Los festivos y la logística complican la vacunación en pleno repunte del virus
  1. España
crisis del covid-19

Los festivos y la logística complican la vacunación en pleno repunte del virus

Las cifras avanzadas por Cataluña y Madrid muestran un ritmo de inmunización muy inferior al planificado, poniendo bajo el foco el cumplimiento de los objetivos marcados hasta marzo

placeholder Foto: La directora del Centro Ballesol de Badalona (Barcelona), vacunándose. (EFE)
La directora del Centro Ballesol de Badalona (Barcelona), vacunándose. (EFE)

La campaña de vacunación cumple su primera semana y las cifras avanzadas por comunidades como Cataluña y Madrid muestran un ritmo de inmunización muy inferior al planificado, poniendo bajo el foco el cumplimiento de los objetivos marcados hasta la primavera. En las próximas semanas, España recibirá 4,6 millones de dosis para desplegar una primera fase de vacunación y lograr la inmunización de 2,5 millones de personas hacia marzo, según los planes de Sanidad.

Según los datos facilitados por el Departamento de Salud catalán, hasta este domingo han recibido la vacuna 7.774 personas, todas ellas residentes y trabajadores de geriátricos. El número de dosis administradas supone apenas un 13% de las 60.000 que la comunidad ha recibido en la primera remesa de la farmacéutica Pfizer/BioNTech, y coloca el porcentaje de vacunados muy por debajo del nivel previsto por el Govern, que esperaba inmunizar a 104.000 personas que viven y trabajan en las 1.408 residencias de la comunidad en un plazo de dos semanas.

Fuentes del departamento de Salud achacan este frenazo a problemas logísticos y dificultades en los trámites. Entre estas dificultades, se apunta al cierre fronterizo con Reino Unido, que ha desencadenado la detección de casos de una nueva variante del covid-19 y que ha impedido que lleguen a tiempo muchas de las neveras necesarias para transportar las vacunas. Estas neveras son las que la propia Pfizer pide que se utilicen para mantener los viales de la vacuna en las condiciones adecuadas que sirven para transportar el fármaco entre todos los centros de vacunación.

Foto: Ugur Sahin, consejero delegado de BioNTech. (Reuters)

A este problema logístico se suman los festivos de Nochevieja y Año Nuevo, dos jornadas que han acortado la semana laboral y en las que los equipos de vacunación no han estado completamente operativos, alega Salud. Según las cifras disponibles en la web de Salud, el pasado viernes 1 de enero se vacunó a dos personas y este sábado a 866. Las cifras aún son provisionales.

La justificación dada por Salud catalana no ha impedido que lleguen las primeras críticas. Àlex Arenas, profesor de física computacional de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona, asegura que "urge acelerar el proceso de vacunación", ya que la actual estrategia "es muy lenta". "A 60.000 vacunas semanales, tardaríamos tres años para las dos dosis a cinco millones de personas en Cataluña. Podríamos adquirir muchas vacunas de Oxford-AstraZeneca y apretar el acelerador", afirma el científico, según EFE.

Por su parte, la presidenta de la patronal de residencias Associació Catalana de Recursos Assistencials (Acra), Cinta Pascual, ha avisado este domingo de que el plan de vacunación contra el coronavirus lleva 15 días de retraso en Cataluña. Pascual ha reconocido que la campaña va más lenta de lo que estaba previsto y que, según los datos actuales, no se completará la fase de la primera toma hasta el 15 de enero. La presidenta ha indicado que, "al principio, tras la primera vacuna del 27 de diciembre, que fue el pistoletazo de salida, todo fue muy rápido, pero luego se paró de golpe, entre otras cosas, por los problemas de logística de Pfizer".

Ante las críticas, el Departamento de Salud ha asegurado que vacunará a partir de ahora todos los días de la semana, también festivos, para aumentar así el ritmo de vacunación contra el coronavirus, han confirmado a EFE fuentes de la 'conselleria'. La subdirectora general de Promoción de la Salud, Carme Cabezas, ha reconocido que quizás han sido "demasiados optimistas" con los plazos previstos, pero se ha mostrado confiada en que en las próximas semanas será posible recuperar el tiempo perdido.

La primera semana de vacunación en Madrid tampoco ha cumplido el ritmo esperado. Desde la inoculación de Nicanor, el primer madrileño en recibir el fármaco el pasado domingo en una residencia de Vallecas, la comunidad ha administrado la vacuna a 3.090 personas. La cifra supone solo un 6% de las 48.750 vacunas que la región recibirá del Ministerio de Sanidad semanalmente hasta marzo.

Foto: Una terraza en Murcia. (EFE)

Desde la Consejería de Salud, apuntan también a varios contratiempos logísticos que han dificultado la tarea en esta primera semana de campaña. Por una parte, la falta de suministro del lunes por un problema en un centro logístico de Pfizer; por otro, la ausencia de parte de los residentes debido a que han pasado las fiestas con sus familiares, aseguró este sábado el viceconsejero de Salud, Antonio Zapatero. Aun así, el Gobierno madrileño confía en coger ritmo durante la primera semana de enero. "La semana que empieza entre el 4 y 8 de enero se vacunarán en Madrid entre 10.000 y 15.000 personas", afirmó Zapatero. El Servicio Madrileño de Salud, aseguró, tiene "capacidad para vacunar a mucha más gente, pero estamos limitados por la cantidad de dosis que recibimos cada semana". "El compromiso es poner todas las dosis que recibamos según las vayamos recibiendo", insistió. El Gobierno madrileño reiteró su queja sobre el insuficiente número de dosis asignado a la comunidad y dijo que, a este ritmo, para finales de junio no se habrá logrado vacunar ni al 10% de la población.

