El Gobierno salva el último escollo de los PGE antes de su aprobación definitiva
  1. España
CON 188 VOTOS Y EL RESPALDO DE 11 PARTIDOS

El Gobierno salva el último escollo de los PGE antes de su aprobación definitiva

Para buscar una cifra mayor de apoyos, hay que remontarse a diciembre de 2006, cuando el entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó las cuentas públicas con 193 votos

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y los vicepresidentes primera, Carmen Calvo, y segundo, Pablo Iglesias, este jueves durante el pleno del Congreso. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y los vicepresidentes primera, Carmen Calvo, y segundo, Pablo Iglesias, este jueves durante el pleno del Congreso. (EFE)

Una amplia mayoría de diputados ha sacado adelante la última tramitación en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 antes de su aprobación definitiva en un pleno previsto para el 29 de diciembre, previo paso por el Senado. Los votos a favor asegurados para la aprobación definitiva son 189, aunque en esta ocasión uno de esos diputados no ha participado, quedándose en 188, y en la votación de alguna de las secciones, en 187. Tampoco han participado siete de los diputados que tenían previsto votar en contra, sumando así 154 noes. El final de las votaciones ha acabado con una ovación cerrada a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, desde la bancada socialista y morada.

El Gobierno en pleno, encabezado por el presidente, Pedro Sánchez, ha asistido este jueves al Congreso para seguir las votaciones de los títulos y las secciones, con los deberes hechos, y un número de apoyos impensable desde la ruptura del bipartidismo y el fin de las mayorías absolutas en las urnas. Para buscar una cifra mayor de apoyos, hay que remontarse a diciembre de 2006, cuando el entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó las cuentas públicas con 193 votos. En esta ocasión, los Presupuestos del Ejecutivo de coalición obtendrán cuatro votos menos, pero el apoyo de hasta 11 partidos diferentes. La democracia multipartidista se hace mayor de edad y deja atrás la inestabilidad que llevó aparejada durante sus primeros años.

El bloque de investidura se amplía y se convierte en bloque de legislatura. Socialistas y morados han sumado a ERC, PNV, EH Bildu, PDeCAT, Más País, Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y PRC. Se incorporan a este bloque los regionalistas cántabros y el sector posconvergente escindido de Puigdemont, mientras que se cae el BNG, "por firmeza y coherencia", según su portavoz, Néstor Rego. Los soberanistas catalanes y vascos, además, pasan de facilitar la investidura con una abstención a apoyar unos Presupuestos que serán de legislatura con su voto a favor. Con Ciudadanos finalmente fuera de la ecuación, se diluye el espejismo de la transversalidad que se produjo durante el debate de enmiendas a la totalidad, aunque entre las 11 formaciones también hay fuerzas conservadoras, centristas y otras que van del independentismo al regionalismo, pasando también por el nacionalismo.

Los populares reprocharon "el coste" con que el Gobierno habría conformado estas mayorías. Así lo planteó desde la tribuna la diputada del Partido Popular Elvira Rodríguez, quien censuró también las previsiones del cuadro macroeconómico del Gobierno y vaticinó que los Presupuestos no contribuirán ni al crecimiento ni a la generación de empleo. "Van a acabar perjudicando" a los españoles, concluyó. El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, anticipándose a las palabras de los populares, subrayó que "nosotros mantenemos la posición" para defender que no realizasen enmiendas a los Presupuestos porque "no negociaremos nada con ellos", en referencia al Gobierno, para recalcar que "todos son colaboracionistas menos Vox".

Desde el PSOE, la portavoz, Adriana Lastra, arrancó su intervención asegurando que los Presupuestos son "uno de los grandes momentos de la política" y que tienen "alma de pacto". Hizo énfasis en que se trata de los Presupuestos "más sociales de la historia, con uno de los mayores apoyos de la historia". Y tras utilizar términos como 'fortalecimiento', 'proyecto de país', 'coherencia' o 'estabilidad', vaticinó que "va a haber Gobierno para muchos años". Si bien reconoció que los "separa mucho" de algunas de las formaciones que apoyan los Presupuestos, defendió que pese a ello era necesario llegar a acuerdos para "proteger a la gente".

"Si en el primer año del Gobierno socialcomunista ustedes ya están fantaseando con que nos metan en la cárcel sin pruebas, con ilegalizar los partidos que no les gustan e incluso, los más exaltados entre ustedes, con fusilar a más de media España, ¿qué les queda para todos los años que faltan?", arremetía el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, durante su intervención desde la tribuna del Congreso. "Quedan tres largos años de Gobierno de coalición, como les decía, y posiblemente muchos más. No parece prudente que ustedes se quemen en el primer año", vaticinaba, poniendo el foco en la estabilidad del Gobierno de coalición apoyándose en la nueva mayoría que sale de estos Presupuestos. "Estos Presupuestos inauguran también una nueva etapa política en España, consolidan hoy una nueva mayoría parlamentaria que representa todo lo contrario que ustedes: pluralidad, diálogo, justicia social y mirar al futuro. Una mayoría que supera holgadamente la mayoría absoluta de esta Cámara y que está compuesta de nada menos que 11 partidos distintos y tejida mediante el acuerdo", añadió.

Foto:  El portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)

El portavoz de los republicanos, Gabriel Rufián, defendió su apoyo como "política útil", máxime en un momento de excepcionalidad derivado de la pandemia. De hecho, definió los Presupuestos como de "emergencia social". Respecto a las nuevas mayorías, se refirió a un "cambio de paradigma" desde los últimos 40 años, porque antes "los gobiernos pactaban cómodamente con los nacionalismos de la derecha catalana o vasca" y ahora se hará con la izquierda y el independentismo. Defendió también "la política y el diálogo", con el objetivo todavía de demostrar que "sirve de algo". Y concluyó asegurando que "este país puede aguantar cosas de muy de primero de democracia".

Desde el PNV, la diputada Idoia Sagastizabal calificó las cuentas como “un punto de partida” y “el inicio de una senda seria y realista para reformular el modelo económico para que sea capaz de favorecer la actividad y elevar los ingresos públicos”. En ese camino enmarcó el apoyo de su grupo “responsable y propositivo”. Los Presupuestos pasarán ahora por el Senado, donde el Gobierno vuelve a tener aseguradas las mayorías y, antes de que finalice el año, se aprobarán dejando atrás las cuentas de 2018, elaboradas por Cristóbal Montoro, y todavía en vigor hasta la ratificación de las de 2021.

Pedro Sánchez PSOE Presupuestos Generales del Estado Multipartidismo
El redactor recomienda