Del 17% de vacunados en Asturias al 0,8% de Madrid: la vacunación arranca desigual
  1. España
CLAVE: VACUNAR EN FESTIVOS

Del 17% de vacunados en Asturias al 0,8% de Madrid: la vacunación arranca desigual

La primera semana de vacunación, han recibido la vacuna al menos 91.718 personas. Una cifra muy alejada de las 350.000 dosis de Pfizer que el Ministerio de Sanidad ha repartido

placeholder Foto: Vacunación de residentes y sanitarios en la residencia de mayores de El Zapillo, en Almería. (EFE)
Vacunación de residentes y sanitarios en la residencia de mayores de El Zapillo, en Almería. (EFE)

La imagen de Araceli, la primera persona en recibir una vacuna para el covid en España, supuso el pistoletazo de salida de la ansiada campaña de vacunación que puede devolver, por fin, la normalidad al país tras 10 meses de pandemia.

Sin embargo, la carrera por la vacuna ha empezado al ralentí en la mayoría de las comunidades autónomas. Las fiestas y los fallos en la logística han complicado la primera semana de vacunación, con unos datos muy lejanos de los esperados en muchas regiones.

Solo un cuarto de las vacunas que se han repartido hasta ahora ha llegado a colocarse

En líneas generales, durante la primera semana de vacunación, han recibido la vacuna al menos 91.718 personas, según las 15 regiones que han facilitado datos oficiales hasta este lunes. Una cifra muy alejada —incluso con las comunidades que faltan— de las 370.000 dosis de Pfizer que el Ministerio de Sanidad repartió entre todas las regiones para la primera semana de campaña. Es decir: solo un cuarto de las vacunas que se han repartido hasta ahora (24,5%) ha llegado finalmente a colocarse. Según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad a última hora del lunes, esta cifra baja hasta el 11,5%, ya que incluyen también las dosis distribuidas a las comunidades el mismo lunes para la segunda semana de vacunación.

Avance desigual de la vacuna contra el covid-19 en España

Los datos oficiales del ministerio difieren considerablemente de los que han ido anunciando las consejerías, que son los cifras utilizadas para los cálculos de este artículo. De hecho, el total de vacunas administradas, según el ministerio, es de 82.834, casi 9.000 menos que la suma de las 15 comunidades cuyas consejerías han publicado datos.

La más rezagada es Cantabria, que desde que recibió sus primeras 7.000 dosis el 27 de diciembre, solo ha vacunado a 304 personas de su población objetivo (un 4% de las vacunas recibidas). Según admitía su consejero, se debe a la dificultad de formar a las enfermeras que deben suministrar las vacunas en los centros residenciales. Hay que recordar que en esta primera fase, que durará hasta marzo, los colectivos que recibirán la vacuna son el personal sociosanitario, los mayores en residencias de ancianos y los grandes dependientes. En total, entre 2,3 y 2,5 millones de personas.

A Cantabria le sigue Extremadura, con 753 dosis suministradas durante la primera semana de las 12.675 que ha repartido el Gobierno central. Aunque no se conocen los datos oficiales del reparto, la mayoría de comunidades han ido haciendo públicas cuántas dosis les correspondía recibir cada lunes, salvo La Rioja, Navarra y País Vasco. Según el ministro de Sanidad, Salvador Illa, esta cifra coincidiría con el peso de la población que corresponde vacunar en cada región en la primera fase.

Festivos y problemas logísticos

Este lunes, el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, también reconocía que se ha producido un retraso en la vacunación en la región. Según defienden, solo han podido colocar el 6% de las 48.750 vacunas que han recibido hasta ahora (concretamente, 3.090) porque la vacuna llegó “con un día de retraso” —el 30 de diciembre— y tanto los residentes como el personal se encontraban de vacaciones.

Pero este problema no lo han tenido todas las regiones. Respecto a su población objetivo, Asturias es la que más ha avanzado en la campaña: tiene ya al 17% de sus mayores, dependientes y personal sanitario vacunado, según la estimación hecha por este diario de la población que le corresponde vacunar a cada comunidad en esta primera fase. El Principado también es el más productivo: durante la primera semana, ha suministrado el 80% de las vacunas que le habían llegado. Es la única comunidad, junto a Baleares y Galicia, que ha conseguido suministrar más de la mitad de las vacunas que ha recibido para los primeros días (54% y 53% respectivamente).

La Consejería de Salud de Baleares explicaba este lunes que el retraso en las islas responde a la decisión de reservar unidades para la segunda dosis ante un posible problema con la llegada de vacunas, como sucedió con la primera remesa, y no perder así la primera dosis ya suministrada.

Otra de las más adelantadas es Andalucía, que, según informó el consejero de Salud este lunes, ha conseguido poner ya 26.464 unidades de las 70.000 que recibió en la primera tanda, el 37%, lo que supone casi el 7% de los vacunados que le corresponden hasta marzo.

Madrid culpa al ministerio del retraso en la vacunación

Tanto Andalucía como Galicia y Canarias —que ha vacunado a 4.593 personas con 13.750 dosis disponibles— están llevando a cabo vacunaciones también durante los fines de semana (Canarias, incluso en los días festivos), por lo que a diferencia de otras comunidades, han podido avanzar más a pesar del paréntesis navideño.

Por eso, Cataluña avanzaba este lunes que empezará a vacunar también estos días, tras quedarse en un 13% de vacunas suministradas de las 60.000 recibidas debido a un problema con las neveras que debían preservarlas. Otras comunidades, como Aragón, descartan modificar su plan, a pesar de haber colocado tan solo 1.885 vacunas de las 11.700 que tenía.

Según explicó este lunes Illa en rueda de prensa, la segunda remesa oficial de vacunas —360.000 dosis— ha sido ya repartida a todas las comunidades autónomas, salvo a Baleares, que la recibirá en las próximas horas. En total, se han distribuido hasta la fecha 718.575 unidades y el ministro espera que se alcance "velocidad de crucero" a partir de ahora.

Metodología

El Ministerio de Sanidad calcula que la población diana de la primera etapa son unos 2,5 millones de personas. Está compuesta de cuatro grupos: residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes; personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario; otro personal sanitario y sociosanitario, y personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, es decir, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no estén actualmente institucionalizadas. Se ha empezado a vacunar a los dos primeros grupos.

Para estimar la población diana (número de personas de esos cuatro grupos) en cada comunidad autónoma, hemos utilizado varias fuentes. Los datos de personal sanitario y sociosanitario están sacados de la estadística de afiliación media mensual por comunidades y secciones de actividad que publica la Seguridad Social (régimen general y régimen especial de autónomos) y que está actualizada hasta noviembre de 2020. El número de residentes es una estimación a partir de los datos del Imserso para 2015, el último año con información disponible, utilizando los datos de población mayor de 65 años a 1 de enero de 2020 y asumiendo que la proporción de ancianos internos se ha mantenido estable. Y las cifras de grandes dependientes las publica también el Imserso y están actualizadas a 30 de noviembre de 2020.

Vacunación Ministerio de Sanidad Fiestas Pandemia Madrid Asturias
El redactor recomienda