La secretaria general del PP de Madrid, Ana Camins, también se ha sumado a las críticas y subraya que achaca el retraso en la vacunación a las vacaciones de Navidad del personal sanitario encargado de la tarea. El portavoz socialista madrileño, Ángel Gabilondo, en tanto, ha pedido al Gobierno de Ayuso que no utilice las vacunas u otros temas para generar confrontación con el Ejecutivo central, señalando que el reparto de vacunas fue proporcional y pactado.

Galicia ha dado a conocer también los primeros datos de vacunación este domingo. La comunidad ha alcanzado las 9.500 personas vacunadas en la primera semana de la campaña, dando uso a más de la mitad de las dosis recibidas en esta primera semana. Según el mensaje que ha publicado en su cuenta de Twitter, mañana esperan alcanzar los 12.000 vacunados. La vacunación comenzó el pasado domingo con la llegada de las primeras 500 dosis del fármaco. El martes, con un día de retraso según lo previsto por un problema logístico, Galicia recibió la segunda remesa de vacunas, compuesta por 18.000 dosis. La comunidad prevé recibir ese mismo número de dosis este lunes, aunque no podrán ser suministradas hasta el martes para cumplir con los procesos para su aplicación.

A última hora del domingo, la Consejería de Sanidad de Canarias informó de que ya se ha vacunado al 27% de los residentes y empleados de centros de mayores del archipiélago. Según el Gobierno regional, han recibido el fármaco de Pfizer 4.593 personas en las siete islas que tienen residencias —todas menos La Graciosa—. Desglosado por isla, la consejería canaria ha indicado que en Tenerife se han vacunado 2.069 personas, el 25,5% de los residentes y empleados; en Gran Canaria, 1.300 (19,4%); en La Palma, 530 (61,3%); en Lanzarote, 325 (61,8%); en La Gomera, 190 (80,17%); en Fuerteventura, 99 (57,23%), y en El Hierro, 80 (46,5%).

Empeoramiento de la pandemia

Por el momento, estas son las únicas regiones que han comunicado cómo avanza la campaña de vacunación, que comenzó a nivel europeo el pasado domingo, 27 de diciembre. La situación coincide con el repunte de contagios que está experimentando todo el país y que preocupa a las autoridades sanitarias, porque aún no está reflejando ni siquiera el efecto de la relajación de las restricciones adoptada durante los festivos navideños. A falta de que el Ministerio de Sanidad actualice el balance epidemiológico este lunes, las comunidades han comunicado hasta el momento más de 18.700 casos desde el viernes.

Preocupa la situación en Cataluña, donde todas las variables epidemiológicas muestran signos de empeoramiento en los últimos días. Este domingo, el departamento de Salud de la Generalitat ha confirmado casi 2.000 nuevos contagios, 51 defunciones y un centenar de ingresos hospitalarios. Además, el riesgo de rebrote, que mide el potencial de crecimiento del virus, ha subido 25 puntos en un solo día y se sitúa ya en los 368. La presión hospitalaria también aumenta, con 1.859 personas hospitalizadas, un centenar más que en la jornada anterior, de las cuales 373 están en UCI.

El Govern ya ha advertido de que si la situación sigue este camino, se tomarán las “decisiones necesarias”, y este domingo ha sido la directora de Protección Civil, Isabel Ferrer, la que ha indicado que en la reunión de este lunes se analizarán las causas de este empeoramiento sostenido de la situación y se aprobarán nuevas restricciones. "Las medidas que se puedan tomar están todas sobre la mesa y se tomarán las que la autoridad sanitaria diga que son imprescindibles para poder controlar la pandemia", ha recalcado.

La presión hospitalaria también se mira con atención en otras comunidades como Galicia, donde se han sumado 14 ingresos y la cifra total se eleva a 311 pacientes, o La Rioja, cuyos hospitales están al 50% de ocupación. Según los últimos datos de Sanidad, hay seis comunidades que registran una saturación hospitalaria preocupante: Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia, Cataluña y Baleares.

Por el contrario, los nuevos casos han bajado en Galicia, en Cantabria y en Navarra; en esta última, han registrado, además, un notable decrecimiento, con 66 contagiados, un descenso que deja atrás cinco días con más de un centenar de contagios, pero que corresponde con la tendencia normal de los domingos, ya que se realizan menos pruebas de detección.

En Madrid, en tanto, la incidencia acumulada a 14 días ha alcanzado los 369 casos por 100.000 habitantes, según confirmó la consejería este sábado, un ligero empeoramiento respecto al dato anterior, 341 casos. Ante la situación, y con la preocupación del impacto que pueda tener en la evolución epidemiológica el efecto de las reuniones sociales navideñas, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha optado ya por endurecer las restricciones de movilidad: 18 zonas básicas de salud y siete municipios iniciarán la semana del 4 de enero con confinamientos perimetrales o en parte de la localidad.

Foto: El consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)

Andalucía, en tanto, ha registrado este domingo su peor cifra de contagios en 24 horas desde mediados de noviembre, con 2.200 casos, cifra que duplica la registrada este sábado y supone un empeoramiento claro desde los casi 700 casos del domingo anterior. Además, el número de hospitalizados asciende ya a 940 personas, 47 más que ayer, mientras que los ingresados en UCI han subido hasta los 214, ocho más, según los datos publicados por la Junta. En su cuenta de Twitter, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha señalado que "cuanto antes tengamos a más población vacunada, antes habrá recuperación económica".

Euskadi ha observado un aumento progresivo de la tasa de positividad durante los últimos cinco días, situándose este domingo en 7,7%. La confirmación de la tendencia al alza en casos supone un giro tras el descenso de la incidencia logrado desde mediados de noviembre. La comunidad ha registrado más de un millar de nuevos contagios desde el viernes.

Vacunación Ministerio de Sanidad Pfizer Coronavirus