La bicefalia de Vox en Murcia que allana los presupuestos a López Miras
  1. España
Los críticos tienen el poder del grupo

La bicefalia de Vox en Murcia que allana los presupuestos a López Miras

El partido de Santiago Abascal ha vivido un crecimiento significativo en la región desde su entrada en las instituciones. Pero las disputas orgánicas facilitan las cuentas a PP y Cs

placeholder Foto: El portavoz de Vox junto al consejero de Hacienda y Fernando López Miras. (EFE)
El portavoz de Vox junto al consejero de Hacienda y Fernando López Miras. (EFE)

Imagina que necesitas un voto y que enfrente tienes un grupo de cuatro personas que actúa en bloque. Aunque solo requieras un apoyo, te verás forzado a seducir al cuarteto, ¿no? Esa era la situación con la que Fernando López Miras se encontraba cuando hablaba con Vox, pero las disputas internas han llevado a que este grupo parlamentario se rompiera hace meses en dos subgrupos que actúan de forma independiente. Ahora, el presidente de la Región de Murcia ve cómo lo que hace un año era una única opción para sacar adelante sus proyectos ahora son dos y que cualquiera de estas le vale.

La imagen que encabeza este artículo muestra a Juan José Liarte, actual portavoz del Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea regional, estrechando la mano al consejero de Hacienda, Javier Celdrán, en presencia del propio jefe del Ejecutivo. La fotografía es de febrero de hace un año y se tomó después de que hubiera tenido lugar el debate sobre unos presupuestos que Vox –en aquel entonces sin división– terminó permitiendo. Ahora la coalición de PP y Ciudadanos ha alcanzado un acuerdo para las cuentas del presente ejercicio y ya han tenido las primeras tomas de contacto con las dos alas de Vox para sacarlas adelante.

Foto: Isabel Díaz Ayuso, junto a Pablo Casado. (EFE)

Liarte es el líder de la corriente díscola. Junto a él se encuentran Francisco José Carrera y María Isabel Campuzano, mientras que solo uno de los cuatro diputados sigue respondiendo a la formación, Pascual Salvador. Es decir, a López Miras le bastaría con el apoyo de una de estas dos opciones: los tres críticos expulsados o el único oficialista. Los representantes a los que el partido echó siguen al frente del grupo en la Asamblea debido al reglamento de la cámara, aunque desde Vox hacen hincapié en que "no representan al partido, se representan a ellos mismos".

Desde las filas oficialistas de Vox en la región responden a preguntas de este medio que ya ha habido conversaciones para la negociación de los presupuestos, pero en las últimas fechas han precisado que no volverán a sentarse para hablar sobre números hasta que se expulse a los cargos políticos que se hayan vacunado de forma indebida. Esta práctica ha supuesto en los últimos días la dimisión del consejero de Sanidad, Manuel Villegas, y también se ha repetido en otros territorios ante el asombro de la población.

Fuentes del Gobierno murciano apuntan a que, tras el pacto entre PP y Cs, no se ha fijado aún un calendario oficial de negociaciones y que se buscará garantizar los máximos respaldos posibles a unas cuentas públicas que consideran fundamentales para hacer frente a un contexto de crisis generalizada por la pandemia. Esta consigna de buscar el apoyo de cuantas más siglas mejor se ha repetido tanto a nivel nacional por parte de Pedro Sánchez como por otros ejecutivos regionales como el de Madrid, aunque se da prioridad a unos partidos sobre otros. En el caso de la capital, Isabel Díaz Ayuso no llevará sus presupuestos a la cámara regional hasta llegar a un pacto con Vox, que se ha confirmado como socio prioritario en la legislatura.

"Vimos que a veces trabajaban en nuestra contra. Esto es un delito y si lo hubiera consentido yo habría sido, como portavoz, el responsable"

Los problemas internos de Vox Murcia han ido caldeándose en los últimos tiempos. La expulsión de Liarte y los otros dos diputados llegó finalmente en junio después de que el sector díscolo despidiera a unos empleados del grupo parlamentario. "Vimos que estos no solo no trabajaban para el grupo, sino que a veces lo hacían en nuestra contra. Trabajaban para [José Ángel] Antelo, que era el presidente de la gestora. Esto es un delito y si lo hubiera consentido yo habría sido, como portavoz, el principal responsable", defiende en conversación con este medio Liarte, que recuerda que bloqueó las cuentas bancarias del grupo a Vox antes de denunciar la propia expulsión por parte del partido y la creación de perfiles falsos con sus nombres, algo que avanzó el diario 'ABC'.

Una versión distinta mantienen en la formación, ya que fuentes consultadas por El Confidencial inciden en que la suspensión y posterior expulsión se produjeron por pérdida de confianza y por considerar que actuaban contra la línea política del partido. Estas fuentes defienden que Liarte y los otros dos diputados vulneraron los estatutos al aprovechar sus cargos para reunirse con afiliados. "No hay relación con ellos ni la habrá en el futuro", aseveran.

Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)

En los últimos meses la tensión entre los diputados expulsados y el partido ha crecido después de que los primeros decidieran contratar como asesor a Francisco Serrano, el polémico juez que dio la campanada en diciembre de 2018 como candidato a la Junta de Andalucía. Actualmente la dirección provincial del partido la ostenta Antelo, el exjugador de baloncesto y portavoz en el ayuntamiento de la capital, que primero lideró la gestora y luego salió vencedor al ser el único que reunió los requisitos para presentarse a las primarias del pasado septiembre.

Murcia ha sido, sin duda, uno de los principales caladeros de Vox. Primero siendo el partido más votado en algunos municipios de la región y después extendiendo esta proeza al resto del territorio murciano, ya que se consolidó como la opción favorita para los ciudadanos en las generales del 10 de noviembre de 2019. Aunque con los mismos escaños que PP y PSOE, los de Abascal confirmaron su tirón sacando casi 11.000 votos a los populares.

En el último 'CIS murciano' –el Centro de Estudios Murciano de Opinión Pública (CEMOP)– también se recoge un aumento considerable de la formación, que pasaría de los cuatro diputados actuales a siete; pero también lo hace el PP, que ganaría tres asientos más hasta los 19. Con el escenario dibujado por ese barómetro, López Miras podría gobernar con el apoyo de Vox sin necesidad de Cs. Los naranjas perderían apoyos y ya no sumarían con los socialistas, algo que sí sucede en esta legislatura. Lo que parece claro es que ni Liarte ni sus dos compañeros expulsados estarán presentes en la Asamblea tras los próximos comicios.

Vox Murcia Fernando López Miras Partido Popular (PP)
El redactor recomienda