Sánchez saca los seis meses de alarma con la mayoría de los Presupuestos
  1. España
DEBATE EN EL CONGRESO SOBRE LA PANDEMIA

Sánchez saca los seis meses de alarma con la mayoría de los Presupuestos

Los grupos arremeten contra el presidente del Gobierno por su ausencia y su silencio en el debate sobre el decreto

Foto: Sánchez saca los seis meses de alarma con la mayoría de los Presupuestos
Sánchez saca los seis meses de alarma con la mayoría de los Presupuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha escuchado durante menos de media hora a su ministro de Sanidad, Salvador Illa, defender la medida excepcional más importante de la historia constitucional. Luego se ha levantado y se ha ido del Congreso sin presenciar el resto del debate. Sin intervenir y sin escuchar.

Su escaño vacío mientras se debatía la prórroga durante seis meses del estado de alarma, en plena emergencia por el agravamiento de la pandemia de coronavirus y sufrimiento de los ciudadanos, es la imagen del pleno. Y la ausencia de Sánchez ha quedado aún más en evidencia cuando el líder del PP, Pablo Casado, ha cambiado de planes y ha aprovechado la oportunidad para subir a la tribuna y defender la abstención de su grupo con un discurso improvisado. "Qué envidia observar a Merkel y Macron comparecer para decir que lideran la lucha contra la epidemia", ha añadido el líder de la oposición.

Foto: Sánchez abandona el Congreso tras escuchar a Illa sin oír las críticas de Casado

A continuación, intervinieron todos los líderes de los grupos parlamentarios poniendo también en evidencia con su participación en el debate la clamorosa ausencia de quien lidera al Gobierno. Y casi todos lo hicieron también con la crítica expresa al escaño azul vacío. "Si el Gobierno viene a pedir una medida excepcional, tiene que venir a pedirlo su presidente, por respeto a este Parlamento", ha dicho Íñigo Errejón (Más País). "No es presentable que le tengamos que oír mientras comemos la paella el domingo y no aquí en el Congreso", ha ironizado Joan Baldoví (Compromís). E Inés Arrimadas (Ciudadanos) lo ha comparado con el bolso de Soraya Saénz de Santamaría en el escaño de Mariano Rajoy durante la moción de censura de 2018 y ha preguntado al Gobierno si no le da vergüenza la comparación con Merkel y Macron.

La agenda oficial del presidente del Gobierno está libre hasta que a media tarde intervenga en una cumbre europea telemática y, en todo caso, la fecha y la hora del debate de la prórroga fue elegida por Moncloa. El ministro Illa se ha limitado a decir sobre la ausencia de Sánchez que el 23 de octubre "compareció ante todos los españoles", en referencia a su mensaje desde La Moncloa sin preguntas, y ha comparecido 25 veces en el Parlamento, "más que cualquier otro presidente".

Del debate sale, no obstante, con el respaldo ampliamente mayoritario de la Cámara a los seis meses de estado de alarma, hasta el 9 de mayo, con la única exigencia de dos comparecencias de Sánchez para dar explicaciones en el pleno, pero sin votación. Solo Vox y Foro Asturias votaron en contra y fueron 194 votos a favor y 99 abstenciones de PP, Bildu, PDeCAT y CUP.

Y sale de nuevo el presidente del pleno un cuadro político que se asemeja mucho al que se adivina para el trámite de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, es decir, el bloque que permitió la investidura de Sánchez en enero, con la incorporación de Ciudadanos. Una incorporación muy crítica, pero incorporación al fin y al cabo.

Esos socios, que van desde PNV hasta ERC, han votado a favor, a pesar de que en los últimos días se han mostrado molestos por la duración del estado de alarma y porque el Gobierno inicialmente pretendía que el control se limitara a comparecencias cada quince días del ministro de Sanidad. Bildu se abstuvo como ya hizo en la investidura.

El voto de sus socios parlamentarios no libera al Gobierno de sus duras críticas. Por ejemplo, Gabriel Rufián (ERC) se ha dirigido en términos duros al Ejecutivo: "Ya vale que tengamos que torcerles el pulso para que venga aquí a dar explicaciones". Y también ha pedido una reforma legal sin tener que usar el instrumento del estado de alarma. La crítica de casi todos, incluso los que le apoyan, se refirió sobre todo a la falta de control parlamentario al presidente del Gobierno.

Es, además, la primera vez que los independentistas catalanes se han dividido entre JxCAT y PDeCAT. Los cuatro primeros se abstienen y los otros cuatro votan a favor.

EFE.
EFE.

Al otro lado del hemiciclo quedan Vox con su voto en contra y el PP con su abstención. Casado ha explicado que no vota en contra para no dejar a las comunidades autónomas sin instrumento jurídico, pero tampoco lo apoya por su duración, por su contenido y por la falta de control. "Un atropello jurídico", ha dicho.

También porque lleva desde hace meses pidiendo una reforma legal para que no haya que recurrir al estado de alarma frente a la pandemia, tal y como el propio Sánchez anunció que haría en el mes de mayo.

Illa ha dado pie a la intervención de Pablo Casado al referirse críticamente al PP en su discurso de introducción, dando a este partido la condición de única oposición. El ministro de Sanidad, en sustitución del ausente presidente del Gobierno, ha emplazado a Casado a dejar de estar en la confrontación con la ultraderecha.

Y en la réplica ha arremetido contra el líder del PP afeándole que no haya pedido disculpas, como ha hecho él, por ir a una cena en el inicio del estado de alarma; le ha sacado declaraciones suyas pidiendo que se levantara el estado de alarma, ha asegurad que no ha usado ni un solo argumento sanitario y, sobre todo, le ha reprochado la abstención. Porque, según ha dicho, la abstención es no tener posición y "o construye o confronta con el Gobierno de España", sin término medio.

Santiago Abascal ha aprovechado el partido de vuelta de su fracasada moción de censura para arremeter contra el PP, seguir encasillado en la hipérbole y dirigir sus críticas contra el Gobierno: "Nos proponen una dictadura delegada". Vox volvió a ser el único partido en el no.

Coronavirus Pedro Sánchez Pablo Casado Salvador Illa Congreso de los Diputados
El redactor recomienda