Los 'comunes' defienden estar con ERC en el Govern gracias al apoyo externo del PSC
  1. España
ELECCIONES CATALUÑA

Los 'comunes' defienden estar con ERC en el Govern gracias al apoyo externo del PSC

Desde el entorno de Albiach, asumen que ahora le toca mover ficha a ERC y vaticinan que el acuerdo entre independentistas no será rápido y, de fraguarse, tampoco fácil. Tienen plan B

placeholder Foto: El candidato de ERC, Pere Aragonès (d), habla con la lider de En Comú Podem, Jéssica Albiach. (EFE)
El candidato de ERC, Pere Aragonès (d), habla con la lider de En Comú Podem, Jéssica Albiach. (EFE)

El objetivo prioritario de En Comú Podem es formar un Govern progresista, y todo ello pasa por cerrar la puerta a un pacto entre ERC y JxCAT con el soporte de la CUP. Los 'comuns' entienden que Salvador Illa, que ha avanzado su intención de presentarse a la investidura, "tiene poco margen", ya que las formaciones independentistas "se moverán antes". La elección de la presidencia del Parlament, el próximo 12 de marzo, es el primer hito antes de la investidura que dará pistas sobre qué candidato cuenta con más apoyos y, por tanto, con la propuesta del presidente elegido en la Mesa del Parlament para presentarse. De ahí que en el entorno de Jéssica Albiach quieran que se aceleren los contactos con ERC y PSC.

Debido a los vetos cruzados entre socialistas y republicanos, ponen sobre la mesa la opción de entrar en un Gobierno en minoría liderado por ERC. Para salir adelante, además de que dependería de una falta de entendimiento entre republicanos y posconvergentes, se precisaría el apoyo externo de los socialistas. "Está difícil, pero lo vamos a intentar", reconocen. Fuentes de Unidas Podemos en el Gobierno admiten también que las posibilidades de esta opción alternativa "son pocas" y prefieren no precipitar acontecimientos a la espera de ver cómo reacciona JxCAT a la pérdida de su hegemonía en el bloque independentista y si no rompe la baraja. Desde el entorno de Albiach, asumen que ahora le toca mover ficha a ERC y vaticinan que el acuerdo entre el bloque independentista no será rápido y, de fraguarse, tampoco fácil.

Foto: La candidata de En Comú Podem, Jéssica Albiach, durante su comparecencia para valorar los resultados. (EFE)

La reacción de la derecha independentista es una de las principales incógnitas en el arranque de las conversaciones. Si a pesar del deterioro de las relaciones entre ERC y JxCAT y la voladora de puentes durante los últimos meses del Govern entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont son capaces de volver a entenderse y en qué términos. Fuentes de la dirección de ERC en el Congreso defienden que los resultados electorales han "reafirmado" su estrategia de la política útil y la mesa de diálogo frente al "no a todo" o la "magia" de Waterloo, que desde las filas posconvergentes denominan "confrontación inteligente". Estas mismas fuentes de Esquerra también dicen estar a la espera de cómo reaccionan quienes hasta ahora han sido sus socios en una turbulenta relación plagada de choques.

Quien también se reafirma es el PSC, cuyo candidato, Salvador Illa, insiste en su intención de presentarse a la investidura, como fuerza más votada, y se abre a negociar con todas las formaciones políticas menos con Vox. ERC le responde que el 'president' será su candidato, Pere Aragonès, insistiendo en la fórmula de la vía amplia con JxCAT, CUP y En Comú Podem: "No nos conformemos en implicar solo a 68 diputados". Fórmula que también conlleva otro veto cruzado, en este caso, de En Comú Podem y JxCAT.

ERC trata de cerrar un Gobierno independentista mientras Illa insiste en ir a la investidura

Si la posición oficial de los 'comuns' es la de un 'tripartit' imposible junto a PSC y ERC, su corriente soberanista representada en el 'think tank' Institut Sobiranies apuesta por un Govern soberanista amplio que, además de ERC y En Comú, incluya a la CUP. El apoyo externo del PSC lo hacen incluso extensible a una abstención de JxCAT. Tras las elecciones, han lanzado un programa de mínimos, bajo el título 'Un giro a la izquierda', con el objetivo de "facilitar el debate entre las izquierdistas soberanistas catalanas". Si bien su influencia en la estrategia del partido ha sido hasta el momento limitada, a pesar de contar entre sus impulsores con cuadros del partido o su exlíder y candidato en las pasadas elecciones, Xavier Domènech. La candidata de la CUP, Dolors Sabater, que en el pasado se presentó en alianza con los 'comuns' a la alcaldía de su ciudad con la plataforma Guanyem Badalona En Comú, defiende al igual que ERC un acuerdo amplio.

"El Gobierno de izquierdas es la única alternativa", defendía este lunes Albiach antes de ponerse en contacto con Aragonès e Illa, haciendo referencia a "la mayoría de izquierdas del Parlament" surgido de las urnas de las elecciones catalanas. A unos y a otros les ha reprochado sus vetos cruzados. "No entendemos por qué el señor Aragonès se empeña en una fórmula que ha fracasado", lamentó sobre la posibilidad de que vuelva a formar Gobierno con JxCAT y el apoyo de la CUP.

Foto: El candidato del PSC, Salvador Illa. (Reuters)

La vía alternativa de los 'comuns' apenas cuenta con predicamento, pero no deja de ser una opción aritmética para encajar el puzle de la gobernabilidad, manteniendo viva esta llave tras lograr conservar sus apoyos —ocho escaños— pese el auge del PSC y la tendencia electoral descendente de Unidas Podemos. Con todo, ERC no ha querido descartar este lunes la posibilidad de aceptar el apoyo externo del PSC en su investidura para gobernar sin JxCAT, como sí había hecho Aragonès durante el último debate electoral, mientras que el PSC ha evitado ya desde el inicio de la campaña afirmar que bloquearía un Govern de republicanos y 'comuns', siempre que abandonase el unilateralismo y apostase por el diálogo. Esta opción también sería la más favorable para el Gobierno de Pedro Sánchez, al asegurar el soporte de ERC en el Congreso, con una suerte de intercambio de cromos, y poner en marcha la operación diálogo libre del sabotaje de JxCAT.

El propio Junqueras cerraba este lunes la puerta a negociar con Illa, pero no a recibir un apoyo pasivo de los socialistas para un hipotético Govern sin JxCAT. Illa, preguntado este lunes por dicha posibilidad, la de apoyar a ERC desde fuera, se limitó a asegurar que les corresponde a los republicanos apoyar su investidura, al obtener más voto popular, pero sin descartar tampoco nada de forma tajante. Todo dependerá así de que republicanos y posconvergentes logren coser su resquebrajada alianza y que los segundos estén en disposición de asumir un cambio de roles y, debido a la imputación por corrupción de su candidata, Laura Borràs, quizás incluso un cambio de caras. Todo ello, a la expectativa del programa de mínimos y condiciones que impondría la CUP, al albur de sus tiempos asamblearios.

Elecciones Cataluña 2021 En Comú Podem Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) PSC Salvador Illa Carles Puigdemont Oriol Junqueras Pedro Sánchez
El redactor recomienda