La pandemia vuelve al punto de partida: hospitales saturados y restricciones duras
  1. España
SE HAN REGISTRADO 920 INGRESOS NUEVOS

La pandemia vuelve al punto de partida: hospitales saturados y restricciones duras

Los datos de la tercera ola son cada vez peores y la situación entre el personal sanitario recuerda a la de marzo y abril, en tanto que las comunidades endurecen las medidas

placeholder Foto: Una trabajadora de la UCI en Barcelona. (Reuters)
Una trabajadora de la UCI en Barcelona. (Reuters)

La tercera ola se parece cada vez más a la primera. El uso masivo de la mascarilla y la llegada de la vacuna son las únicas diferencias, pues las cifras que dejó el viernes recuerdan a aquellos días del comienzo de la primavera en los que ya se atisbaba que el mundo no volvería a ser el mismo. Las imágenes de las salas de los hospitales a rebosar han vuelto.

Un total de 42.885 contagios nuevos contabilizó ayer el Ministerio de Sanidad, lo que eleva la incidencia por 100.000 habitantes a 828,57. También contó 920 ingresos más en los centros hospitalarios. El porcentaje de camas ocupadas por pacientes con covid ya supera el 21%.

En las UCI la tendencia es similar, es decir, preocupante. El grado de ocupación de estas unidades está cerca del 38%. Las personas que puedan necesitar cuidados intensivos por motivos no relacionados con el covid se enfrentan a la escasez de camas. Además, siempre según los números de Sanidad, ayer la lista de fallecimientos subió en 400 personas, por lo que el total, desde marzo, se encuentra en 55.441 muertes.

La situación en los hospitales es el termómetro de la gravedad del momento actual, epidemiológicamente hablando. Fuentes sanitarias explican que en La Paz, en Madrid, la zona covid de urgencias está "colapsada" y salas con el doble de pacientes que de camas. El gimnasio habilitado para 'tsunamis' como el actual, que se abrió hace pocos días, suma ya 31 personas y los operarios amplían la capacidad.

Día a día, la evolución del coronavirus, ya con la cepa británica circulando por nuestro aire, empeora las perspectivas de las autonomías y se debilita la resistencia. Ya son ocho comunidades las que superan la media nacional de incidencia. Extremadura se mantiene en el primer puesto, con 1.448,52; a continuación aparecen Murcia (1.331); Comunidad Valenciana (1.245); La Rioja (1.208); Castilla y León (1.215); Castilla-La Mancha (1.158), Madrid (904) y Melilla (857,93).

La curva de los brotes, cuya inclinación es como la de todos los demás indicadores, prácticamente una línea vertical, muestra que ayer se detectaron 2.279 brotes nuevos, de los que un 44% proviene de reuniones entre familiares y amigos.

La movilidad, limitada

A mediados de marzo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció ante los ciudadanos para anunciar que se decretaba un estado de alarma en todo el país. La medida más contundente fue el encerramiento en casa. Durante varias semanas, las calles se despoblaron, cerraron los negocios, el teletrabajo se generalizó. Hoy, el presidente, a pesar de la preocupante evolución de los datos, ha tenido un acto público en Zaragoza en el que ha insistido en que con los instrumentos que recoge el decreto del estado de alarma vigente la tercera ola podrá ser doblegada.

La inacción del Gobierno, como pudo comprobarse el pasado miércoles tras el Consejo Interterritorial, cuando el ministro Salvador Illa rechazó endurecer las medidas para luchar contra el coronavirus al estimar que basta el decreto vigente, contrasta con los llamamientos de las comunidades autónomas a favor de los confinamientos. Dado que el Ejecutivo no se aviene a aprobar nuevos decretos que lo permitan, los gobiernos territoriales están adelantando los toques de queda.

La Comunidad de Madrid, cuya presidenta, Isabel Díaz Ayuso, dijo el martes pasado que no contaran con ella para asestar un golpe más a la hostelería, este viernes ha establecido que la hora de fin de actividad sea las 22.00 y que los bares y restaurantes cierren a las 21 horas. No podrán reunirse más de cuatro personas fuera de los hogares y en las casas solo podrán estar las personas convivientes. El consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, ha reconocido que "la situación está cambiando".

Foto: Vista de la Puerta del Sol durante la pandemia del coronavirus. (EFE)

El País Vasco volverá a confinar sus municipios, Baleares ha cerrado Ibiza, la Comunitad Valenciana también limitará las reuniones... Las voces autonómicas a favor de regresar a las casas o de situar a media tarde los toques de queda no cesan: en Cataluña y en Galicia así se ha pedido, respectivamente. En Cataluña, por cierto, habrá elecciones el 14 de febrero siempre y cuando la pandemia no empeore o el ministro de Sanidad y candidato del PSC se vea obligado a explicar que habrá confinamientos generalizados.

El ritmo de las vacunas

Al margen del 'morro' de algunos cargos públicos, entre los que podría estar el Jefe del Estado Mayor de la Defensa si el informe pedido por la ministra Margarita Robles demuestra que se vacunó antes de tiempo, el ritmo de inyecciones continúa. El 86,6% de las dosis recibidas están administradas. Asimismo, 68.456 personas cuentan ya con la pauta completa —dos dosis—, el 5,87% de las dosis inoculadas. La comunidad con un mayor porcentaje de vacunas administradas sobre las recibidas sigue siendo Canarias, con el 99,1%; seguida de Aragón, con el 97,2.

Ministerio de Sanidad Pandemia Hospitales