Madrid, Murcia y Cataluña recurren a la sanidad privada para que ponga vacunas
  1. España
complemento a la sanidad pública

Madrid, Murcia y Cataluña recurren a la sanidad privada para que ponga vacunas

La mayoría de los gobiernos regionales no han recurrido por el momento a la privada para este proceso, que se antoja clave para frenar la expansión del coronavirus en España

Foto: Un sanitario (i) prepara una dosis de la vacuna contra el covid-19. (EFE)
Un sanitario (i) prepara una dosis de la vacuna contra el covid-19. (EFE)

"El proceso ha arrancado bien". Esta es la frase con que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, zanjó las críticas ante una vacunación contra el covid-19 que ha comenzado a un ritmo más reducido que el esperado. La primera semana de administración de las dosis de Pfizer ha reflejado amplias desigualdades entre las regiones a la hora de inyectar las dosis disponibles. Ante el comienzo de una actuación que se antoja esencial, hay tres comunidades que han entablado contactos con la sanidad privada para que colabore en la inmunización de la población.

Las regiones que ya han tocado a la puerta de la privada son la Región de Murcia y Cataluña, además de la Comunidad de Madrid, que ya contrató en los últimos días de 2020 a Cruz Roja para fines similares y que habría planteado la situación a otros actores de este ámbito. Así lo explican fuentes del sector consultadas por este medio ante las complejidades que presenta vacunar a la mayor parte de la población en el presente curso.

Foto: Una mujer es vacunada contra el coronavirus en Berlín. (Reuters)

De este modo, el Govern que lidera ahora Pere Aragonès se habría puesto ya en contacto con agentes del sector para plantear su participación en el proceso, si bien las fuentes de la sanidad privada consultadas por El Confidencial no precisan en qué estado se encontrarían estas conversaciones ni si la colaboración buscaría ceder personal sanitario o directamente convertir los centros privados en puntos de vacunación. Desde la 'conselleria' que dirige Alba Vergés, no confirman que se hayan entablado negociaciones en este sentido.

Este lunes, la consejera explicó en rueda de prensa que comenzarían a vacunar cada día y que también empezarían a ser vacunados los sanitarios de centros públicos y privados de forma paralela a las residencias de mayores, el foco que Sanidad fijó como prioritario en la primera fase de la vacunación. Cataluña se encuentra entre las autonomías que menos vacunas han aplicado por el momento, con tan solo el 8,7% de las disponibles.

Estas mismas fuentes apuntan también que el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso ha comunicado a la privada su intención de pedir su colaboración en la administración de las dosis, aunque tampoco precisan los detalles de esas conversaciones. Fuentes del departamento de Sanidad madrileño aseguran que desconocen si estos intercambios se están llevando a cabo ni si se firmarán contratos en esta línea. Lo cierto es que la Comunidad de Madrid ya ha contratado a Cruz Roja durante los próximos seis meses por un importe de más de 800.000 euros para que 25 personas colaboren en la vacunación, y la propia presidenta de la CAM ha explicado públicamente que utilizarán todos los recursos disponibles si así lo requieren. En la primera semana, Madrid solo había aplicado el 6% de las dosis recibidas, según los datos facilitados este lunes y que la sitúan entre las peores en eficacia.

Desde la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), confirman los contactos desde el Ejecutivo de Díaz Ayuso y apuntan que también la Región de Murcia ha planteado su participación en el proceso de inmunización. Ambas regiones están gobernadas por PP y Ciudadanos. Estas fuentes de la patronal no señalan cuáles son los detalles concretos de estos contactos ni qué es lo que precisa la Administración regional. Desde el Gobierno que preside Fernando López Miras, fuentes de la consejería del ramo aseguran que no está previsto ningún contrato en esta línea y que el Sistema Murciano de Salud tiene personal suficiente para acometer el reto. En ASPE, explican que el resto de regiones no se ha mostrado favorable a contratar al sector privado para estas funciones.

Un hombre recibe su primera dosis de la vacuna. (EFE)
Un hombre recibe su primera dosis de la vacuna. (EFE)

La patronal nacional defiende que para cumplir los objetivos de Moncloa de garantizar la vacunación a la totalidad de la población, la Administración necesitará contar también con los recursos privados. En un comunicado difundido este martes, recuerdan que el ministerio prevé vacunar a entre 15 y 20 millones de personas antes de verano y consideran que, para lograrlo, "es necesario incorporar urgentemente todos los recursos".

Asimismo, denuncian que en Galicia, Comunidad Valenciana y Canarias no se ha incluido a los sanitarios de la privada entre la población preferente tras las residencias, lo que consideran que es una "discriminación", e indican que solo Madrid, Murcia, Baleares, Andalucía, La Rioja, Navarra y Cataluña han solicitado sus datos para incluirles entre los grupos clave. Desde el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), han manifestado la "disponibilidad absoluta" de la sanidad privada en todos los territorios del país para "agilizar el ritmo de vacunación", asegurando que el sector "no facturará nada por la vacunación". El Sindicato de Enfermería (Satse) reclamó este martes que se refuercen los equipos de enfermería de Atención Primaria "ya", para evitar problemas durante las próximas fases del plan.

Este lunes, al ser preguntado por el aparente bajo ritmo de administración de la vacuna en distintas regiones, Salvador Illa quitó peso al asunto e hizo hincapié en que "el sistema tiene capacidad para vacunar a mucha más población" y que no había "ninguna inquietud" por la velocidad de inmunización observada en la primera semana. "Es normal que el arranque del plan presente algunas diferencias por comunidades", afirmó en rueda de prensa, en la que insistió en que, por el momento, "el cuello de botella" que estaban sufriendo eran las dosis que arriban a España y no otro.

Foto: Un momento del primer acto de vacunación en el área de salud de Ibiza y Formentera. (EFE)

La titular de Defensa, Margarita Robles, hizo hincapié este martes en la disponibilidad del Ejército para ayudar en las labores de vacunación si así fuera necesario. "Las Fuerzas Armadas están operativas para todo lo que nos pidan las autoridades sanitarias", aseveró la ministra socialista, que recordó que en las últimas fechas ya participaron en el transporte de los fármacos a las islas y a las ciudades autónomas.

El ministerio dio a conocer los datos de cuántas personas habían sido vacunadas en la primera semana del proceso que dio comienzo el 27 de diciembre y que por el momento solo abarca las residencias de mayores, tanto los residentes como los propios trabajadores sociosanitarios y personal sanitario de las mismas. En total, 82.834 ciudadanos habían recibido la primera dosis de las dos de Pfizer que se requieren para ser inmune, mientras que el total de las vacunas llegadas a España hasta este domingo era de casi 360.000, aunque este lunes esta cifra subió hasta las 718.000. Asturias ya ha administrado el 100% de las 12.020 que llegaron a su territorio la pasada semana.

La escasa eficacia a la hora de administrar las primeras remesas de fármacos ha sido un comportamiento común en Europa en estos días iniciales del ansiado proceso y España se encuentra a mitad de la tabla si se compara con el resto de países del entorno. Tal y como informó este medio, Alemania es el país que más vacunas ha conseguido distribuir, 265.000, aunque este dato supone el 20% de las que dispone.

Vacunación Coronavirus Pandemia Sanidad
El redactor recomienda