidos en varias ciudades durante las manifestaciones contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél y en defensa de la libertad de expresión. Ante la censura de la oposición por "alentar" las protestas que se han saldado con numerosos heridos y daños materiales, e incluso de sus socios de gobierno, desmarcándose del apoyo de Unidas Podemos a las manifestaciones porque "ningún derecho se puede defender con violencia", los morados han tratado de llevar el debate al terreno de los abusos policiales y a estirar su mensaje electoral de las catalanas sobre la falta de democracia plena en España. Precisamente, esta negativa a rectificar, justificándose en el discurso de la anormalidad democrática, se produce en plenas negociaciones para la formación de Govern, en las que En Comú Podem aspira a forjar una coalición con ERC, sin excluir a la CUP en función de su decisión última de entrar o no en la ecuación.

La fórmula para la gobernabilidad de los 'comuns' pasa así por un bipartito con los republicanos que deje fuera a JxCAT, con el apoyo externo del PSC y abriéndose a la participación de la CUP. El equipo negociador de En Comú Podem celebrará una reunión presencial con ERC de cara a explorar esta alternativa y aspira a cerrar también un encuentro de estas mismas características a dos bandas con la CUP durante los próximos días.

Bronca política tras el tuit de Echenique

Antes de esta ronda, se sentarán con el PSC, a quien plantearán la necesidad de su apoyo externo para un Gobierno progresista de republicanos y comunes, debido a la falta de apoyos a Salvador Illa y como mal menor para evitar un Govern del que formen parte los posconvergentes. "Igual que ERC da apoyo" desde fuera al Gobierno de coalición de PSOE y Podemos, "también debería ser posible" que el PSC hiciese lo propio para facilitar un Govern de ERC y 'comuns', defienden. Una suerte de intercambio de cromos que garantizaría la estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez y permitiría a los 'comuns' formar parte de un Ejecutivo liderado por los republicanos sin las tutelas de Waterloo y poniendo en marcha una mesa de diálogo libre del sabotaje de JxCAT.

En este contexto de negociaciones poselectorales, el discurso de los morados sobre las protestas coincide más con el de los republicanos, e incluso con el de los 'cupaires', que con el de los socialistas. Hasta el punto de elevar las tensiones con sus socios generando un nuevo choque dentro de la coalición de gobierno. La CUP, por su parte, ya ha sumado a su lista de condiciones a ERC para entrar en el Govern más "control democrático" sobre los cuerpos policiales "para evitar malas praxis y abusos de poder". Concretamente, reclamarán prohibir los proyectiles, disolver la Brimo, parar la "represión" y retirar las acusaciones a los detenidos.

Foto: La candidata de En Comú Podem, Jéssica Albiach, durante su comparecencia para valorar los resultados. (EFE)

Unidas Podemos, por su parte, ha puesto el foco en la manifestante que ha perdido un ojo presuntamente por un proyectil lanzado por los Mossos y en las imágenes de cargas policiales. El portavoz de los 'comuns' en el Congreso y presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, avanzaba ya a este respecto, en una línea similar a la CUP, que "prohibir las balas de 'foam' y evitar que nadie pierda un ojo en Cataluña no depende del Poder Judicial, como el encarcelamiento de Hasél. Depende exclusivamente del Govern ERC-Junts". Al mismo tiempo, mostraba la "solidaridad" de su grupo "con las víctimas y represaliados por la actuación de los Mossos". El propio Asens firmaba este jueves la petición de Unidas Podemos, registrada en el Ministerio de Justicia, para promover un indulto por "vía urgente" a Hasél, haciéndola extensible al rapero Valtònic.

Los choques entre PSOE y Unidas Podemos no han remitido finalizada la campaña electoral catalana, sino que se han intensificado coincidiendo con las negociaciones poselectorales para la formación de Govern. Divergencias por las que Unidas Podemos se ha acercado más a las posiciones de ERC que a las del PSOE. Este mismo jueves, Unidas Podemos se abstenía en una moción de ERC en defensa de la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, presentada en el pleno del Congreso. El PSOE votaba en contra, al considerar ilegal la celebración de un referéndum de estas características.

