El juez cita a los notarios para verificar SMS de Kitchen que se achacan a Fernández Díaz
  1. España
UNO DE ELLOS, CONTRA LAS CUERDAS

El juez cita a los notarios para verificar SMS de Kitchen que se achacan a Fernández Díaz

Los investigadores dieron con esta información después de que el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez levantara acta notarial con los mismos en 2019

Foto: El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (i), a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha citado a declarar como testigos a los dos notarios que levantaron actas con varios mensajes que Jorge Fernández Díaz supuestamente envió o reenvió en 2013 al que fuera su número dos, Francisco Martínez, sobre la operación Kitchen, el dispositivo que se puso en marcha ese año para robar documentación sensible al extesorero del PP Luis Bárcenas. Los SMS que supuestamente fueron enviados por Fernández Díaz se erigen como principal indicio de que estaba al tanto de la operación, pero el exministro de Interior ha asegurado ante la Audiencia Nacional que él nunca los envió y que estos son falsos.

Los investigadores dieron con esta información después de que el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez levantara acta con los mismos en 2019 ante los notarios Enrique A. Franch Quiralte y Alberto Vela Navarro-Rubio. Ambos tendrán que declarar como testigos en la Audiencia Nacional, pero en el caso del segundo, que además es amigo de Martínez, el magistrado advierte en su auto de que debe acudir con abogado porque va a ser investigado por "la presunta comisión de un delito de violación de secretos [...] en el procedimiento que se incoe por el juzgado de instrucción de Mahón que corresponda, conforme a lo solicitado por el Ministerio Fiscal".

Foto: Careo entre Fernández Díaz y Francisco Martínez en la investigación del caso Kitchen.

La posible comisión de este delito se basa en lo ocurrido el 11 de marzo de 2020, cuando el magistrado le requirió que facilitara "copia testimoniada de las actas de exhibiciones otorgadas por Francisco Martínez", con expresa advertencia del carácter secreto de las actuaciones que se estaban llevando a cabo en la Audiencia Nacional. Vela atendió la orden y entregó la documentación requerida al inspector jefe de la comisaría local de Mahón, en Menorca, pero ese mismo día escribió por WhatsApp a Martínez para contarle lo ocurrido, "haciendo caso omiso al carácter reservado del requerimiento". La transcripción literal de la conversación intervenida fue la siguiente:

  • Vela (10:06:21): Como se borra?
  • V (10:06:37): Ya está.
  • Martínez (10:06:37): Se borra el chat y ya está.
  • V (10:06:47): Pueblo hablar contigo?
  • M (10:06:52): Claro.
  • M (10:06:54): Llama.
  • M (10:58:13): Se me ha ocurrido algo para comentar esta tarde.
  • V (11:35:50): OK.
Foto: El exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez (i) junto a su abogado, a su llegada este jueves a la Audiencia Nacional. (EFE)

A la vista de estos mensajes, el magistrado explica en su auto que, por mucho que se le cite como testigo, "su condición adquiere una cualidad especial", pues deberá presentarse con un abogado "para preservar su derecho a la defensa por la presunta comisión de un delito de violación de secretos". Según explica, la Fiscalía ya ha pedido "la incoación de nuevas diligencias previas para la investigación" de estos hechos y "su inhibición al juzgado de instrucción de Mahón que corresponda por resultar el competente", solicitud que ha sido atendida por el magistrado, que centrará el interrogatorio de la Audiencia Nacional en los mensajes que recogió en su acta.

En junio de 2019, Vela se encargó en concreto de dejar negro sobre blanco los siguientes mensajes que, según sostiene Martínez, le envió el exministro en 2013: “Chófer. B. Sergio Javier Rios Esgueva (ahora hace esa función con su mujer)”, en referencia al conductor de Bárcenas que actuaba como confidente de la trama. “Es importante”. “Entiendo que hablamos mañana en cuanto tengas el contacto Cecilio [CNI en jerga policial]. Yo estaré viajando, pero totalmente en guardia y conectado”. “Yo lo tendré al acabar el Consejo, así hemos quedado. Total coordinación y medios. Hay que conseguir esa info…”. “OK. Espero tu llamada después del Consejo. Buenas noches”.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

En cuanto al segundo notario, Enrique A. Franch Quiralte, este se encargó de levantar acta con el siguiente mensaje que supuestamente fue reenviado por Fernández Díaz a Martínez: "La operación se hizo con éxito. Se ha volcado todo (2 iPhone y 1 iPad). Mañana tendremos el informe. Según dice el informador (veremos si es así), ese material lo había dado B a los abogados para poder obtener a través de ellos los teléfonos y otros datos de su agenda, en orden a contactar con ellos para poder preparar su defensa jurídica… Es decir, que no seria información para el J a efectos publicación…: es lo que ha dicho, insisto y es muy probable que esa fuera la intención... Otra cosa es que nosotros con el volcado efectuado podamos acceder a una gran e interesante información… Veremos. Te informo".

En su auto, el magistrado diferencia este mensaje de los anteriores al subrayar que supuestamente fue reenviado el 18 de octubre de 2013, fecha que coincide con el volcado ilícito de los móviles de Bárcenas, como han declarado el comisario Enrique García Castaño, también imputado, y los funcionarios policiales de la UCAO que siguieron sus órdenes. A esto se suma que el propio Martínez reconoció que "el mensaje recibido no habría sido redactado por el investigado Jorge Fernández Díaz", sino que "podría tratarse de un reenvío, alegando que está redactado en términos más propios de un funcionario policial operativo".

"Atendidos los antecedentes de la investigación, los frecuentes contactos con miembros de la cúpula policial reconocidos en su declaración por el investigado Jorge Fernández Díaz, y admitiendo la potabilidad de aquella alegación relativa al reenvío de un mensaje emitido por un operativo, parece razonable inferir que ese mensaje pudiera haber sido enviado en origen por alguno de aquellos miembros de la cúpula policial, entre los que se encuentran ya dos de los investigados [Enrique García Castaño y Eugenio Pino]", concluye el juez. Con esta tesis sobre la mesa, tanto Pino como García Castaño tendrán que volver a declarar como imputados, mientras que los dos notarios harán lo propio como testigos en una fecha por determinar.

Notarios Jorge Fernández Díaz Audiencia Nacional Comisario Villarejo
El redactor recomienda