El Gobierno teatraliza reuniones para visualizar el amplio apoyo a los Presupuestos
  1. España
acuerdos parlamentarios

El Gobierno teatraliza reuniones para visualizar el amplio apoyo a los Presupuestos

El Ejecutivo celebra reuniones públicas con los socios de la investidura, con los que se reunía en secreto desde hace semanas y con los que ya tiene un acuerdo, y suma a Ciudadanos

placeholder Foto: El equipo de ERC designado para la negociación de los PGE 2021 se reúne con la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero (C), y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez (d). (EFE)
El equipo de ERC designado para la negociación de los PGE 2021 se reúne con la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero (C), y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez (d). (EFE)

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, llevan semanas reuniéndose en secreto con los partidos que, presumiblemente, permitirán aprobar los Presupuestos para 2021 con amplia mayoría. Especialmente, con PNV, ERC y Bildu, entre otros, con los que han negociado ya detalles de las cuentas y, sobre todo, han comprobado que hay garantías de sacarlas adelante con mayoría holgada.

De hecho, esas reuniones han provocado discrepancias en las últimas semanas en el Gobierno porque una parte, la que procede de Unidas Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, era partidaria de hacer públicos esos encuentros. Pero la parte socialista prefería mantener la discreción.

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Congreso. (EFE)

Sin embargo, el miércoles por la noche hubo un cambio de rumbo y desde Hacienda se contactó con todos los partidos para repetir durante el jueves las mismas reuniones, pero esta vez incluyendo la convocatoria oficial y las imágenes de los encuentros. Se trataba de teatralizar el acuerdo con encuentros de media hora, meramente protocolarios, justo el día antes de que acabe el plazo para presentar las enmiendas de totalidad y, de esta forma, todos puedan justificar que no la presentan.

Así, la ministra y el secretario de Estado volvieron a reunirse con todos y con cámaras como si no se hubieran visto nunca. Con todos salvo el PNV, porque Aitor Esteban no estaba en Madrid y porque los nacionalistas vascos consideran que no tenía sentido esa foto. Su forma de negociar es siempre más discreta, manteniendo silencio y con los contactos reservados necesarios. Como los que ya ha mantenido con Montero y Álvarez en el último mes. “El PNV no acude hoy a una ronda de contactos a la que ha sido convocado la víspera y a última hora de la noche, y cuyo objetivo principal parece ser más mediático que de fondo. Parece buscarse más la foto que otra cosa, y el PNV no está en Madrid para sacarse fotos sino para defender los intereses de Euskadi”, aseguraron en una nota en respuesta a la convocatoria.

Foto: los-porsupuestos-generales-de-iglesias
Los 'Porsupuestos Generales' de Iglesias
Rubén Amón Vídeo: Patricia Seijas

Tampoco se repetía la reunión con Ciudadanos porque, en realidad, con ellos nunca ha habido ningún encuentro formal sobre los Presupuestos. El Gobierno ha negociado con los partidos que facilitaron la investidura de Pedro Sánchez y solo ahora se incorpora formalmente el partido de Inés Arrimadas. De hecho, una de las interpretaciones de la escenificación montada ayer es que busca incorporar a Ciudadanos al bloque de apoyo a los Presupuestos para intentar llegar a los 190 votos a favor. “Mandadme papeles”, les dijo Montero a los representantes de Ciudadanos cuando escuchó sus propuestas.

Este partido tiene contacto permanente con Moncloa desde hace meses, pero hasta ahora no se había reunido con la ministra de Hacienda, responsable de los Presupuestos. Su incorporación le permite al Gobierno la foto con ERC y Bildu y también con Ciudadanos y llegar a los 190 diputados, al menos 14 más de la mayoría absoluta.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la Conferencia de Presidentes, el pasado lunes. (EFE)

El primer paso será los días 11 y 12 de noviembre, cuando en el pleno se voten y rechacen las enmiendas de totalidad de PP, Vox, JxCAT y Coalición Canaria, que suman 145 diputados. Para esa votación, el Gobierno tienen el apoyo de todos los demás partidos, porque lo que se trata es de rechazar las peticiones de devolución de las cuentas.

Varios de los partidos que participan en las conversaciones explican que la metodología de la negociación consiste en pasar esa primera prueba de la votación de totalidad y el resto dejarlo para el trámite de enmiendas parciales. El Gobierno desearía un acto formal o una comunicación de cada uno de los acuerdos con los diferentes partidos.

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la presentación de los Presupuestos. (Reuters)

Por ejemplo, el PNV tiene abierta aún negociaciones sobre fiscalidad y sobre inversiones. Ya anunció su oposición al impuesto al diésel y asegura que el Gobierno está dispuesto a retirarlo. El PNV pretende presentar enmiendas el 14 de noviembre ya pactadas con el Gobierno y, por tanto, con garantías de aprobación.

En la negociación, hay una dificultad adicional en esta ocasión, porque normalmente gran parte de la discusión se refiere a la territorialización de las inversiones, pero para las cuentas de 2021 la mayoría se refieren a la distribución de los fondos europeos que financian proyectos concretos.

Foto: El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)

Para favorecer los acuerdos, el Gobierno ha pactado en paralelo medidas que, en sí mismas, no están incluidas en las negociaciones de Presupuestos, pero sí crean un clima propicio. En palabras de uno de los negociadores, si se ponen en marcha, no determinan la aprobación de los Presupuestos, pero si no se hicieran, sería muy difícil que se aprobaran los Presupuestos. Por ejemplo, transferencias al País Vasco, como las de prisiones; el acercamiento de presos de ETA, o las enmiendas sobre el castellano en la ley de educación, entre otras.

Lo bueno para el Gobierno es que Ciudadanos orilla estos temas, aunque los rechace, y no los considera un impedimento para apoyar los Presupuestos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, llevan semanas reuniéndose en secreto con los partidos que, presumiblemente, permitirán aprobar los Presupuestos para 2021 con amplia mayoría. Especialmente, con PNV, ERC y Bildu, entre otros, con los que han negociado ya detalles de las cuentas y, sobre todo, han comprobado que hay garantías de sacarlas adelante con mayoría holgada.

Partido Popular (PP) Hacienda Pablo Iglesias Comprobado Nacionalismo Aitor Esteban Cámaras Moncloa Ciudadanos Terrorismo Inés Arrimadas
El redactor recomienda