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (d), interviene en la sesión de control al Gobierno, en presencia del presidente, Pedro Sánchez (i), y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este miércoles. (EFE)

Las negociaciones de PSOE y Unidas Podemos para la futura ley de vivienda, que se retomaron ayer tras aparcarse debido a la campaña catalana, también se ven interferidas por las derivadas de las conversaciones poselectorales. Desde Unidas Podemos, defienden una propuesta que en lo relativo a regulación de alquileres tome como referencia la ley catalana, lo que daría cobertura a esta norma autonómica tras el recurso del PP ante el Tribunal Constitucional. Desde el Ministerio de Transportes, el coproponente de la futura ley junto a la vicepresidencia segunda, trasladaban tras la reunión con sus socios que su objetivo es "ser garantistas con el derecho a la vivienda y alejarse de iniciativas que no resuelvan los problemas existentes".

Desde el entorno del equipo negociador de Unidas Podemos, que lidera la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, criticaban que sus interlocutores "todavía no han concretado por escrito cuál es su posición en torno a los temas clave". Acusaban también al PSOE de estar "muy próximo" a los planteamientos de la patronal inmobiliaria, en concreto de "Asval [asociación de propietarios de viviendas en alquileres], dirigida por el exministro socialista Joan Clos".

El endurecimiento del discurso de Unidas Podemos en este contexto sigue en la línea de la apuesta que protagonizó Pablo Iglesias en la campaña electoral, refiriéndose directamente a la existencia de "presos políticos" y "exiliados", y vinculando a ello la ausencia de una democracia plena en España. Una apuesta con polémicas declaraciones y enfocándose en posiciones más rupturistas, buscando situarse en un marco digerible para ERC de cara a defender la alternativa de un bipartito y habilitándose como interlocutor en las negociaciones poselectorales.

Foto: Protesta en Madrid por la detención de Pablo Hasél. (Sergio Beleña)

La pregunta, con todo, sigue siendo si ERC se desprendería de JxCAT para ensayar su "vía amplia" reducida a los 'comuns' y la CUP. Y de ser así, si JxCAT bloquearía un Govern de izquierda soberanista prefiriendo forzar nuevas elecciones y cuál sería el papel del PSC. Para esta fórmula alternativa, se precisaría o de las abstenciones de socialistas y posconvergentes, o del voto favorable de alguno de los dos.

"Está difícil, pero lo vamos a intentar", avanzaban fuentes del entorno de la candidata de los 'comuns', Jéssica Albiach. Fuentes de Unidas Podemos en el Gobierno admitían también que las posibilidades de esta opción alternativa "son pocas" y prefieren no precipitar acontecimientos a la espera de ver cómo reacciona JxCAT a la pérdida de su hegemonía en el bloque independentista y si no rompe la baraja. Sin embargo, lo están apostando todo a esta carta, como demuestran los movimientos iniciados tras el 14-F. El 'think tank' Institut Sobiranies, que cuenta entre sus impulsores con el candidato en las pasadas elecciones, Xavier Domènech, o el exdiputado 'cupaire' Quim Arrufat, está ejerciendo de puente para facilitar los contactos entre ERC, CUP y 'comuns' de cara a formar un Govern de izquierdas soberanista.

La reacción de la derecha independentista es una de las principales incógnitas en el arranque de las conversaciones. Si a pesar del deterioro de las relaciones entre ERC y JxCAT y la voladora de puentes durante los últimos meses del Govern entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont son capaces de volver a entenderse y en qué términos. Fuentes de la dirección de ERC en el Congreso defienden que los resultados electorales han "reafirmado" su estrategia de la política útil y la mesa de diálogo frente al "no a todo" o la "magia" de Waterloo, que desde las filas posconvergentes denominan "confrontación inteligente".

Unidas Podemos Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CUP PSOE Pablo Hasél Pedro Sánchez Pablo Iglesias
El redactor recomienda